Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

34 UN ROSA MÁS OSCURO (Carmen Cano Soldevila)

No entiendes cómo has llegado hasta aquí, pero estás decidida.
Fuiste educada para que tu vida fuera de color de rosa, el de tus vestidos y tus lazos. El que elegiste para la tarta de boda y las paredes del dormitorio.
Hace tiempo que te encoges de dolor y maquillas tu rostro para ocultar el tono morado.
Al fin hoy has salido de compras y has regresado con un pequeño revólver en el bolso y una sonrisa nueva en tus labios magenta.
Estamos orgullosos de ti. Nosotros nos encargamos del resto, cariño.

22 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La violencia nunca debería de ser una opción a tomar, pero nadie trndría que tener que soportarla, de ahí que la ley contemple el comcepto jurídico de la legítima defensa.
    Un relato sobre cómo una situación límite puede cambiar a las personas, por pura supervivencia.
    Escribo con el móvil desde un autocar, ruego disculpes las posibles erratas.
    Un abrazo grande, Carmen. Suerte con este buen e intenso relato

  2. Bea Porro

    Tienes la capacidad de hacer que lo difícil parezca fácil. Un relato breve en el que las líneas y las entrelíneas te llevan por distintas etapas vitales y emocionales de un personaje que se ha atrevido a conocer su final, por fin, feliz. Y a mi me gusta mucho. Esa venganza rosa con revolver es lo más romántico que he leído últimamente. Un saludo, Carmen.

  3. A veces, la vida en lugar de rosa se viste de púrpura. Hay que luchar para erradicar esta lacra, aunque a tu protagonista parece que no le han dejado otra salida.
    Buen relato de denuncia, Carmen. Te deseo muchísima suerte.
    Besos apretados.

  4. El color rosa de la vida de la protagonista, educada desde ese prisma, se tiñe de oscura sangre en el planificado desenlace. No sé muy bien si es un relato de denuncia. Hay una dudosa autoridad moral.
    Muchísimas gracias por tu comentario, Pilar.
    Besos.

  5. Que el tono sea más claro o más oscuro, tanto en el color como en la vida, hace toda la diferencia, y este rosa devenido en morado es prueba de ello. Un final de impacto, máxime teniendo en cuenta la frase que cierra el micro.

    Muy bueno, CARMEN; te felicito.

    Cariños,
    Mariángeles

  6. Asun Paredes

    Cuando las personas que han sufrido la violencia en la pareja lo reconocen y buscan apoyo en otras personas están dando el primer paso para salir de la pesadilla. Tu protagonista ya no está sola. Muy buen uso del color en sus distintas tonalidades.
    Un beso, Carmen.

  7. Pablo Núñez

    Tú relato está perfectamente escrito. Tocas un tema tan trágico como actual y lo plasmas con tu habitual maestría. Aparte de esto, ese final me parece una verdadera maravilla. Muy original y acertado.
    ¡Bravo, Carmen!
    Un beso.
    Pablo

  8. Barceló Martínez

    Hola, Carmen.
    Un relato bastante corto en el que, sin embargo, se cuenta una historia con recorrido e intensidad. El tema que tratas es, tristemente, común y actual. A mi con estas cosas se me pone la piel de gallina. En mi cabeza no cabe que se pueda hacer daño a nadie, ojalá viviéramos en un mundo de color de rosa.
    Espero que estés muy bien. Un cariñoso abrazo.

    1. Siempre es un tema actual, por desgracia. Nadie con un poco de ética y sentido común puede entender estas atrocidades. Aquí la protagonista está dispuesta a no ser una víctima más.
      Muchas gracias por tus palabras y tu visita, Ángel.
      Un fuerte abrazo.

  9. Un relato breve y de impacto asegurado. La víctima se convierte en verdugo o eso parece, porque ese «nosotros nos encargamos del resto» final me deja pensativa. Y me pregunto quienes son ese «nosotros», la sociedad tal vez… Despeja mis dudas, Carmen por favor.
    Suerte y besooo

  10. Así es, Anna. La víctima está decidida a convertirse en verdugo. Tiene unos seres cercanos que colaboran con ella. Son los inductores y sus cómplices, la tratan con cariño…
    Espero haber respondido a tu pregunta, aunque cada lector pueda darle una identidad a ese «nosotros».
    Muchísimas gracias y besos.

Dejar una respuesta