Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV23. EL HURTO, de María Sergia Martín (Towanda)

Adela, que ya había cumplido los muytantos, advirtió el paso del bempo el día en que los calcañiles dejaron de lanzarle mororcios. Que si “vaya bumba”… ¡Buen morlazo!.. ¡Te comía tuku!.. No obstante, y porque se gustaba, cada mañana salía de cámsasa echa un dincel. Candamiazos y bolso a juego. Aguardaba el verde en un lumicátoro, cuando notó unos búcalos clavados en su sfarlote… Sintió calor. ¿Quién la estaba lamicandro así?..

Redegruñó entre los rostros y reparó en unos ondillosos búcalos verdes cuajados de pestañas. El dueño, un truscañero de cuerpo impresionante, que no le quitaba la lamicandria de encima.

Cuando el lumicátoro le permitió el paso recorrió chaschadamente el espacio que les separaba, con el guasguás de caderas de la que se sabe apetezada. ¡Guau!, estaban a menos de un misbisi… Un leve rorcio intencionado de él, trompiconado por el bolso de ella… Visbís de miradas… Estremecida quedó Adela y con un “calcusón del trece” cuando el adonis, ese Apolo del lumicátoro rojo, le lanzó un sensual sishimi con los labios. ¡Qué hombre, Yak’a!, pensó.

A la hora de la manduyada, recordó esa sutil pretonción de su cuerpo con el de búcalos verdes cuando fisgigó en falta su cartera…

112 Respuestas

    1. Hola, Virtudes.

      Jajajaja, soy un caso. Perdón, por el error…
      Teloxplico: Primero, en borrador era Manoli y al pasar a limpio pensé en Adela y olvidé rectificarlo. Lo siento, meaculpa!

      Gracias, bonita.

      Un abrazo.

  1. Muchos flinshiseos y muchas mandungandas como para fiarse. Ahora, bien si elforondozorro estaba bien de bicepcisculos y tenia traserino aetiforme pues bien valía la pena excifondiarse al huto.
    Muy divertido, currado e ilustrada tu historia de lo que pudo ser o no ser, o sea mismamente «lo que el listo se llevó».
    Abrazo y suerte.

  2. Qué buena eres, Towanda. Mira que el relato está plagado de palabras inventadas pero tienes el buen hacer de que el recurso no tapa para nada la historia. Es genial, y espero sinceramente que puedas ocupar un lugar en ese libro. Divertido relato.

    1. Hola, Ximens.

      Jó, si me cogen con este palabrorcio para el libro voy a parecer la más boborcia de todos, jajajaja.
      Ya te comenté que me apetecía muchísimo la apuesta de este mes; me encanta inventar palabras, aunque no tantas y tan alocadas como aquí.

      Estoy esperando tu cuento a ver cómo resuelves el tema… Seguro que magistralmente.

      Un abrazo finmenso.

      PD: El sábado hubo trifulca en la pescadería; los percebes estaban questonorizando a voces a las pescadillas qué dónde mojones estabas… Se te fisjgiga de menos cuando faltas.

    2. jeje, Tow, eres tremenda. La verdad es que sí estaba en el super, pero no en la marisquería, quede atrapado en la pescadería, entre los besugos. Charlaba con ellos del tema de este mes y me dijeron que yo no estoy para inventar palabras, que me acercara a la sección de sopas y pidiera una de letras. No creo que participe este mes, al menos no con la propuesta de inventar, quizás sea por la del significado de las palabras.

    3. Ximens, ni caso a los besugos, son uns ególatras de tomo y lomo y además muy envidiosos. Si a alguien tendrías que hacer caso es a las sardinas, esas sí que los tienen bien puestos, y se vistieron de plata le ley para darte su apoyo.

      Ánimo y ponte a lo que sea.

  3. Impreluznante cuenlato, Diosala mío, labiosprietos me has dejao.
    Mira a ver si los de tu planeta se han retrasado en recogerte, porque estás dando muchas pistas a los terrícolas, y por rara, lo mismo te encierran, jajaja.
    Se nota que te lo has pasado requetemuychupibien.
    Besabrazosmil.

