Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

71 La importancia de saber transmitir bien el mensaje

Saludo a la vecina, cada mañana pasa por delante de mi ventana mientras desayuno. Hace unas semanas se mudó desde la ciudad para reabrir la sombrerería del señor Albino. Salgo camino de la barbería. Bajo la puerta encuentro un sobre que dejo sobre la mesa junto a mi chaqueta. Tras la jornada entre peines y tijeras recojo mis pertenencias y la carta. Ya en casa la leo y me sorprende una nota amorosa anónima. Me pregunto quién será la autora, o incluso, si es broma de algún vecino.

A la mañana siguiente pasa Elvira de nuevo con su sonrisa y el corazón rebota en mi interior. Seguro que es ella, sino porqué me saluda a diario. Esta tarde hay baile en la plaza, quizás me atreva a invitarla a bailar. Me pongo el mejor traje, ese que guardo para las bodas y funerales, cojo unas flores de mi jardín y me dirijo a la fiesta. Ahí está Elvira, con un bonito sombrero violeta, como el color del sobre.

Mientras la nueva pareja baila al compás de la música de la banda, Tomasa, con su vestido de violetas, abandona la plaza camino de su casa, resignada a seguir en soledad.

4 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Las pistas pueden resultar un pasatiempo lúdico y emocionante, pero la vida es algo tan serio que solo tenemos una. A veces es mejor ir con la verdad por delante para no dar lugar a equívocos, como el de la pobre Tomasa.
    Un abrazo, suerte y feliz año, Blanca.

  2. Hola, Blanca. Aunque ya ha terminado la propuesta de los anónimos y silencios, no quiero dejar de comentar tu micro, que me ha encantado… 🥰🥰
    A lo que te dice Ángel respecto de ir con la verdad por delante, yo agregaría que no sólo es importante saber transmitir bien el mensaje, sino saber leer las señales, y en ese sentido, en lo que al lenguaje de las flores se refiere, el peluquero es ciertamente analfabeto… Daltónico obviamente no es, jaja, porque al sobre y al sombrero del mismo color no tuvo problemas en verlo… Eso cubrió sus expectativas, pero no las de la pobre Tomasa…

    En fin, como dice el refrán, «Caras vemos…Corazones, no sabemos»…

    Besotes😘😘😇😇

  3. Blanca Oteiza

    Muchas gracias Mariángeles por tu comentario.
    Cierto que al mensaje no muy claro, al ser una carta sin firma, se unió la casualidad de que Elvira pasará cada mañana por delante de su ventana y el internamente quisiera que fuera ella y no otra.

    Aunque nos cueste, a la hora de declarar el amor, es mejor hacerlo de frente.

    Un abrazo

Dejar una respuesta