Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

51. Sin remite

Cada jueves, cuando regreso del trabajo, tengo en el buzón una carta de las de antes, aunque el timbre no lleva matasellos.

Ese día, la jornada laboral se me hace más larga de lo habitual, que no es poco.

Me siento en el sillón con una luz de lámpara amiga. Abro el sobre delicadamente, extraigo el papel y comienzo a leer sin prisas.

Es un momento tan placentero que hace de mi vida algo más que los silencios continuos rodeando el pasar entre voces extrañas.

No sé por qué me alaba tanto.

Podría sentir que no merezco sus lisonjas y su amor, pero me niego a hacerlo.

Me acuesto, releyendo por última vez, para forzar un sueño tangible y dichoso.

Los miércoles, por la noche, escribo.

10 Respuestas

  1. Ana Fúster

    Qué triste es siempre la soledad no deseada. Al menos tu protagonista ha elegido amarse a si mism@ un día por semana «para no hacer la vida insoportable», como decía una canción muy vieja que no sé por qué me viene ahora a la cabeza. Un abrazo, Javier.

    1. Javier Palanca

      Hola, Ana. Tampoco me viene la canción. Y sí, no es mala cosa encontrar algún remedio a la soledad aunque sea viviendo de la ficción.
      Muchos besos.

  2. Ángel Saiz Mora

    No hay nada más anónimo que una carta sin remite, en este caso no es necesario, como tampoco que haya pasado por una oficina de correos. Como bien ha dicho Ana, la soledad no deseada no es plato de gusto, pero la escritura siempre es un recurso para el desahogo, para rescatar del abismo, al menos, para evitar caer del todo.
    Un relato que parece tan creíble que si hubieses puesto la dirección postal de tu protagonista al final más de uno le hubiese escrito, aunque solo hubiera sido una tarjeta navideña. Ya puestos, felices fiestas y un abrazo, Javier.

  3. Isabel Cristina Fernández Sánchez

    Los miércoles y jueves, los mejores días de la semana para tu protagonista: estoy segura de que no le gustan los sábados y domingos, totalmente en soledad. Un micro sencillo y atrayente. Nos leemos.

Dejar una respuesta