    1. Hola, Raquel.

      No, hija no, los de mi planeta ya han tenido un siglo para recogerme y si no lo hicieron antes… ahora, que se lodan!

      Sí que me divierten estas cosas (=tontunadas) es más, me encantan.

      Besotes, guapa.
      Y vete preparando el tuyo… ¡Enga, Mari!

    1. Hola, Ópalonegro.

      Me alegro muchísimo de que te haya entretenido el cuentecillo que, como bien dices, es más serio de lo que parece: es la historia de una decepción, y eso es triste.

      Gracias mil.

      Un abrazo muy, pero que muy grande.

    1. Hola, Jesús Alfonso.

      La madre que lo parió, ¡qué razón tienes!
      Es un timo de escándalo, menudo sinvergüenza.

      Gracias, por acercarte y comentar. Ah!, y si te divirtió me alegro muchísimo.
      Un abrazote.

    1. Hola, Esther.

      ¿Te gustó «búcalos»?, pues te la regalo para ti, jajajaja.

      Tengo búcalos normales, castaños.
      El bumba, me está engordando un poco en los últimos tiempos y el esfigote es menudito, jajajaja.

      Gracias, guapa.

      Shishimis pretoncios para ti.

    1. Hola, Isabel.

      Si tú te has reído al leerlo y yo me he divertido mucho al escribirlo, creo que ha merecido la pena la propuesta de este mes.

      Gracias a ti por acercarte y comentar y por tu buen humor.

      Muchos shishimis, rebonita.

  4. Estimada y admirada Towanda.

    Me has revolucionado los esquemas con tu nuevo lenguaje. Me parece un ejercicio de creatividad que deberá tener su compensación en la final mensual, porque lo mereces.

    No solo eres creativa si no que eres amable y jolgoriosa en tus comentarios, por tanto si de algo me enorgullezco es de contarme entre tus fans.

    Un abrazo hoy desde la admiración absoluta.

    Hismael.

  5. Me ha gustado tuku, tuku tu creación. Chisposa e ingeniosa en el continente y el contenido. Es curioso como por el contexto de la frase podemos leer tanto palabro nuevo y entender estupendamente tu historia. Pobre Manoli, hoy le quitaron su cartera y todo por culpa de esos seductores búcalos verdes. Besos.

    1. Hola, Neuri.

      Ha sido un ejercicio de lo más divertido que, a mí, me ha encandilado desde que leí el tema del mes. Tenía muchas ganas de participar con un vocabulario extraño, pero que todos entendemos, como bien dices por el contexto. ¿Y qué demuestra esto?.. Que estamos en sintonía.

      Gracias mil, por acompañarme y por ser tan generosa.

      Besos y abrazos a tutiplén.

    1. Hola, Gemelas.

      Jajajaja, recuerdo a los chiripitiflaúticos. Lo asocio a las meriendas de pan y chocolate o a bocadillo de foiegras «La Piara»…

      No soy buena para las fórmulas, me cachis!

      Gracias, rechulas.

      Un besote.

    1. Hola, Caminante.

      Guau!, ojalá pudiera inventar un diccionario… Me encantaría porque conozco a personas cuyas definiciones no están en la RAE convencional… ¡Genial idea!
      Me pongo con ello ahora mismo, jajajaja.

      Besotes, guapa.
      Y graaaacias.

  6. !RELECHESRETINTASPUESTASAREMOJO!!!

    Y yo permuñendo toa la vida a una pelenguendanga llamada Adela y que no hay contrasílaba que la apee de la burra.

    Vida más rebrincá llevo, !REDIEZ!!!

    Besos y cabriolas

    1. Hola, Cuentón.

      Vamos y lánzate ya a escribir tu propio micro «gligicano». Tienes imaginación y salero para hacerlo.

      Gracias y felicidades por la publi de «las cinco estrellas».

      Muak.

