Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

37 Una virtual infidelidad (Juana Mª Igarreta)

Quién les iba a decir a Lucas y a Lola, una pareja que sin cumplir los dieciocho y bajo el hechizo apasionante del deseo se escondían en naves abandonadas o estrenaban habitaciones de edificios todavía en construcción … Quién les iba a decir a ellos, diestros en acolchar los suelos más duros y caldear los ambientes más fríos… Quién les iba a decir que llegaría un día en el que el voraz sumidero de la rutina acabaría amenazando aquella fórmula magistral.
Sobrecogidos por la apatía, acordaron pedir cita previa con la imaginación. Esta les aconsejó salpimentar sus relaciones.
Una noche Lola empezó a acostarse con Viggo Mortensen mientras Lucas lo hacía con Charlize Theron. Después protagonizaron encuentros furtivos entre el abad de un monasterio y la más cándida de las hermanas de un convento de clausura. Y así, poniéndose en otras pieles, comprobaron que una virtual infidelidad es un buen principio activo para mantener a tono los resortes amatorios.
Los efectos secundarios tampoco son importantes; como mucho, que alguna noche de ventanas abiertas los vecinos piensen que hay gente nueva en la comunidad.

14 Respuestas

  1. Finalmente, esa «virtual infidelidad» de la pareja resultó ser aún más magistral que la fórmula anterior – esa que los arrastrara al «voraz sumidero de la rutina»- por una razón muy simple: supo convertir ese deseo y pasión que sintieron en su juventud en un recurso renovable y, mejor aún, imperecedero (para desgracia de los vecinos oyentes, jaja).

    Muy buen micro, Juana; me encantó.

    Cariños,
    Mariángeles

  2. Hola, Mariángeles, tienes razón. Esta pareja jugando a ser infieles, siguen juntos. En la vida muchas veces la imaginación nos salva del aburrimiento, y en el campo de las relaciones de pareja puede jugar un papel importante. Muchas gracias por comentar. Me alegra mucho saber que te ha gustado. Besos desde Pamplona.

  3. Se diría que conoces a pies juntillas ese mundo digitalizado y virtualizado. Lo has descrito tan bien que casi me he perdido yo en esos mundos que, a veces, pueden llegar a ser oscuros, pero tu propuesta está muy bien y mira, si sirve para rejuvenecer los ánimos de esos chicos, pues adelante y, a los vecinos… pues … eso.
    Es original tu relato de pasión Juana.Que pases una feliz noche y si puede ser real, mejor que virtual…¿ o no?

    1. Hola, Mercedes, lo mismo que uno vive otras vidas leyendo libros, puede ponerse en otras pieles para mantener viva la llama de la pasión. Esta pareja lo ha descubierto. Si te ha parecido original mi propuesta, encantada me quedo. Mil gracias por tus deseos y palabras. Sí, lo real mejor que lo virtual; aunque lo segundo puede a veces potenciar lo primero. Un abrazo.

  4. Ángel Saiz Mora

    Si una infidelidad es consentida y mutua, además de llevarse a cabo sin secreto alguno, a la vista del otro, no parece una infidelidad tal como la conocemos, sinónimo de adulterio y villanía. Una de las virtudes de la literatura es saber crear mundos nuevos. Esta pareja lo ha hecho, tanto, que su actividad, esa «infidelidad virtual» que en realidad no lo es, aún no tiene denominación en el diccionario.
    Una historia original, elegante y simpática.
    Un abrazo, Juana.
    Suerte

    1. Hola, Ángel. Digamos que en este caso el fin justifica los medios. Y si esta pareja consigue mediante la fantasía e imaginación avivar el juego amoroso, pues bienvenidos sean. Al entrar en función, aunque solo sea con el pensamiento, personas ajenas a la pareja, me ha dado por calificarlo de «infidelidad virtual». Gracias por tu valoración del micro. Otro abrazo para ti.

  5. Salvador Esteve

    La imaginación es, sin duda, un arma poderosa en manos del deseo. El relato, con originalidad, nos lo muestra y nos regala una sonrisa final. Muy bueno, Juana. Un abrazo y suerte.

    1. Hola, Salvador. Efectivamente, la imaginación puede lograr grandes cosas. Nos permite ampliar nuestros límites, jugar, soñar, etc. También en las relaciones de pareja. Gracias por tus generosas palabras. Otro abrazo para ti.

  6. María José Escudero

    Resulta difícil mantener viva la llama de la pasión durante tantos años Pero esta pareja quizá haya dado con la formula para acabar con la monotonía y parece que les funciona. Está claro que se entienden de maravilla. Una propuesta original y también divertida.
    Me ha encantado leerlo. Besos, Juana y mucha suerte.

  7. Hola, María José, como bien dices, suele ser inevitable que las relaciones largas en el tiempo pierdan el calor inicial y lleguen a ser monótonas y aburridas. Por eso, salpimentarlas con un poco de imaginación, puede ser un recurso para mantener viva esa llama de pasión que comentas. Me alegra que te haya gustado. Besos también para ti.

  8. Verdad es, que si no fuera por la imaginación, que a veces puede salvarnos de los tedios y la monotonía, que sin querer llega a nuestras vidas, muchas parejas dejarían de serlo. La tuya, gracias a ti, se ha salvado de la quema. Precioso, Juana. Un puntazo ese final «de ventanas abiertas».
    Un abrazo grande.

    1. Hola Rosy, pues sí, qué importante la imaginación para casi todo. Es una puerta que tal vez deberíamos abrir más a menudo. Me ilusiona que te haya gustado hasta el final. No se puede pedir más. Otro abrazo tan grande como puedas imaginar.

  9. Los remedios naturales suelen dar siempre buenos resultados para curar este tipo de males. La imaginación, el juego, y la osadía, pueden ser la mejor de las terapias para amantes con principios de apatía crónica. Mucha suerte, Juana.

Dejar una respuesta