Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

7. Recortables (MVF)

Mientras su madre otea el horizonte y observa el exterior desde todas las ventanas de la casa antes de salir a recoger la ropa, Alicia despliega sobre la mesa toda su colección de muñecas de papel. Colorea sus vestidos y recorta sus accesorios: una pamela de verano para  Pili y un vestidito de flores para su peque. Ella no teme al lobo como mamá porque, al igual que la Alicia del cuento, es capaz de vivir entre personajes. Hoy a Pili le ha salido un pequeño morado bajo el ojo izquierdo, como a su madre la semana pasada, días antes de tener que mudarse a toda prisa a la nueva casa. Ahora, siempre que salen a pasear, su madre insiste en mimetizarse con el bosque y las dos visten esos apagados mandiles grises que les dio la abuela. Menos mal que en el armario de sus muñecas este color no existe y los verdes, amarillos y azules campan alegres por sus cuerpos, sin que nadie los vete.

13 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Esta madre ha tenido que cambiar de escenario de forma precipitada, buscando la huida y un refugio frente a una fiera violenta. Hay muchos tipos de lobo, la subespecie del maltratador es de los peores. El miedo que aún siente a que pueda aparecer en cualquier momento es comprensible. Los traumatismos físicos duran menos que los psicológicos. En medio de todo ello, una niña y su inocencia, que aunque percibe lo que sucede, no lo interpreta de igual manera. Los colores de sus muñecas de papel contrastan con lo gris que puede ser la realidad a veces.
    El punto de vista de la pequeña aporta originalidad y viveza a una situación muy dura.
    Un abrazo y suerte, Manoli

    1. Muchas gracias, Ángel, por tus acertados comentarios. Al ver la imagen que ilustra la propuesta me llamó la atención esa mujer, que semeja bailar en medio de un bosque más bien gris y poco amistoso a priori, me recordó a los recortables, aunque esta vez con un escenario violeta como el fondo de la página.

      Gracias por leer y comentar. Un abrazo

  2. Josep Maria Arnau

    Un relato duro y tierno a la vez, Manoli. Una situación dramática marcada por las acciones de la madre, pero que muestra sobre todo la vivencia de su hija Alicia. Muy bien construido y con un final que deja un efecto duradero. Alicia gana su batalla para darle la vuelta a la situación a través de los juegos simbólicos con sus muñecas.
    Un abrazo y mucha suerte.

  3. Impresionante relato, Manoli. En tan pocas pocas palabras, nos cambias de escenario, una y otra vez para ver todo lo que nos muestras, entre recortables. Aunque muy doloroso, me ha encantado. Mucha suerte y felicidades!!
    Besicos muchos

    1. Muchas gracias, Nani, por tus generosas palabras. El fondo violeta de la página, junto a ese bosque gris en el que aparece esa figura de color recortada han llevado mi imaginación hasta esta historia en la que hasta el título tiene un doble significado.

      Me alegra que te haya gustado. Esa es la suerte que yo busco por aquí y con que le guste a un compañero y/o compañera como tú, ya la he encontrado.

      Besazos.

    1. La mirada infantil, libre de prejuicios, ve el mundo muchas veces sin entenderlo, pero sin que se le escape detalle. Es esa mirada la que mejor cuenta lo que sucede.

      Muchas gracias, por leer y comentar, Aurora.

      Un abrazo.

  4. Aurora Tárrega

    Manoli, un relato extraordinario, muestras esa capacidad que tienen los niños de «recortar» lo malo, aparcarlo y aunque no desaparezca se disfraza en este caso con bonitos colores.
    Me ha gustado muchísimo, mucha suerte!

  5. Muchas gracias, Aurora, la suerte, en este espacio, ya lo he dicho más veces, es contar con lectores como tú a los que llegar escribiendo.

    Con eso es más que suficiente.

    Gracias por leer y comentar, me alegra que te haya gustado, en el fondo no somos más que eso, recortes de la memoria que dejamos.

    Un saludo.

  6. Juan Antonio

    La inocencia se pierde demasiado pronto, la cruda realidad es la que es, demasiados lobos, demasiadas Caperucitas y pocos cazadores.
    Sigue deleitandonos con tus ocurrencias.
    Saludos

    1. Muchas gracias, Juan Antonio. Sí, en este escenario que es nuestro mundo, por mucho que los tiempos cambien, seguimos arrastrando los viejos esquemas de presas y depredadores; quizá haya que poner más atención en desarmar que en cazar, pero que duda cabe que es lento.

      Gracias por leer y comentar, me alegra que te haya gustado.

  7. Hola, MANOLI. Las muñequitas recortables expresan lo que la niña sabe que su madre no le dice: la violencia que sufre esa madre por parte de su esposo (a quien el calificativo de lobo le calza a la perfección), esa violencia que la hace huir con su hija y pasar lo más desapercibidas posible, usando esos mandiles grises, para que él no las encuentre… Aunque el tema que motiva el micro es tan duro y terrible, me puso nostálgica de mis propias muñequitas recortables, ésas que tanto nos gustaba vestir a las nenas de los 80’s…

    Buen micro, me gustó.

    Cariños,
    Mariángeles

Dejar una respuesta