Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

70. Encanto -Calamanda Nevado-

Venías a verme,  cada vez más entusiasmado, con  la bolsa de viaje en el hombro.   Tejían tus  manos calceta de caricias y tus labios preguntas; querías  saber hasta con qué mariposa había coincidido  en tu ausencia.  Las campanillas de ese interés  fueron mágicas,

 Me enamoré. Mis ojos cargados de sol  no dejaban ver mi personalidad derretida. Todo  parecía diez, quince, veinte, treinta cuarenta, cincuenta, cien veces mejor porque me querías. El color del crepúsculo,  delgados los gruesos cristales de mis gafas, brillante el eclipse,  ligero el luto por mi madre, fresca la sombra.  Anhelaba tu boca, tus botas para dejártelas brillando, planchar tu equipo de caza, su sombrero; propio de un disfraz o de guardarse en el armario. Me ofrecías alguna flor por el camino,  comíamos bellotas y castañas en otoño, y  resultabas interesante.

Poco a poco tus conversaciones  dejaron de serlo.  Obstinado, exigente, oscuro a pesar   de la luz del  porro iluminándote siempre  la boca, imponías  férreas normas que    cumplir de forma instantánea.

Un día, me sentí alegre y gigante. Busque trabajo y lo encontré. Le cogí gusto a ser dueña de mi vida y de la de mis hijos.  Nunca me dio tanto júbilo despegarme de  un imán.

6 Respuestas

  1. Barceló Martínez

    Hola, Calamanda.
    Parece ser que lo que hace feliz a la protagonista en un momento dado, en otro momento, está causando justamente el efecto contrario, tanto como para recuperar la dicha justo cuando logra deshacerse de eso. Este relato es un ejemplo de lo contradictoria y cambiante que puede llegar a ser esa emoción tan compleja que llamamos felicidad.
    Un apunte, creo falta una coma entre treinta y cuarenta.
    Un cálido saludo de fin de año.

  2. ANTONIO TORIBIOS

    La historia de un amor, desde las mieles del principio al desencanto del final, resuelto con pericia. Me gustan lo de «calceta de caricias».

  3. Ángel Saiz Mora

    El amor es un estado que rezuma alegría, que el paso del tiempo modera, cuando no enfría del todo, como es el caso, hasta llegar al estado contrario, en un proceso de irreversible, cuyo final solo se puede sentir como una liberación. Sin embargo, la alegría puede volver con un borrón y cuenta nueva, con nuevas hojas en blanco en las que escribir, con la tinta de la madurez.
    Suerte con este relato de desamor, Calamanda.
    Un abrazo y feliz fin de año.

  4. Me encanta como poco a poco has introducido miguitas de extrañamiento y nos cambias la percepción según se acerca el final. Con descarada facilidad nos has llevado del romance inicial de aparente dicha a la liberación final que, en el fondo, también se percibe plagada de felicidad. Qué bien hilado, Calamanda, maestra. Suerte y abrazos.

  5. CALAMANDA NEVADO CERRO

    Antonio, Angel y Rafael, gracias por vuestro punto de vista e interés.
    Os deseo,junto a todos los amigos Entecianos, felicidad y salud para el 2022. Y muchos exitos.
    Abrazosssss

Dejar una respuesta