Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

34. Magritte (Carmen Cano)

Creció convencido de la existencia de un doble que habitaría en las antípodas y se movería por el mundo de forma paralela. Antes de acostarse miraba la esfera que iluminaba su mesilla y señalaba con el dedo el recorrido que algún día emprendería para encontrarlo.
Mientras formaba una familia y asistía disciplinado a la oficina, tomó forma en su mente una nueva idea, la cuarta dimensión: en alguna zona del espacio estarían dispersas, de forma dual, sus moléculas.
Hasta que una tarde de tedio se presentó ante él una figura que no dudó en reconocer. Su otro yo se le manifestaba con sus mismos contornos, con la chaqueta y el sombrero que vestía para ir al trabajo. A su propio vacío interior le correspondía una oquedad desde la que se divisaba un cielo cobalto de nubes algodonosas. Se aproximó a él y se acopló a su silueta. En paz consigo mismo, se dejó llevar por aquella levedad que lo transportaba hacia una inmensidad azul, hacia su verdadero lugar en el Universo.
En el suelo quedó con descuido su oscura indumentaria de oficinista.

18 Respuestas

  1. Barceló Martínez

    Hola, Carmen.
    Parece que ambos nos hemos adelantado a la convocatoria del año que viene («ContARTE»), en tu caso eligiendo el subrealismo de Magritte y en el mío con un hiperrealismo apabullante.
    Decirte que me ha gustado es poco decir, creo que me he sumergido en esa cuarta dimensión buscando los secretos del universo. Bueno, siendo un poco exagerado jajajaja. Últimamente, ando un poco sumergido en lecturas relacionadas con las conexiones interdimensionales y me he dejado llevar. No me culpes a mí, culpa a Javier Sierra.
    Fuera ya de bromas, me ha encantado este relato. Un abrazo, amiga.

    1. Ya veo que hemos coincidido en cuestiones artísticas, con tu hiperrealismo y mi surrealismo. Me alegra mucho que te haya gustado y te haya hecho viajar por esas dimensiones que ahora ocupan tus lecturas.
      Muchas gracias, Ángel. Un fuerte abrazo.

      1. Barceló Martínez

        Hola de nuevo, Carmen.
        Al leer tu respuesta a mi comentario he visto la palabra surrealismo mal escrita en el mío (siempre leo lo que escribí para refrescar memoria) y no me explico por qué la puse así, si conozco esa palabra perfectamente. Me da grima ver ese pedazo de falta en algo que lleva mi nombre, pero como no puedo rectificarla pues rectifico aquí. Dice el refrán «el que tiene boca se equivoca», pues yo lo actualizo así «el que tiene teclado y poco cuidado…»
        Aprovecho para volver a enviarte un abrazo.

  2. En su otra vida, indudablemente era pintor y se llamaba Magritte, o mejor aún… ¡Era una pintura de Magritte! Gracias, CARMEN, por haberme refrescado la memoria artística y visual e idiomática («Ceci n’est pas une pipe») con este micro tan simple en su escritura y tan moderno, surrealista y trascendental en su propuesta de la cuarta dimensión… En lo personal, a mí me hizo acordar del doppelgänger, esa teoría que dice que todos tenemos un doble en alguna otra parte del mundo…

    Una propuesta azul que se las trae, te felicito.

    Cariños,
    Mariángeles

  3. Milagros Sánchez

    Lo encuentro muy original combinando varios temas a la vez y jugando con esa magia del surrealismo, que supo crear este genio de la pintura, al que dedicas tu micro.
    Desde el punto de vista formal es impecable, Carmen, y el giro final también me ha gustado.

    Besos

  4. Magritte y el surrealismo son muy inspiradores. No sé si he sabido trasladarlo al relato, pero las oquedades de sus figuras y los hombrecillos con sombrero siempre me han fascinado.
    Muchísimas gracias por tus palabras, Milagros.
    Besos.

  5. Josep Maria Arnau

    Gran homenaje a Magritte, Carmen. Un bello sueño surrealista que le abre las puertas de otra dimensión al protagonista. Enhorabuena.
    Un abrazo y mucha suerte.

Dejar una respuesta