Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

10 GUERRA (Paloma Casado)

Solo sus pisadas rompían el silencio inmaculado del bosque. Había logrado escapar con vida de la última refriega y ahora buscaba cualquier refugio donde guarecerse. Por fin encontró una cabaña semicubierta por la nieve. Seguramente estaría vacía, ya que ninguna nube de humo escapaba por su chimenea. Le sorprendió que la puerta estuviera abierta y al traspasarla, el desorden de las sillas caídas en contraste con la pulcritud de la alacena. Al entrar en la habitación, las vio: eran una mujer de mediana edad y una chica muy joven, presumiblemente madre e hija. Tenían los ojos abiertos y un gesto de terror en el rostro que el frío de la estancia había conservado. También manchas de color granate en los vestidos y riachuelos de sangre secos entre sus piernas. Contuvo una náusea para cerrarles los ojos e incapaz de mantenerse en pie, se sentó a su lado. El agotamiento hizo que se quedara dormido y soñó con ese hogar en un tiempo sin guerra. Ellas le recibían con la calidez de sus voces y un guiso que burbujeaba en el fuego encendido. Despertó tiritando con un vacío negro en las entrañas. Ni siquiera le quedaban lágrimas para llorarlas.

 

 

4 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    El título, tajante y suficiente, corona con sus seis letras el horror absoluto, sin concesiones. Este soldado que trata de sobrevivir ha hallado refugio en lo que fue un hogar, convertido en infierno por unos hombres que han sacado lo peor de sí mismos al actuar como demonios. El sueño evocador de tu protagonista de un tiempo mejor, de paz y normalidad, queda muy lejos. El vacío y la falta de lágrimas complementan una situación que traspasa todos los límites.
    Un relato tan descarnado como bien contado.
    Un abrazo y suerte, Paloma

  2. Jero Hernández

    Un relato terrible que por desgracia tiene más de crónica actual que de ficción. Estremecedor. Me ha gustado mucho Paloma. Enhorabuena y suerte

    1. Paloma Casado Marco

      Gracias Jero, qué bueno tenerte por aquí. Por desgracia es más la crónica de cualquier guerra que una ficción. Malos tiempos para la lírica.

Dejar una respuesta