Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

09. MÍNIMA NOVELA ROSA (Mariángeles Abelli Bonardi)

Mujercitas así veían todo a través de una lente sonrosada, por eso, cuando El lector del tren de las 6:27 le dijo “Me encontrarás en el fin del mundo”, ella le creyó. Hacia allí se dirigió, sin conseguirlo: el Atardecer en París y La forma del agua perdieron todo su atractivo…

Cuando El peso del corazón ya era demasiado, El café de los pequeños milagros la recibió: íntimo y suave, en labios de un nuevo amor, vibró El haiku de las palabras perdidas.

10 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La vida enseña pronto que el color rosa no puede mantenerse durante demasiado tiempo, pero también que siempre es posible redecorarla de nuevo con tonos amables.
    Un relato que utiliza como argamasa títulos de libros, que demuestra que ninguna historia es mínima si contiene cariño y agradecimiento hacia la buena lectura. (Me he apuntado alguno de estos títulos, que solo porque tú los nombras ya deben de merecer la pena).
    Un abrazo y suerte, Mariángeles

    1. Así es, ÁNGEL. La argamasa del micro han sido los títulos de libros que tengo en mi biblioteca, todos muy buenos y altamente recomendables. El rosa nunca ha sido mi color, salvo en el caso de las novelas rosas, así que ellas fueron la excusa perfecta para entrar en el juego literario…
      Siempre seré una agradecida de la buena lectura, y también de comentarios como el tuyo, que redecoran con tonos amables hasta al texto más despojado…

      Otro abrazo y suerte para vos,
      Mariángeles

    1. ¡Muchas gracias, CARMEN! Si hay algo que nunca hay que perder es la esperanza, que está visto que también puede ser rosa… y en cuanto a la construcción del relato, ¡Fue muy divertido jugar así con los libros!!!

      Suerte y besos para vos también,
      Mariángeles

  2. Mariángeles, ¡qué bien has hilvanado los títulos de varios libros para construir tu relato rosa! Tu historia nos deja un rayo de esperanza rosa. Siempre hay que tener derecho a una segunda oportunidad. Me ha gustado mucho. Te deseo mucha suerte.
    Besos apretados,

    1. Totalmente de acuerdo contigo, PILAR; si perdemos la esperanza ¿qué nos queda? Una segunda oportunidad no se le niega a nadie, ni en la vida ni en la ficción…

      Qué grato que te haya gustado mi relato rosa 🙂

      Otro beso apretado para vos,
      Mariángeles

    1. ¡Muchas gracias, ANNA! Aunque la microficción viene siendo lo mío en cuanto a escritura, la novela rosa siempre me ha cautivado en tanto lectora. Me alegra que hayas encontrado títulos conocidos; para mí son viejos amigos que cada dos o tres años vuelvo a leer.

      Otro abrazo y suerte para vos,
      Mariángeles

Dejar una respuesta