Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

73. Huellas en el camino -Calamanda Nevado-

Qué fea estás, repetía   él  mientras hacía de las suyas y soltaba una mujer para tomar otra.  Aunque  roja de vergüenza, aguantaba  su secreto a voces.  Su gente  lo notaba. Llegaron a decirle:   “Pareces una figura de cera”.

A veces salían   al parque, y los niños se alejaban dejándolos solos.  Entonces giraba en torno a  ella y le confesaba     que ya no era valiente,  solo un payaso al que  pegar como a un    burro.

No  lo quería oír y se  acercaba a ellos. En otras ocasiones  regaba una y otra vez  los rosales y  los granados, o temblando salía a la puerta. Si  los niños estaban cerca, y la miraban,  jugaba con ellos, y les cantaba canciones y nanas. Qué poco equivocadas la observaban mirándola con ojos brillantes, o encaramándose en  sus caderas. La  provocaban con bromas y unían sus manos, muy fuerte, a las de ella, prolongando risas más allá de las paredes del patio. Gracias a  su amor testarudo por ellos, podía acariciarlos aparentemente feliz.

Sufriendo y pensando despertó.  La última noche que vino  a dormir, no la  encontró. Había echado   a caminar.   Caminó y caminó, con el pelo recién lavado, hasta que descubrió con asombro su silueta.

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Una mujer necesitada de cariño y fiel, a pesar de tantas deslealtades clamorosas, un día toma la puerta, se marcha y se encuentra a sí misma, simbolizada en esa sombra que se sorprende al encontrar, pues poco tiempo era el que había dedicado a su persona, pero el primer paso ya está dado, al que seguirá otro, y muchos más hasta que ya no no haya vuelta atrás.
    El relato de una mujer atrapada por una relación tóxica y su liberación final.
    Un abrazo y suerte, Calamanda

Dejar una respuesta