Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

14. MARRÓN GLACÉ

Esta mañana salí de la sala de electro shock muy contento, veinte sesiones en total. Ya era capaz de mirar un marrón glacé en su envoltorio, sin tener síntomas de ningún tipo.
He pasado un año malísimo, sin poder pasear por las calles, ni pasar por delante de una pastelería.
En qué momento decidí ir aquella noche a ver ese espectáculo erótico al club de la esquina. Varias copas después, empezó el show, yo estaba en la primera fila.
En medio de la pista, una barra vertical, se atenúa la luz y comienza una música suave y envolvente.
Entra una mulata, desnuda y depilada, baila y hace molinetes en un pole dance impresionante. Se para de espaldas a mí, agachada, y la boca se me hace aguas al contemplar un marrón glacé perfecto de color, meloso y jugoso.
Actuaron siete más, cada una con su castañita, todas diferentes, unas más hechas, otras menos, una peludita, que me provocaron un priapismo contumaz durante una semana.
Me creía curado, pero esta tarde en una esquina, una castañeira gritó “calbotes, calbotes”.
He recaído.

25 Respuestas

  1. ¡Corcho, Epi! me has pisado el título. Claro que mi relato es más pacato. Tú siempre estás pensando en lo mismo, lo mismo que todos claro. La culpa la tiene JAMS que propone esos colores tan provocativos.
    Siempre es un placer leerte.
    Suerte.

  2. elisa gómez pedraja

    Solo conocía los micro de un amigo.¡Que buenos y que breves son los demás que he leído!Enhorabuena a todos, os seguiré. Debía de haberlo hecho antes…

  3. Salvador Esteve

    Hay demasiados dulces en todas sus acepciones para que un simple electroshock mutile nuestro apetito. Muy divertido y para nada empalagoso, Epi,ja,ja,ja. Un abrazo y suerte.

  4. Milagros Sánchez

    No podía ser otro quien lo escribiera, ciertamente Epi, porque…
    «Te mueves mejor que las olas
    y llevas la gracia del cielo
    la noche en tu pelo
    salero español.»
    ¡Aplausas sonoros!

  5. Ángel Saiz Mora

    Un tratamiento de shock puede ser útil contra una adicción, pero las imágenes son instrumentos poderosos, el cerebro se mueve por ellas, por lo que otra serie de conmociones en cadena diferentes puede devolver todo al punto de partida, lo que hace bueno aquel refrán de «al final, la cabra tira al monte».
    Si algo no se puede negar en tus historias es el estilo personal y la coherencia temática.
    Un abrazo, Epi

Dejar una respuesta