Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

75. Ite missa est

Con el órgano de la iglesia un tanto desafinado y cantando el “Salve Regina mater misericordiae”, despidió el satírico de Don Abilio su homilía con un “podéis ir en paz”.

Hacía mucho calor aquel domingo, diecinueve de julio del 36

9 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Antes que cánticos de agradecimiento y alabanza, mejor hubiera sido rezar ante el panorama que se les venía encima. Ese día nefasto, inicio de la peor de las contiendas (aunque no hay ninguna buena), la que enfrenta a hermanos y vecinos, la fórmula de despedida de la Eucaristía se convirtió en una cruel ironía.
    Breve y contundente, quizá también con un mensaje de aviso, porque a veces parece que no aprendemos.
    Un abrazo, Raquel

  2. Rafa Heredero

    Como homenaje a la música, y como forma de comentario alternativo, quiero compartir con vosotros una canción que esté relacionada con algún aspecto de vuestros relatos. Espero que te guste la que he elegido para el tuyo.

    EL ÚLTIMO DE LA FILA – Insurrección
    https://youtu.be/SFdGqYK0law

  3. Diego Cano-Lasso Pintos

    Creo que te confundes de fecha. Aunque rime lo de arderéis como en el treinta y seis no fue el 19 de julio del 36 sino a partir del 14 de abril del 31 cuando empezó a hacer mucho calor, como dices con extraña vileza, y no solo en la iglesia de D. Abilio sino en centenares de ellas y conventos, además de crueles asesinatos y violaciones. Esa fecha fatídica de abril junto a otras, como el 13 de julio del 36 (¿recuerdas el asesinato del jefe de la oposición o eso no te lo han contado?) nos trajo la guerra civil. ¡Ya está bien de inoportunas ironías y guasitas y de memorias históricas sectarias!

    1. Caballero, creo que se ha equivocado de página.
      Sólo voy a explicarle que ésta es de LITERATURA, y que afortunadamente, porque vivimos en 2020 y no en la época en la que ambiento el relato, podemos escribir sobre la temática que LIBREMENTE elijamos dentro de la propuesta del Boss.
      Sólo hay algo en lo que tiene usted razón: Basta ya de memorias históricas sectarias.

Dejar una respuesta