Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

23. LUZ Y EPI

Doy vueltas en la cama, no me puedo dormir.
Hace dos días, el neurólogo en la consulta me cambió el diagnóstico.
Alejandro, lo siento, sé que eres médico, tienes ELA, y el silencio llenó la consulta.
Lo estoy digiriendo y me está sentando mal. Cuántas veces he explicado síntomas y diagnósticos a familiares y amigos, pero cuando eres tú mismo, todo cambia.
Sueño con la eutanasia y si tendré el valor de decidir cómo morir. Qué difícil es. Los brazos ya no son míos, pero puedo caminar, puedo amar, y hablar con mis hijas.
Dónde está el límite, ¿hasta cuándo puedo vivir y considerar que mi vida es digna?
Tengo ratos buenos, cuando consigo pergeñar un relato, cuando pruebo un vermut nuevo y me gusta, pero cuando se me cae la comida o tengo que pedir ayuda para levantarme del váter, vuelvo a pensar.
Cuando hago el amor, me digo que merece la pena vivir, pero si al rato me están ayudando a ducharme, pienso, hasta cuándo.
Como decía Paco Ibáñez, cuan presto se va el placer, como después de acordado,
da dolor.
Entonces, se despierta y me coge de la mano, mi mujer, Luz.

49 Respuestas

  1. Ufff, Epi, espero que no sea autobiográfico. Y si lo es, la respuesta a ese «hasta cuándo» sería: hasta que ya no esté presta esa mano de Luz.
    Un enorme abrazo, Epi. Sabes que por aquí se te quiere.

  2. Rafa Heredero

    Me parece un relato duro, valiente y muy emotivo, y además, creo que nadie va a presentar otro con una Luz más hermosa que la tuya.
    Un abrazo bien grande.

  3. Ángel Saiz Mora

    Se me han saltado las lágrimas, Epi, de verdad. El relato es tremendo, sincero, pero el que no sea ficción… No me salen las palabras, algo que no suele ocurrirme. Por las tuyas, por tus relatos y por lo que he podido conocerte en persona, siempre me has parecido una persona animosa, capaz de generar alegría en quienes te rodean, alguien que sabe disfrutar. Ahora eres tú quien necesita ese ánimo. La mano de Luz es insustituible y se te quiere, como han dicho los dos Rafas.
    Un abrazo y todo mi cariño, Epi.

  4. Buf, Epi… Qué decir… No nos conocemos en persona de ningún encuentro, pero compartimos familia ENTC y conozco tus relatos, y siento mucho tu situación. El relato es duro, como lo es la ELA, valiente y emotivo como han dicho los compañeros, y tiene una Luz preciosa.
    Mucho ánimo, amigo de letras. Un fuerte abrazo y un beso.
    Carme.

    1. Solo nos hemos leído de vez en cuando, pero me sumo a los deseos de todos y añado, mientras estés aquí, deja tu luz en las personas que amas.¿No es ese acaso el cometido de todos? Revístete de una capa de héroe y créetelo porque así somos cuando la vida nos pone pruebas.
      Un abrazo sincero y lleno de energía para ti.

  5. Elena Bethencourt

    Oh, Epi, me he quedado K.O y no por la historia de tu enfermedad, que también, sino por la de fuerza, serenidad y amor. Que hayas escrito un relato sobre la luz y que lo hayas rematado con tu mujer Luz me ha parecido de una belleza increíble.
    Creo que tú con todas tus limitaciones llevas una vida más plena que muchos que llevan toda la vida muertos y no lo saben. Y seguro que “amas” más a menudo también, jajaja.
    Gracias por el humor de tus relatos y por contarnos tu historia en este.

    Un abrazo

  6. Joder!!!
    Lo siento pero es la única palabra que me sale tras leer tu relato que me parecía magnífico hasta que que he leído tu confirmación.
    No nos conocemos personalmente, pero sí te conozco por tus letras inconfundibles, por cierto.
    Solo me queda enviarte un fortísimo abrazo y decirte que no pierdas ese humor y esa moral que, como sabes, dan y alegran la vida.
    no me queda más que decirte.
    Joder!

