Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

52. FINAL CUT (La Marca Amarilla)

Algo despertó al Señor Andersen aquella madrugada de año nuevo. Un sudor frío recorría su espinazo cuando abrió los ojos tras un leve estertor. Escuchó unos débiles arañazos en la puerta, algún perro querría entrar y resguardarse de la nieve, pensó.

Mucho se sorprendió al abrir la puerta y ver a una niña de largo cabello rubio, descalza y con los pies completamente amoratados por el frío. Unos cuantos fósforos se asomaban por el bolsillo de su ajado abrigo.

La invitó a sentarse junto a la chimenea que apenas calentaba y pudo observar su mirada extraña, era como una enorme hoguera encendida en medio de un gélido paraje.

Sacó de la alacena un poco de queso y un cuchillo para que comiera algo, la niña abrió los ojos y el Señor Andersen intuyó que estaba muy hambrienta. Le hubiera ofrecido perdices, pero no sobraron de la cena. Antes de cortarle unas lonchas de queso se giró para avivar el fuego.

Fue entonces cuando la pequeña cerillera asestó con furia sobrenatural unas certeras cuchilladas al Señor Andersen, que, antes de finalizar definitivamente este cuento macabro, pudo observar como la etérea figura de la pálida niña se desvanecía.

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Interesante relato con el frío como elemento desencadenante, junto a dos personajes. El inmortal (o no tanto) autor de cuentos clásicos, Andersen, junto la protagonista de una de sus pocas historias que termina en tragedia.
    Puede que el escritor ya estuviera muerto de antemano antes de los sucesos que se refieren, ya que él mismo dice haber sufrido un «leve estertor». Es posible también que la pequeña cerillera a la que él mata de frío, rompiendo el corazón de miles de lectores durante generaciones, volviera para vengarse de un final tan triste como inmerecido, en un desenlace que nadie espera. Es también un homenaje a un gran artífice de historias, que interactúa una de sus creaciones, que abandona su papel de niña desvalida para convertirse en implacable homicida.
    Un abrazo y suerte, Marca ¡campeón!

  2. José Ignacio HERNÁNDEZ JORGE

    Me ha gustado tu relato. Creo que le has puesto un título acertadisimo para su contenido. La, verdad, haces una parodia estupenda del cuento de La cerillera. Ya desde el principio das algunas pistas de por donde va a ir la historia, y la cierras con un final muy potente.

  3. La Marca Amarilla

    Muchas gracias por tu comentario, Ángel!! No es una venganza, quizás un remordimiento, o una pesadilla… Qué se yo!!

    😉

    Un saludo!!!

  4. La Marca Amarilla

    Muchas gracias, José Ignacio, por tu comentario!! Creo que el título está muy bien, jajaja es adecuado!!

    Una parodia muy exagerada!!

    Saludos!! 😉

  5. Y tanto que es «final» el «cut»!!
    Está claro que la cerillera estaba tan hasta el gorro que, al final, se radicalizó.
    Muy bien logrado este aire de cuento, que acaba de forma totalmente inesperada.
    Un abrazo, Marca.
    Carme.

Dejar una respuesta