Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

RECORDANDO A EDUARDO

Hemos recibido la noticia sobre el fallecimiento de

Eduardo Martín Zurita

y nos gustaría hacer un pequeño homenaje en su recuerdo a través de una recuperación de las palabras que ha ido dejando en esta casa.

Sonaron, y aun en voz cargada de inarmónicas tonalidades, como declamados por un tartamudo, fueron saludados por la brisa. Eran, sin paliativos, estrofas redondas, bellas y revolucionarias elevándose muy por encima del humo gris de las chimeneas.

(Ceremonia imperfecta)

Tu música y tu distrito más colorido habitan el cofre de tu interior. No emigres sin cerciorarte de tu paisaje íntimo. Donde quiera que te halles, lo crucial es lo que ocurre dentro de ti.

(Viaje hacia el interior)

Hubiera querido ser mirlo, con su trotecillo, para poder refugiarme en un seto. Se me han roto los pantalones y la chaqueta y no encuentro el sombrero de pedir. El diluvio me traspasa: voy a coger una pulmonía doble. Agarro de nuevo ese trocito de cielo y lo tiro a la papelera.

(Superhéroes)

Se levanta cuando quiere y pliega velas cuando le apetece. Multiplica lágrimas, como especie de fuente de fantasía, cuando asegura tener, cosido entre las manos, al mismísimo sol. Su roma nariz mía la arruga, hasta hacerla desaparecer por completo, no vaya a colarse en su fantástica y amorecida “Eduardópolis” la pestilencia de la injusticia, que intuye y deplora vuelto un coloso ceñudo.

(Mágico)

Entré en un bar para degustar felicidad. Tuve que conformarme con un café. La gente, como antes, no hacía más que mirar el horizonte del televisor. Al arlequín, ni puñetero caso. «Aquí me tienen», grité, «Soy una bella persona». Y nada.

(De vuelta)

… esperábamos escuchar el imaginario chapoteo;

pero le crecieron alas y voló.

(Metamorfosis)

 

Nuestro más sentido pésame a sus familiares

y a todos los que le disfrutasteis como amigo y compañero.

50 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Sabemos que somos efímeros, pero nunca nos acostumbraremos a noticias como ésta.
    Inteligente, generoso, apasionado, un buen hombre.
    Descansa en paz, amigo

  2. María José Viz Blanco

    Un homenaje merecidísimo. Eduardo era un gran escritor, microrrelatista y poeta, además de ser amigo generoso como pocos. Su prosa era original y brillante. Se merecería haber tenido más reconocimientos. Por lo pronto, mi admiración y la de muchos, la tenía. D.E.P.

  3. No tuve el gusto de conocerle, pero debió ser un gran tipo. Ahí queda ese rastro humilde y brillante, tras su paso por este mundo del que no parecía capaz de renunciar a asombrarse.
    La mirada diferente es la que nos enriquece y creo que él la tenía. Descanse en paz.

  4. Creo que era una persona con una inteligencia literaria superior; desde luego por su prosa y sus poemas, pero también porque era capaz de mencionarte literalmente un párrafo de un relato tuyo que ya tenías olvidado.
    Descanse en paz y viva en nuestro recuerdo.

  5. Muchas gracias, Jams, por este emotivo homenaje. Es el mejor que se le puede hacer a Eduardo. Recordarlo por su prosa y por su poesía, además por su inmensa generosidad con todos y cada uno de nosotros.
    Me uno a las condolencias para su familia. Es una gran pérdida.

    ¡Hasta siempre, Eduardo! Seguiremos compartiendo nuestros haiku en el corazón.

    ¡Besos muy apretados, llenos de poesía!

  6. Elena Bethencourt

    Llegué a la noticia de su fallecimiento a través de un enlace de Twitter y me dí cuenta de un triste detalle. Por esas casualidades de la vida, el 20 de octubre era la fecha de publicación de un relato suyo en la página de «cincuenta palabras». No respondió a los comentarios que le hacían. Ese fue el día de su muerte.

    Yo no le conocía personalmente, pero es increíble cómo se puede saber cómo es una persona sólo por cómo escribe. Sus palabras quedan. Espero que haya tenido una vida muy feliz.

