Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

25. RAZONES PODEROSAS

Se acercaba la noche y el frío empezaba a colarse por las ventanas y entre los cuerpos desarrapados.
Escondida tras unos barriles de cervezas, María asomaba su cabeza pelirroja cada vez que sentía abrir la puerta del local.
Sabía que allí corría peligro pero necesitaba contactar con él.
Después de un par de horas, que se le hicieron eternas, por fin vio asomar su figura desgarbada, llena de encanto.
Parecía alegre y un poco entonado. Pero conforme se acercaba se iba poniendo cada vez más nerviosa.
Y ella no sabía como plantearle su problema sin que la tomara por loca.
– Hola Jaime, ¡te veo bien! ¿Cómo os van las cosas por casa?
– Lucía, ¡qué haces aquí? ¡No sabes que te buscan por el atraco a la joyería!
Tratando no alzar la voz, contestó.
– Necesito que me deis refugio. ¡Me lo debéis!
– Si no lo haces por mí hazlo por tu hermano al que llevo dentro de mis entrañas.

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Si que son poderosas las razones de esta mujer para, de forma desesperada, implorar que su propio hijo la esconda, movida por la desesperación por haber sido identificada tras un acto delictivo. Normalmente son los hijos los que se pueden descarriar, pero aquí parece lo contrario, que contra todo pronóstico la astilla ha salido mejor que el palo. La vida no siempre sigue una lógica y eso juega a favor de tu personaje en sus circunstancias, será más difícil que la atrapen cuando no hace lo que se esperaría de ella.
    Un abrazo y suerte, Gloria, querida Entenciana de Honor.

  2. Gloria Arcos Lado

    Muchas gracias, querido Ángel. La vida a veces se vuelve muy complicada y quien menos uno se espera equivoca su camino. Un abrazo muy fuerte. Gloria

    1. Glloria Arvos Lado

      Muchas gracias, Pilar. Pues puede que no lo haya explicado muy bien, mi idea era jugar con la duda del lector, intentando que pareciera que el padre de la criatura en camino podía ser Jaime, pero que en realidad es el padre de Jaime el progenitor. Y que además toda la familia tiene algo que ver con el negociod de sucios de María. Un fuerte a razo, Pilar.

  3. Pilar

    Hola Gloria
    Un relato en donde la clave está en el párrafo final. En ocasiones es normal que el hijo llame a la madre por su nombre de pila. Es un buen recurso para dejar la sorpresa al final. ¿Y ese «me lo debéis»? es también muy intrigante —a no ser que piense que por el hecho de ser su madre, el hijo le debe mucho—. Hay mucho argumento detrás de tu relato.
    Y como tu bien dices «quien menos uno se espera equivoca su camino» porque las apariencias engañan, a veces, claro…je, je…
    Un abrazo Gloria

Dejar una respuesta