Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

43. LA EXTRAÑA PAREJA (Rafa Olivares)

La vieja Celestina gustaba de recopilar, en una libreta de tapas de hule negro –quién sabe para qué beneficio futuro–, los acomodos amorosos que conseguía amañar. Y más empeño ponía cuanto más disparatada parecía la componenda. Siempre andaba de aquí para allá con sus urdimbres a recoger o entregar encargos. De palacetes a conventos, de caballerizas a tugurios, de luminosos salones a oscuras alamedas. Portaba en el refajo ora una misiva, ora una flor, ora una dádiva, ora una prenda, ora un ungüento que consiguiera atrapar voluntades y permitiera copular a un príncipe con una lavandera, a un palafrenero con una doncella, a un alabardero con una mesonera o a un franciscano con una clarisa. Incluso, si se terciaba, a un pastor alemán con un gran danés; y solo uno de ellos de raza canina.

 

20 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Homenajear a los clásicos, esos que siempre están ahí y por algo será, en estos tiempos de consumo rápido de best-sellers intrascendentes, es una labor necesaria, un ejemplo a seguir. El personaje de Celestina, una de las obras cumbres de la literatura española y universal merece un relato como éste, respetuoso, con un lenguaje muy cuidado, acorde con su época y comprensible para la nuestra, sin que falte el humor sutil y elegante que te caracteriza, como en esa mediación entre el franciscano y la clarisa. Esa anciana es toda una profesional, coleccionista orgullosa, a modo de inventario, de todos sus logros, tan variados, que no distinguen clases sociales, ni siquiera tiene reparos a unir humanos y animales. El broche final, con el doble sentido del juego de palabras, es fruto de la factoría Olivares, garantía de calidad.
    Un abrazo grande y suerte, Rafa

  2. Nuria Rozas

    ¡Qué maravilla de Celestina! Cómo me has liado, querido Rafa. Mira que iba en guardia desde el título, pero me has distraído bien con ese cuidado lenguaje… Me ha sorprendido. 🙂
    ¡Suerte!
    Abrazosss

  3. Ayyyy ¡¡Qué bueno el final, Rafa, tronchante!! Y el final es bueno porque el camino que te lleva hasta él te lleva en andas meciéndote, preparandote sin pretenderlo para lo inesperado.
    Me encanta ese punto canalla, algo golfo (con perdón) contrastando con el cuidado lenguaje medieval que lo antecede. ¡Bravo!

  4. Salvador Esteve

    Un lenguaje exquisito que nos transporta a la época y nos hace imaginar a la vieja Celestina coleccionando amores bajo su tutela. El final, genial, marca de la casa. Un abrazo, Rafa.

Dejar una respuesta