Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

12. El despertar de las mariposas

Cruzó el puente, enseguida apareció ante sus ojos la conocida Colegiata. Siguió caminando retocándose el pelo y colocándose la blusa en un gesto que evidenciaba coquetería y excitación.

Al girar a la derecha se topó de lleno con la Plaza Mayor que aquel martes de mercadillo estaba repleta de gente. ¡¿Cómo voy a reconocer a Javier si ni tan siquiera conozco su aspecto actual, después de treinta años sin vernos?!

La preocupación dio paso a un estado de bienestar indescriptible. Decidió dejarse llevar. ¡Todo era tan mágico!, el lugar elegido para la cita del reencuentro, la incipiente primavera, el bullicio del mercadillo…Se adentró en los soportales caminando despacio como entre nubes, disfrutando de lo que miraba sin ver, de su pequeña aventura, imaginando lo que vendría después. Aquel cosquilleo en el estómago le indicaba algo. ¡Volvía a sentir!

En una de las terrazas un hombre con cazadora de ante, canas y cuidada barba se levantó como impulsado por un resorte. Ese detalle hizo sonreír a Inés. No había duda.

Los dos frente a frente, ajenos al mundo exterior, sintieron despertar a las dormidas mariposas.

8 Responses

  1. Ángel Saiz Mora

    Nunca es tarde para ilusionarse y alimentar expectativas. Tu protagonista y su cita lo tienen claro. Ya no son los jovencitos de antaño, pero igual ahora, con más madurez, se cristaliza lo que pudo ser y no llegó a consumarse en una época más volátil.
    Un relato creíble, con el valor añadido de la ilusión renacida.
    Un abrazo y suerte, Pilar

    1. Pilar.C

      Si es un relato creíble en estas épocas en que vivimos de “fáciles reencuentros”. La tecnología ayuda. Pero en el fondo lo que considero más literario, y creo que debería haber enfocado la historia de otra manera, son esas cartas que nunca llegaron, esas historias frustradas por falta de comunicación… Todas ellas producto de épocas anteriores. Lo dejo para otra ocasión.
      Miles de gracias Ángel !!!!

  2. Rosalía Guerrero

    Pilar, qué bonito reencuentro, ahora podrán retomar su historia donde la dejaron. Son afortunados, porque la vida no siempre te da una segunda oportunidad. Espero que sean muy felices.
    Un abrazo y suerte.

    1. Pilar.C

      Rosalia, a mi también me gustan los finales felices, pero… no siempre “ comieron perdices” !!!!
      Muchas gracias por pasarte y comentar

  3. Rosa Gómez Gómez

    No, nunca es tarde pata aventuras de este tipo. Muy descriptivo, transporta a un pueblecito para mi del norte, o de cualquier país europeo de por allí arriba. Todo muy bello, ordenado e idílico. Y además ambos deseando reencontrarse. ¿Qué puede ir mal?

    1. Pilar.C

      Hola Rosa, gracias por comentar. La vida nos puede sorprender y no siempre va a ser para mal. Las mariposas no están del todo dormidas, !qué va! siempre están con un ojo abierto.
      Abrazos

  4. Pilar. C

    Gracias Edita por comentar. Tienes razón las segundas o terceras oportunidades existen. Me centre más en las emociones de antes del encuentro, la ilusión, la excitación…El final mejor dejarlo abierto. Esa es otra historia.
    Un abrazo

Leave a Reply