Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2018 – R1 – Encuentro11

Los participantes con los seudónimos :   DA VINCI – LOUISE BOURGEOIS – LENNON

Esta ilustración NO entra en concurso.

 

Deberán escribir un relatazo digno de este concurso que se ajuste a estas bases

PLAZO : Antes del domingo día 16 de septiembre a las 24 horas peninsulares españolas 

Relato que TRANSCURRA en : TEOTIHUACÁN

Deberá contener una de estas dos frases (o las dos, si os atrevéis)

          a) Tras amamantarla la niña siempre sonreía con la boca ensangrentada

          b) No eres tu, soy yo…

EXTENSIÓN máxima de 150 palabras (frasecita(s)) no incluida(s)

TODO LO DEMÁS: estilo, época histórica, temática etc es LIBRE

 

Deja aquí tu relato

Votación de este encuentro

Votación a mejor ilustración de Arquitectura

 

 

 

 

 

7 Respuestas

  1. Melisima

    La foto de LOUISE BOURGEOIS

    No eres tú, soy yo… me dijiste a bocajarro en mitad de la calzada de los muertos. Ver la pirámide del sol de Teotihuacán siempre fue nuestro sueño pero, al parecer, me documenté demasiado sobre las historias y leyendas de esta antigua ciudad precolombina. Debí callarme al ver tu cara mientras relataba aquella saga maldita en la que, tras amamantarla, la niña siempre sonreía con la boca ensangrentada mirando a la luna.

    Yo no quiero tener hijos, me soltaste de repente. Fue la primera de una serie de frases lapidarias que yo fui asumiendo como el pelele que dice mi madre que soy a tu lado. Hasta la última. Te escuché y me quedé helado, sin saber si seguir al guía o darme media vuelta. Tú te mezclaste con el grupo para hacerte un selfie como si nada. La pirámide del sol al fondo y yo, como siempre, desenfocado.

  2. MEMORIA ARQUEOLÓGICA DE TEOTIHUACÁN de LENNON

    Después del luto por el abuelo, robé aquel libro que jamás consintió en prestarme.
    Como si él hubiera sabido, hallé dentro una advertencia para mí: “Disfruta con precaución este libro o nadie te entenderá”. ¿Precaución? Solo era una memoria arqueológica de Teotihuacán. Esa noche me dejé arrebatar y leí hasta que no hubo letras, sino piedra y cielo. Huehuetéotl, el dios viejo, y las serpientes emplumadas de Quetzalcóatl inocularon su fuego ancestral en mi sangre. Ebrio de soles envenenados, vagabundeé por la Calzada de los Muertos hasta desfallecer.
    Desperté en mi cama. Mi madre me miraba fijamente. Quise contarle mi sueño atroz, pero solo pude articular una riada incomprensible. Ella, llorando, balbuceó palabras desconocidas. Huyó. Quise seguirla, pero mi nueva imagen de piel oscura en el espejo me detuvo. Frente a él grité mil veces “Mamá, no llores, no eres tú, soy yo” pero ya ni ella, ni yo mismo ni el mundo me comprendían.

  3. Melísima

    Fuente de vida de DA VINCI

    Yolihuant le miró a los ojos y le pidió perdón. Desconcertado él le dijo: “No eres tú, soy yo quien debe pedírtelo. Te he arrastrado desde España de vuelta a tu pueblo, a Teotihuacán, de donde siempre quisiste huir, pero ya sabes que necesito los datos para acabar mi artículo. Será solo una semana…”
    “Será sólo un minuto”, dijo ella con un cuchillo en la mano. ”Las victimas las traemos siempre de pueblos muy distantes”.

Dejar una respuesta