Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

13. ENERGÍA RENOVABLE (Domingo Jiménez Lacaci)

Entró en la vivienda con mucha parsimonia, dejó un bolsón en el suelo y se puso un mono. Luego sacó una carta arrugada con matasellos de diez años atrás. La leyó una vez más, muy calmado, hasta que llegó al “…y por mucho que lo intentes no serás nunca ni la mitad de hombre que él, así que ahí te quedas, Alfredo. Hoy mismo me traslado a su casa. Ni me sigas ni me llames”. Ahí su corazón inició como siempre un galope enloquecido, las venas de las sienes se hincharon, los ojos se le anegaron de sangre. Empezó a temblar y a rechinar los dientes. Sacó de la bolsa dos mazos enormes y comenzó a golpear los tabiques. Los ladrillos saltaban hechos puré, las puertas caían descoyuntadas, las ventanas explotaban en mil pedazos. Jadeando agarró un pico y la emprendió con el suelo. Las baldosas estallaban en una ebullición de golpes salvajes. También los revocos, los techos. Cuando todo estuvo destrozado se secó la frente con un pañuelo y se quitó el mono. Guardó las herramientas y bajó al portal. Otro día de trabajo bien hecho, pensó mientras metía la factura en el buzón. Demoliciones Alfredo, decía el membrete.

23 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Sorprendente, divertido, pura evasión, además de muy ecológico. Mejor emplear esa rabia, ira y enfado en destruir de forma constructiva, que en ensañarse (como por desgracia sucede a veces) con personas, animales o cosas. No hay nada como hallar la vía de escape adecuada.
    Me ha gustado mucho tu relato demoledor.
    Un abrazo y suerte, Domingo

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Jajaja, ¡relato demoledor…! Gracias Ángel por tu ocurrente y siempre cariñoso comentario . Yo creo que se va a quedar con ese alias para siempre. Hacer del defecto virtud, debería ser el lema de la empresa del tal Alfredo.
      Recibe un fuerte abrazo tú también estimado Ángel.

  2. Rafa Heredero

    Me ha encantado la forma en la que has canalizado la ira, bueno, y en cómo lo ha hecho tu protagonista, Alfredo, también. Además, creo que la has definido de la mejor manera posible con ese título magnífico que acompaña al relato.
    Y para terminar, Ángel, como siempre, ha dado en el clavo (supongo que esta vez con un mazo) para definir tu relato: efectivamente es demoledor.
    Saludos y mucha suerte.

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Rafa, muchas gracias por tu amable comentario. Yo también pienso que Ángel lo ha clavado. O desclavado, que esto hoy más de quitar que de poner. 😉
      Y también gracias por lo del título, porque debe ser el primero que acierto: soy malísimo poniendo títulos! 😩
      Muchos saludos también para ti y buen fin de verano

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Pues Lidia, aquí quedamos Alfredo y yo a tus pies para lo que gustes mandar. Alfredo y Domingo, Demoliciones y Reformas, S.L. Si es que hasta el nombre pega bien… 😄
      Gracias por tu amable «faneo»
      Abrazos

  3. Considero que es un extraordinario microrrelato para convocatoria, y hasta fuera de ella. El protagonista utiliza una desdicha de su pasado para que le ayude en sus labores. El narrador muestra como, de una calma aparente, Alfredo pasa al enojo y luego a una ira incontenible. Después, un estupendo final.

    Enhorabuena, Domingo; éxito con tu texto. Saludos.

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Buenas tardes, Óscar. Exacto, esa fue la idea primigenia (que tuve como casi siempre circulando en moto por Madrid. Yo creo que debe ser el casco…). Como esto iba de ira, un tipo que de alguna forma buscara en sus experiencias el combustible para fabricar esa ira para que luego la pudiera poner a trabajar a su favor. Después ya era solo darle forma e intentar que fuera divertido.
      Gracias por tu comentario tan amable y por tu tiempo.
      Saludos desde Madrid

  4. Rosalía Guerrero

    Cuando he empezado a leerlo me ha desconcertado que se pusiera un mono, de hecho creía que estaba demoliendo la casa de su ex. Y ese pequeño misterio ha quedado resuelto al final. Entonces, todo ha cobrado sentido.
    Genial la forma de Alfredo de gestionar su ira, a pesar del tiempo transcurrido desde que fue escrita.
    Ebhorabuena, Domingo.

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Rosalía, buenas tardes. En lo referente al mono, tuve dudas porque creo que hay gente lo llama también «buzo», pero esa palabra me pareció mucho más arriesgada porque podía hacer de interruptor y llevar a lector a un sitio equivocado. Así que se quedó «mono».
      Te agradezco mucho el tiempo que te has tomado en leerlo y comentarme con tanta amabilidad.
      Recibe un fuerte abrazo, mío y de Alfredo (suavito que ya se ha tranquilizado…)
      😃

  5. Asun Paredes

    Qué buen profesional ese Alfredo, con semejante motivación nunca defraudará a sus clientes. Me ha encantado, mucha suerte para los dos.

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Ya le digo, Asun. De tu parte.
      No es mal tipo Alfredo, hasta que lee la carta arrugada, claro…😉. Un especie de Hulk del desamor?
      Gracias por tu comentario, Asun.
      Buen fin de verano

  6. Me ha encantado que siempre lleve la carta encima para calentarse y ser más eficiente en su trabajo. Espero que no cobre por horas. Si echan a Hulk de Los Vengadores, podrían cambiarlo por Alfredo. Excelente forma de mostrarnos el enfado y la ira. Maravillosa. Abrazos y suerte, Domingo.

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Hulk!! Jajaja. Buena conexión de ideas, Rafael!! Muchas gracias por tu lectura y tu comentario tan positivo. Abrazo fuerte también para ti.

  7. La irá en sí no es mala, lo malo es cómo se canaliza. Y con tu imaginativa historia nos has enseñado que hay oficios que pueden ahorrarte una fortuna en sicólogos.
    Sorprendente y divertida, Domingo.
    Un saludo.

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Hacer del defecto virtud? Convertir una maldición en bendición? Aprovechar todo, como se hace con el cerdo? 😉
      Además es la moda de este principio de siglo: reutilizar, reencauzar, convertir, aprovechar.
      Muchísimas gracias por tu tiempo y tu amable comentario, Antonio
      Recibe tú también un cordial saludo

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Muchas gracias María por haberle echado un rato a mis cosas 😊
      Me alegro mucho de que te haya gustado
      Recibe tú también un fuerte abrazo

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Gracias Anna, eres muy amable por tu comentario tan positivo.
      Te confieso que eso de «divertido» no deja de atenazarme cuando escribo, porque siempre tengo una cierta inercia a volcar en dirección a la chufla y el cachondeo (me crié con Mortadelo, Astérix y Berlanga…), no puedo evitarlo, y ya estoy avisado de qué fina es la divisoria entre un relato con sustrato de humor y escribir un chistecito.
      En fin, que me alegro mucho de haberte divertido 😊
      Recibe un fuerte abrazo y mil gracias por tu tiempo

  8. Releer, revivir, y reavivar las tremendas palabras de una carta de hace diez años se vuelven energía renovable que demuele una casa: una forma original, por cierto, de reconducir la ira, pero dudo que sea la más saludable para Alfredo…
    «Quien pega primero, pega dos veces», dice el refrán, y este micro lo muestra a las claras…

    Me encantó, Domingo; muy bueno…

    Cariños,
    Mariángeles

Dejar una respuesta