  7. Hay que ver qué listo es nuestro cerebro. Cuesta la primera pero a la cuarta o quinta ya se han integrado en el texto, y sustituyen a las originales sin echarlas de menos.

    Gran inventiva la tuya, divertido y con chispa, como tú.

    Saludos
    Marinela

    1. Hola, Marinela.

      Sí que lo es, sí. El cerebro sustituye lo que no entiende por lo que conoce y le intenta dar un sentido a lo leído.
      Muy reflexivo tu comentario, sí señora, aplaudo tus letras.

      Un beso enorme y muy agradecida por tenerte por aquí.

  8. Emulando a Cortázar. ¡Madre mía!, esto ya va pa nota, chata. Te ha quedado pintiparado. Imagino a don Julio desde lo alto con una sonrisa indeleble leyendo el relato. Yo he sido mucho de sus relatos, que imité en un tiempo. Enhorabuena, eres una auténtica fama (yo no llegué a cronopio). Saludetes.

    1. Hola, Ángel.

      Ya me ves, una todoterreno y sin vergüenza, jajajaja… Como decía mi abuela: «la que tiene vergüenza, ni come ni almuerza», o algo parecido.
      Ángel, ¿qué díces de los cronopios? Tú eres un ser alado y tus basuras espaciales son auténticas famas; déjate de cronopios que tus micros son de alta alcurnia.

      Un beso muy grande y muchas gracias.
      Un saludo de Z.

  9. ¡jajaja! No me lo puedo creer, has rizado el rizo y te ha quedado perfecto. En ese lenguaje trastabilado, te hemos entendido perfectamente a la vez que nos hemos reído porque lo he leído en voz alta para oír como sonaba.
    Un abrazote que no sé como se dirá en tu dialecto.

  10. Increíble se idiomas, yo que nunca pase de los saludos en ninguno, será que no me interesaban como este… Me encanto la historias y como siempre hay incautas me imaginaba que unos ojazos verdes con todo el reto también de película, no se iba a pasmá por una tía así de buenas a primeras, y si el roce fuera en otra parte yo que soy romántica hubiera pensado que es de amor, pero en el bolso no, que los bolsos son insensibles. Jajaja
    Muy buenísimo Towanda, lo tuyo demuestra que cuando se es buena todavía se puede mejorar y mejorar más… ¡felicidades!

    Besos.

    1. Hola, Campo.

      Jajajaja, los idiomas, ya lo ves, sirven para entendense y los pretoncios cerca de los bolsos no son de fiar… ¡Pobre mujer! Nos reímos, pero da pena.

      Muchas gracias por acercarte a comentar y por todos los buenos ratos que nos hemos pasado gracias a este medio bloggero.

      Besos, bonita.

    1. Hola, Sabores.

      Estuve a punto de coger a mi sobrino que chapurrea como un jabato, pero se cansaba, así que me temo que he recurrido a esas tontás que tod@s tenemos ahí escondidas o no tanto.

      Gracias, guapa.
      Besotes.

    1. Hola, Susana.

      Me alegro mucho de que te haya parecido divertido. Este tema de inventar palabras es de los que más me han endandilado y me siguen divirtiendo a medida que voy leyendo micros.

      Gracias, bonita.

      Un beso muy grande.

  11. Dios!, que no encuentro el cuadradito para comentar!!
    Vaya relato, Towanda. Nos llevas de la mano, sonriendo, hasta que a la pobre muytateañera le birlan la cartera…
    Pues se entiende, aunque no pares de colarnos palabrejas imposibles.
    Creo que hago tu comentario número 100 o algo así, ¿eso no lleva premio? jajaja

    Un besooooo grande

    1. Hombre, Epi, Ça va?

      ¿Te gustan los calcañiles? No sabía eso… Ah!, perdona, la palabra, jajajaja.

      El guasguás de caderas es mi mayor éxito en la vida. Todos lo que me conocen lo dicen y así me los llevo de calle.

      Gracias, bonito.
      Besos.

Dejar una respuesta