Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

57. Oscuridad (Javier Puchades)

Me despierto con el estallido de un trueno. Me incorporo en la cama. Por más que busco, no encuentro mis zapatillas. Me levanto descalza. Cuento mis pasos. Tropiezo. Algo me sentó mal anoche. Debieron de ser las copas que tomé en ese bar donde conocí a aquel chico.

Me apoyo en la cama. Vuelvo a acostarme. Noto la sábana empapada por algo viscoso. ¡Qué asco! Sigo palpando. ¡Dios mío! ¿Qué es esto? Toco a mi lado un cuerpo frío. ¿Quién es? ¿Dónde estoy?

Me giro en busca de mi bastón. ¡No está! Entonces, escucho una llave, una puerta, unos pasos que se acercan y unas voces que dicen: «Ahora vamos a acabar con ella. No hace falta que te tapes la cara ni que apagues la luz».

 

4 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    No es ningún mito, sino algo muy cierto, que los ciegos desarrollan un sexto sentido para suplir su carencia, aunque también es verdad que en su día a día las rutinas resultan esenciales. Los objetos deben estar en el mismo lugar, de ahí que cuando algo varía lo perciban al momento, como le sucede a tu protagonista, que después de una noche con pérdida de conciencia pronto descubre que despierta en un lugar diferente y junto a un cadáver, aunque, por desgracia, no terminan ahí sus males.
    Un relato escalofriante, con la ausencia de un sentido que le vuelve aún más terrorífico, todo desde el punto de vista del personaje, que nos revela una realidad que suma oscuridad por momentos, partiendo de un despertar inesperado. Vamos de susto en susto hasta este terrible final. Luego queda a la imaginación de cada uno pensar si podrá esconderse o se enfrentará a quienes pretenden darle caza.
    Un abrazo y suerte, Javier.

  2. Con frases cortas como disparos nos aguijoneas el corazón y cada una de ellas nos inquieta un poco más. Todo se vuelve mucho más negro cuando descubrimos la oscuridad en la que se mueve la protagonista.
    Enhorabuena, Javier, por deleitarnos con cada una de tus letras.
    Te deseo muchísima suerte. Lo mereces.
    Besos muy muy apretados.

Dejar una respuesta