Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

41. EL COLECCIONISTA (Pilar Alejos)

Trabaja en su máquina de coser ilusionado por acabar su nuevo diseño. Un año más, prepara su disfraz de carnaval con bastante antelación porque conoce la dificultad que entrañan los preparativos. Esta vez, ha tenido que seleccionar con sumo cuidado cada una de las piezas que lo componen. Es muy perfeccionista. Ha elegido las mejores, pero se ha visto obligado a correr demasiados riesgos. Confeccionar un modelo tan especial como este requiere de mucha paciencia, saber dar las puntadas precisas y extremar los cuidados para evitar su deterioro.

Revisa su calidad sobre el maniquí, que no posea imperfecciones. Comprueba con detalle, una a una, todas las costuras. Luego se lo prueba ante el espejo. Se siente muy cómodo con él. Le queda como un guante. Suspira aliviado. Una presión en la entrepierna le recuerda cuánto deseaba volver a sentir ese tacto sobre su piel. Tan solo le falta un complemento para ser perfecto. Aunque lo tiene localizado, espera a poder conseguirlo con seguridad. Así rematará su obra. Será la nueva estrella de su colección.

Cuando ve que regresa sola a casa la dueña de la melena pelirroja elegida, se estremece de placer.

 

 

18 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La obsesión por la apariencia, en este caso, una muy particular, ha hecho que tu protagonista se sirva de elementos naturales de otras personas para confeccionar un disfraz. Lo que le conduce a la obsesión, unida a la falta de respeto hacia los demás. Una forma de actuar motivada por su propio aspecto, que detesta. Piensa que coleccionando retazos ajenos podrá paliar lo que considera carencias naturales, lo que no hace sino confirmar lo que es: una especie de monstruo de Frankenstein.
    Un retrato con buenas dosis de inquietud, producida por una mente tan enferma como implacable, cualquiera podría ser su víctima.
    Un abrazo y suerte, Pilar

    1. Es un verdadero monstruo que colecciona disfraces muy especiales. Satisface sus terribles instintos durante el proceso de creación. Cualquiera puede ser el próximo objetivo de su irrefrenable deseo.
      Muchísimas gracias, Ángel, por descubrir nuevos matices en el protagonista.
      Besos muy apretados.

  2. Hola, Pilar!!!
    Un relato fuerte, terrible, oscuro, dramático de contenido, pero tan sutilmente expresado, que el lector va asimilando la historia con deseo.
    Muy bien escrito este relato tan duro.
    Mis felicitaciones.
    Un abrazoooo para ti.

  3. María Gil

    Una trama perfecta. Como si fueras dejando miguitas de pan por el camino para que no nos extraviemos hasta llegar al horror. Sabemos que en esa falsa quietud hay algo pavoroso, tal y como desvelas al final. Pero queremos seguir leyendo y leyendo.

    ¡Enhorabuena!

    Un abrazo, Pilar.

    1. Me ha encantado tu comentario, María. Aunque la realidad siempre supera a la ficción, mi protagonista es un verdadero monstruo escondido tras una apariencia tranquila. Me tranquiliza saber que se ha entendido a la perfección.
      Mil gracias por tus palabras.
      Besos apretados.

  4. J. Ignacio

    Hola, ‘vecina’. Me gusta tu texto, cómo lo has escrito, cómo lo desarrollas y cómo lo resuelves. El tema elegido, además, resulta intrigante. Lo has pulido muy bien y se nota en el resultado final.

    De todos modos, ¿me admitirías una sugerencia cariñosa? El texto tiene un ritmo frenético, muy directo, como disparos a bocajarro. Pero en la frase final, cambia. No sé si lo haces intencionadamente, como a modo de colofón y por marcar las diferencias, pero a mí me rompe un poco el esquema. Se me hace demasiado larga, echo de menos una pausa. Una simple coma, por ejemplo. No lo tomes a mal, que no es un crítica (Dios me libre) sino una simple observación, porque yo en otro tiempo solía emplear un estilo muy parecido al que has usado aquí tú.

    Me ha gustado mucho, se nota pulido y trabajado, pero sin perder espontaneidad. Y eso es un arte, no creas que todo el mundo sabe hacer eso y a ti, sin embargo, parece salirte solo.

    Felicidades!!

    1. Encantada de conocerte, vecino. Agradezco mucho tus palabras y tu sugerencia. Le daré otra vuelta y a ver si puedo hacer ese final más ágil. Mi intención era ralentizar la acción al llegar ese momento que el protagonista tanto desea.
      Muchas gracias por todo.
      Besos apretados.

  5. Pilar, felicidades, este «COLECCIONISTA» es un relato genial, muy bueno.Tus letras nos trasladan por la confección del disfraz del protagonista, viendo con detalle lo que él siente. Hay una frase en la cual nos muestras hasta donde llega su excitación: «Una presión en la entrepierna le recuerda cuánto deseaba volver a sentir ese tacto sobre su piel». Lo cual nos intriga, pensando que tendrá ese disfraz. Pero tu frase final: «Cuando ve que regresa sola a casa la dueña de la melena pelirroja elegida, se estremece de placer.» nos delata y nos sorprende, mostrándonos que es lo que colecciona, llegando incluso a estremecerse de placer. Extraordinario.
    Te deseo mucha suerte.
    Besos y muchos.

  6. Este coleccionista es terrorífico. Disfruta tanto durante el proceso de obtención de las piezas para su disfraz, que no puede evitar sentirse excitado. Es un verdadero monstruo.
    Mil gracias, Javier, por tu generoso comentario.
    Besos muy apretados.

  7. Salvador Esteve

    Un engendro que necesita que los retales de su maldad arropen su cuerpo y sus recuerdos. Intrigante y muy bueno, Pilar. Un abrazo.

  8. Hola Pilar.

    El monstruo que colecciona cuerpos es, lamentablemente, habitual en la literatura y peor aún, más de lo que quisiéramos, en la realidad. Pero el poder no estriba en la historia sino en la forma única de contarla que tienes tú.

    Me he conectado poco y hoy estoy leyendo de un tirón una gran parte de los textos recogidos y me ha sorprendido ver muchos con este mismo tema, pero el tuyo destaca por méritos propios y el hecho de que hayas introducido el carnaval y el disfraz en la escena le añade un plus.

    Muy bueno.

    Un abrazo grande, grande que, en tiempos de distancias, quiero que aún lo sea más.

    1. Me alegra mucho, Manoli, saber que te ha gustado el texto. A veces, contar una historia cuyo protagonista es un terrible monstruo, no resulta nada fácil. Sobre todo, porque es difícil entender la maldad que encierran. Por eso, agradezco tanto tus palabras para mi relato.
      Espero que todo esté bien. Cuídate mucho.
      Besos apretados.

Dejar una respuesta