Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

59. LO QUE HEMOS PERDIDO

La noche cálida invitaba a contemplar con deleite el apacible paisaje.
Por eso, y también un poco por curiosidad, María se asomó al balcón para observar a los vecinos de su calle.
Desde el confinamiento no se había atrevido a mirarlos de nuevo, aunque ahora se sentía como una intrusa.
Echaba de menos esa sensación de unión en la desgracia, esa comunión de agradecimiento a los héroes sanitarios, ese sentimiento de formar parte de una comunidad.
Ahora que los miraba de soslayo, sentía como si estuviera hurgando en sus vidas privadas.
Veía a la vecina del cuarto, la que más aplaudía antaño, mientras regaba con mimo sus azaleas.
En el segundo se observaba a la pareja de marroquíes mirando la tele y en el primero a la preciosa Elena peinando a sus muñecas.
Y en ese instante sintió que en su vecindario se había perdido el interés hacia el otro.
Ya no se preguntaba por algún vecino, como se hacía en la pandemia, con temor a que le hubiera atrapado entre sus garras.
Había regresado la indiferencia hacia los más cercanos, hacia los vecinos con los que compartíamos calles y plazas para envolvernos otra vez en nuestro implacable individualismo.

4 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Las desgracias unen, más si son colectivas. Esa plaga que hemos vivido, que esperemos en verdad remita, sacó lo mejor de muchas personas: la solidaridad, la conciencia social, el sacrificio, el agradecimiento. Pero el ser humano, capaz de lo mejor, también lo es de lo contrario y, sobre todo, es voluble. Ya no nos acordamos, ni parece que hayamos aprendido nada de aquellos días, en los que, por desgracia, se perdieron vidas, pero también ganamos humanidad, para perderla después mucho más deprisa de lo que vino.
    Una crónica de un tiempo cercano y aún no del todo finiquitado que, sin embargo, nos parece remoto, del que no hemos sacado demasiadas enseñanzas, atrapados otra vez por el egoísmo, que no en vano rima con individualismo.
    Un abrazo y suerte, Gloria

  2. Gloria Arcos Lado

    Muchas gracias Ángel por tus siempre certeras palabras. La verdad es que olvidamos demasiado rápido la desgracia que nos unió tanto y que nos hizo sentir vulnerables y necesitados de un vínculo común. Y olvidamos también que ese acontecer tan inesperado como tremendo todavía continúa presente. Un fuerte abrazo, amigo de la noche y de las palabras

  3. Isabel Cristina Fernández Sánchez

    Yo creo que esta maldita pandemia nos ha mostrado todo lo bueno y lo malo de la sociedad. También pienso que la conducta social es una muestra de la nuestra individual y personal; cuando vivimos malos y duros momentos aparecen en nuestra vida unos pensamientos y acciones que nos parece que estarán con nosotros para siempre jamás pero que volvemos a enclaustrar, bien adentro, en cuanto nuestros días se convierten otra vez en cotidianos. ¿Esto es positivo o negativo?
    En tu caso lo has planteado en forma de micro. Mi enhorabuena

  4. Gloria Arcos Lado

    Muchas gracias, Isabel. Yo creo que no está bien haber olvidado aquello que nos unió tanto. Es como si no hubiéramos aprendido nada de ese terrible momento. Muchas gracias por comentar. Un fuerte abrazo. Gloria

Dejar una respuesta