Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

97. NUBES Y CLAROS (M.Carme Marí)

Ha decidido que odia el amarillo. Se ha dado cuenta de que su día a día es girar como un girasol, que ella es una flor más en esos campos inmensos cubiertos por aquel color hasta donde alcanza la vista. Porque siendo un girasol, no se ve nada más y solo se puede seguir al sol. Aunque en la vida cada flor tiene el suyo. Cuando aparece, todo lo demás no importa: sigue sus designios, sus deseos, sin alternativas y bajando la cabeza si él lo pide. Y ella va girando a su son según pasan las horas, hasta que se duerme tras las últimas órdenes del día. “¡Pues claro que quiero, cariño!”.

Pero por fin ha visto que su supuesto astro rey es en realidad una nube gris, que su idolatrado amor le coarta el poder de acción o decisión, que sus opiniones han dejado de contar. Hoy ha reunido fuerzas para convertir las raíces en alas y volar, abandonando esa alfombra amarilla. Y allá va, surcando el cielo, hasta que otra vez aparece su sol, con esos rayos que le dicen cosas bonitas mezcladas con imperativos y que derriten sus alas dejándola de nuevo anclada al suelo.

6 Respuestas

    1. Siempre es un gran paso darse cuenta de la situación y querer salir de ella. Pero en muchos casos no es tan fácil como parece.
      Muchas gracias, Maite, por parte a dejar un comentario.
      Un abrazo.
      Carme.

  1. Ángel Saiz Mora

    Todo dominador necesita, para serlo, una víctima, produciéndose entre ambos una conjunción que parece imposible de romper. Por un lado, el aprovechado que sabe decir (o más bien fingir) las palabras justas en el momento oportuno, al tiempo que, también, conoce cuándo utilizar esos imperativos que tan bien mencionas para su beneficio; por otro, esa colaboradora necesaria (o colaborador, aquí el género no es indicativo), enamorada sin remedio, consciente a ratos de esa atracción tóxica, de la que no puede y, tal vez, salvo algún conato de rebeldía y sensatez, tampoco quiere escapar. La vida, en muchos aspectos, es un cúmulo de nubes y claros; en las relaciones, en las situaciones o en las circunstancias, aunque hay personas que no merecen la entrega sincera que se les brinda, mientras otras que sí la merecerían han de vivir condenadas a la soledad Así de complejos y contradictorios somos.
    Un relato sobre sentimientos y dependencias, con un trasfondo psicológico muy interesante y una situación posible.
    Un abrazo, Carme. Suerte

    1. Qué bien analizada esa dependencia entre los dos roles en una relación tóxica. Todo ese nivel de detalle que se puede ver desde fuera y que no ven (casi nunca) los girasoles.
      Muchas gracias por tu comentario, Ángel, siempre tienes unas palabras acertadas para los relatos.
      Un beso.
      Carme.

  2. Josep Maria Arnau

    Sugerente metáfora sobre la dominación y la sumisión, Carme. Muy bien planteado el contraste de nubes y claros. El final es duro, pero el intento deja abierta la puerta a la esperanza. ¿El secreto está en acumular más fuerzas?
    Un abrazo y mucha suerte.

    1. Muchas gracias por tu comentario, Josep Maria. Celebro que te guste.
      Tienes razón en que el final es duro, creo que como la vida misma, por desgracia.
      Por otro lado, como soy optimista, me gustan los finales felices y espero que si acumula fuerzas -según dices- lo conseguirá. Ahí va un final alternativo 😉

      Hoy ha reunido fuerzas para convertir las raíces en alas y volar, abandonando esa alfombra amarilla. Y al pasar sobre los otros girasoles, no ha podido reprimir un grito: “¡Abrid los ojos! ¡No seáis más un obediente girasol! ¡Se acabaron las pipas para vuestros nubarrones!”

Dejar una respuesta