    1. J Valverde

      Espero que sea feliz ahora donde está. Aquí vivía con la obsesión de caer bien a todos, de que todos hablaran de él y sobre todo de triunfar en la literatura, era lo único importante para él, es triste pero es así.

  7. Asun Paredes

    Solo crucé unas palabras con él en una microquedada en Madrid. Coincido con los demás en que su prosa era brillante y original, dejaba traslucir que era una persona muy interesante. Descanse en paz.

  8. Enrique Mochón Romera

    Le tomé gran cariño y admiración en el poco tiempo que pude conocerlo. Una persona verdaderamente excepcional; gran lector y escritor, dueño de una mente privilegiada, sensible y generoso con los demás…

    Hasta siempre, Eduardo. Te echaremos mucho de menos.

  9. Esperanza Tirado Jiménez

    Coincidí en persona con él en Madrid. Y virtualmente en varias webs de relatos. En sus comentarios se veía que era una persona entusiasta y alegre.Y en persona, por lo que ví ese día, sin duda lo era.
    Descanse En Paz.

  10. Eduardo, tanto tu prosa como tu poesía me sobrepasan, están por encima de mis posibilidades, son literarias. Me admirabas y tenías algunos de mis textos en tu cabeza.
    Feliz viaje al Cielo de los Poetas, ahora estás en Fantasía.
    Que la lluvia nos traiga tus versos. Tus textos perduran en este cosmos para siempre.
    Un abrazo, compañero.

  11. Eduardo imprimía a sus escritos esa fuerza que tenía en su interior, su pasión por las letras, por la vida. También lo notábamos en los comentarios que dejaba en los relatos. Sus conocimientos de literatura parecían no tener fin. Lo sabíamos y lo pudimos comprobar en el encuentro de 50 palabras en Madrid, donde recitaba con vehemencia…
    Conservaremos siempre en la memoria su «más muy mayor enhorabuena» que siempre nos daba.
    Desde donde esté, tiene que estar notando todo este cariño.
    Te echaremos de menos Eduardo.

  12. Nuria Rubio

    INOLVIDABLE EDUARDO, nos dejaste el pasado mes de octubre, cubriendo el otoño con un velo de inmensa tristeza… Pero vivirás, para siempre, en tus textos y en el corazón de quienes te queremos y admiramos: no hay olvido posible para un escritor de tu talla, para una persona tan extremadamente buena y generosa.

    Un abrazo y un beso inmensos, para esa eternidad que habitas ya, mi amigo del alma, mi queridísimo amigo Eduardo.

  13. José Ignacio Blanco

    Gracias por tener siempre una palabra amable, por empeñarte en encontrar la parte positiva, por hacernos creer que éramos mejores de lo que realmente éramos, por inspirarnos esa utopía tan conscientemente inalcanzable como necesaria. Gracias por ser un apasionado de las letras y compartirlas, por ser un idealista a la antigua usanza, por defender la verdad, por indignarte por la injusticia. Gracias, porque me consta personalmente que te habrías cambiado sin dudarlo por aquellos que estaban sufriendo y a quienes tanto amabas. Gracias, porque una vez tuviste a bien llamarme tu amigo.

    Pero sobre todo, CHAVALIN, gracias por predicar siempre con el ejemplo.

    TODOS PARA UNO Y UNO PARA TODOS.

  14. Asunción Buendía Hervás

    La vida nos da estás tristes sorpresas, que no llegamos a comprender. Descansa en paz querido compañero y todo mi cariño para su familia, a la que él tantísimo quería.

  15. Eduardo, sé que continuarás leyendo y enderezando nuestros escritos. La vez que hablé personalmente contigo, me bastó para hacerme una idea de tu vasto conocimiento y dominio literario, y tú sorprendente memoria. Cómo podías recordar textos de Petra Acero, que a mí me costaban identificar.
    Te echaremos de menos, Eduardo. ENTC nunca estará completo sin Martín Zurita: sus relatos, sus comentarios, sus cavilaciones.
    ¡Un abrazo grande!
    Mi pésame a sus familiares.

  16. María José Escudero

    Me uno en este abrazo tan emotivo para la familia de Eduardo. Era una persona especial, un gran conocedor de la literatura, un apasionado de las letras. Echaré de menos sus comentarios llenos de generosidad y poesía.