  7. Belén Sáenz

    Adelante, Epi. Estás inundado de luz y de Luz, sé que vas a lograrlo y que vas a seguir echando leña a la caldera de esta casa con tus personalísimos relatos. Mil besos, campeón

    1. Ginette Gilart

      Hola Epi!
      Lo que me estoy riendo, últimamente, con tus gracias en Facebook. Creo que a cierta edad, tras nuestras risas y nuestras bromas se esconden dolores y tristezas. Nos pasa a muchos, pero tú lo sabes llevar mejor que nadie. Por ello eres digno de admiración.
      Un relato magnífico. Recibe un abrazo cariñoso.

  8. Vaya, Epi… Me has encogido el corazón. Siento muchísimo por lo que estás pasando, y solo paso por aquí para darte ánimos y decirte que tus relatos me dan las risas que me faltan últimamente, con esa manera inconfundible y genial que tienes de expresarte.
    Maravillosa manera de compartirlo con nosotros que te apreciamos. Gracias.
    Un abrazo.

  9. Ay, Epi. Lo estaba leyendo y pensaba que estas palabras solo podían salir de alguien que las siente de veras. Y mira…
    Seguro que tu gran fuerza para afrontar los vaivenes de la vida no te faltará.
    Tú eres fuerte y los que te rodean también. Un abrazo enorme, de todo corazón.

  10. Hola Epi ( Alejandro) entré por curiosidad en ENTC para recordar mis tiempos por aquí y un poco también por necesidad de escribir y ver el tema de este mes y me encontré con tu micro y tu problema.
    Quiero animarte y dentro de lo posible que veas el horizonte con ilusión, ya se que la cosa no es fácil pero con la ayuda de los que te quieren seguro que lo llevarás mejor.
    Un montón de besos de esta gallega que desde el atlántico te recuerda con cariño.

  11. Asun Paredes

    No he tenido la suerte de te conocerte personalmente, pero tus letras me dicen que eres una persona inteligente y con mucho sentido del humor. Estoy segura de que con ambas cualidades a tu favor podrás superar las adversidades de ese diagnóstico. Y por supuesto, con el amor de esa Luz que tienes a tu lado.
    El relato es magnífico, suerte con él y mucho ánimo, compañero enteciano.

      1. Gloria Arcos Lado

        Uff, Epi. No había leído tu relato y al hacerlo he quedado noqueada. Quiero que sepas que además de esa increíble Luz que ilumina tu camino, cuentas en esta Casa con amigos que estamos dispuestos a darte ese abrazo y a iluminarte con una sonrisa cuando lo necesites. Nunca pierdas el humir y esa picardía que te caracteriza. Recibe un gran abrazo. Gloria Arcos g

  12. Alvaro Abad

    Según lo leía, tu relato destilaba una realidad que solo un afectado sería capaz de describir tan certeramente.
    Leer tu confirmación, aún sin conocerte, ha sido duro.
    ¿Qué decir? He tenido un caso cercano, recuerdo sus risotadas contando sus penurias, y también sus llantos. Tanto las risas como las lágrimas serán tus compañeras, aunque eso ya lo sabes. Pero creo que el escribir este relato te hace, si cabe, aún más grande.

  13. Esperanza Tirado Jiménez

    Buff… Después de leerte siempre me quedo sin palabras. Después viene una carcajada.
    En este caso no ha sido igual.
    Espero que tu Luz te ilumine para que puedas escribir muchos más relatos en tus momentos buenos. Que deseo que sean más y mejores que los otros.

    Un abrazo grande ♥

  14. María Gil

    Aunque no nos conocemos, siempre leo tus relatos buscando esa originalidad tan especial que tienen tus palabras. Hoy solo quiero mandarte un abrazo. Y espero dártelo personalmente algún día.

  15. Epi: irónico, creativo, audaz, inteligente, sugerente, atrevido, emotivo, valiente… Eres todo eso y más. Te reflejas en tus relatos; tus escritos te preceden y te siguen.
    Y personalmente, nunca decepcionas.
    Todo mi afecto, Epi.
    Un abrazooo grande!!!

    1. Luz

      Hola soy la Luz de Alejandro.
      Y estoy feliz de compartir con él todo.
      Las alegrías y las penas.
      Porque con su forma de ser y su humor, me lo hace todo muy fácil.
      Gracias a todos por ese cariño hacia él.

Dejar una respuesta