  17. Carmen Cano Soldevila

    Un merecido homenaje al escritor apasionado, al comentarista generoso y entusiasta, al ávido lector, al hombre bueno en el sentido machadiano del calificativo, al amigo que nos entregaba el alma en cada palabra.
    Muy acertados y representativos los textos elegidos para recordarlo.
    Eduardo, hemos tenido el privilegio de conocerte y nos sentimos afortunados por ello. Permanecerás en nuestro corazón, que es un modo de no marcharte definitivamente.

  18. Rafa Heredero

    Noticias tan inesperadas como esta me dejan abatido. Quisiera mandar un abrazo a la familia de Eduardo desde esta página y a través de este homenaje tan sentido.
    Ya ves, Eduardo, que no te olvidamos.

  19. virtudes Torres

    En la microquedada de Madrid, estaba hablando con mi marido y llegó él alegre y vivaracho y me dijo: soy Martín Zurita, y tú? me alegro de conocerte.
    Nos cayó muy bien porque creo que era así NATURAL y ABIERTO.
    Me entristece la noticia.
    Allí donde nos esperas seguro que no dejarás de escribir. Enséñales lo que sabes. D.E.P.

  20. Barceló Martínez

    Desgraciadamente, solo pude conocer a Eduardo Martín Zurita a través de sus relatos y de comentarios intercambiados, pero eso bastó para generar un gran cariño entre nosotros. Hablamos de llegar a conocernos personalmente, si el destino lo quería, en una de las quedadas de esta santa casa. Él lo dio casi por hecho y yo no tengo duda de que así sucederá, solo que no en el escenario previsto.
    Siento que el otoño nos ha arrancado a todos una hoja del corazón y que el lugar que ocupaba queda habitado por su recuerdo, esperando a que florezca una nueva primavera.
    Un sentido abrazo para su familia.

  21. Creo que solo coincidí con él una vez, en Madrid, y me dejó una sonrisa en el recuerdo. Escritor de gran talento. Siempre tenía un comentario amable para los demás. He sentido mucho su perdida y me gustaría mandar un abrazo a su familia y a todos vosotros.
    Precioso y emotivo homenaje.

  22. Gloria Arcos Lado

    Lo conocí en una Microquedada en Madrid. Me pareció una persona especial, muy culto, muy apasionado con la vida y especialmente con la Literatura. Siempre comentaba con gran generosidad nuestros relatos. Siento muchísimo su muerte por el gran vacío que deja aunque nos quedan sus hermosas letras. Por esas mismas fechas también falleció otra amiga Entenciana, Jone Miren, otra amante del microrrelato. Qué la tierra les sea leve. Un beso enorme a sus familiares y amigos.

  23. Blanca Oteiza

    Siempre son tristes estas noticias. Siento mucho su pérdida.
    Precioso homenaje donde sus letras permanecerán con nosotros siempre.
    Un abrazo fuerte a sus familiares; descansa en paz Eduardo.

  24. Paloma Hidalgo

    Eduardo y yo nos conocimos hace mucho tiempo en un curso de relato. Ha sido duro digerir que se ha ido. En palabras de su admirado Caballero Bonald,
    Frente a ti yergo el filo sonoro
    de mi palabra como un herido acero,
    para que tú me oigas,
    Descansa en paz, amigo.

  25. calamanda

    Siento muchisimo su pérdida; ante su generosidad y talante no caba nada mas que la admiración y el dulce recuerdo. Eduardo, siempre te recordaré. Descansa en paz.

  26. Bello homenaje a Eduardo Zurita. No tuve la dicha de conocerle pero, por sus escritos y los comentarios con los que enriquecía los textos, dejaba entrever su grandeza y humildad.

    Descansa en paz, Eduardo, y gracias por tus letras y generosidad.

    Un abrazo grande a la familia y a todos los amigos.

  27. Roman Gris

    Como escritor no entro a valorarlo, pero como persona a veces tenía «muy mala vendimia», como decía él. No es políticamente correcto decir estas cosas, pero la verdad es que no era tan bueno como se pinta aquí. A veces la gente aparenta lo que no es y para hablar de la bondad de alguien hay que conocerlo. DEP.

Dejar una respuesta