Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

36. VIDA INTERIOR (Domingo Jiménez Lacaci)

Llevaba algún tiempo con cierta pesadez de estómago, y todo encajó cuando el camarero me preguntó qué quería de tapa con la caña. Aceitunas iba a decir, pero de mi boca salió otra voz y pidió tortilla. Estupefacto me comí la tortilla, que además estaba seca, y decidí acercarme al ambulatorio.

No hay duda, dijo la ecógrafa, tiene usted un hombre dentro, añadió mostrándome la pantalla. Eso es un disparate, contesté. Pues es un disparate con bigote, dijo señalando en el monitor el mostacho entre mis costillas. Vaya tranquilo, a veces pasa. Si no le habla, se aburrirá y se largará cuando menos lo espere. ¿Y dolerá?, pregunté. Nada que no arregle un Paracetamol, no sea quejica. Ay si ustedes tuvieran que parir…, me dijo levantándose.

Disciplinado, nunca le di conversación, pero él soltaba opiniones de aquello que se hablara. No entendía el fuera de juego y sus ideas políticas eran opuestas a las mías, así que me hizo pasar algún mal rato con los amigos.

Hoy pedí aceitunas, él tortilla, y una tercera voz pidió boquerones. Voy en el taxi a Urgencias a ver si me los sacan, y si no fuera posible, al notario a firmar el proindiviso.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Los problemas e inconveniencias varias que nos asaltan a diario, si es posible, es mejor extraerlos de raíz. A veces no queda otra que acostumbrarse a vivir con ellos, qué remedio, aunque eso sí, con la cobertura legal correspondiente, no sea que por la política de hechos consumados el propio cuerpo acabe tan lleno de okupas que no quede ni un huequecito para su legítimo propietario. Está bien ser solidario y paciente, pero todo tiene un límite y todos necesitamos nuestro espacio.
    Un relato surrealista, algo inquietante, a la vez que divertido, que demuestra que nuestro peor enemigo no hay que buscarlo fuera, pues lo tenemos dentro y es necesario aprender a lidiar con él, o con ellos.
    Un abrazo y suerte, Domingo.

    1. Cuando la ecógrafa le dijo que tenía un hombre dentro, pensé que era una forma muy grosera de anunciar un embarazo, pero entonces aparecieron los mostachos, la alusión a no tener que parir y a lo quejica y me di cuenta de que era un hombre, uno con vida interior, como anuncia el título, pero más literal de lo que hubiera cabido esperar…
      Me gustó el micro, Domingo,y mucho.

      Un beso desde la Patagonia Argentina.

      1. Domingo Jiménez Lacaci

        Buenos días Mariángeles,
        Lo bueno de compartir textos es que cada lectura de cada amigo te abre los ojos a un nuevo universo dentro de tu relato que vive en el cerebro de ese lector, y que es tan legítimo y tan válido como el del padre de la criatura. Para eso escribimos, por otra parte.
        Yo sabía que el protagonista era un hombre desde que escribí la primera letra, aún antes. Quizás por eso, me descuidé y no di pistas contundentes del sexo del okupado. Menos mal que alguien de sensibilidad muy fina, mujer, claro 😉, las ha sacado de los matices finos, que también estaban ahí como atrezzo pero que tú has convertido en datos de la ecuación.
        Muchísimas gracias por tu tiempo y tu atención. Me gusta que te guste, y mucho que te guste mucho. 😊
        Besos fuertes desde la capital del reino para la tierra de los patagones

    2. Domingo Jiménez Lacaci

      Gracias Ángel por echarle un rato a lo mío con el detenimiento y el cariño habitual. Sí, es tiempo de distancia social, salvo, oh paradoja, intramuros de nosotros mismos. La duda que me quedó al escribirlo, siendo yo de ciencias y numeritos, es si lo correcto es inscribir el proindiviso o si una comunidad de bienes sería más adecuado. O quizás un simple contrato de alquiler, haciendo cortapega del de la plaza de garaje hubiera solucionado el incidente. Se admiten sugerencias del gremio de los letrados.
      Abrazo fuerte y mil gracias de nuevo, Ángel.

  2. Ostras!!! A eso se le puede llamar también okupa?
    Pues entonces lo lleva crudo. Yo más bien miraría qué como y lavaría bien las verduras no fueran gnomos.
    Bueno, me sacó una sonrisa, en estos días viene muy bien.
    Saludos.

    1. Domingo Jiménez Lacaci

      Bueno, ya sabes, es lo que tienen los alimentos procesados: demasiada sal, edulcorantes, conservantes, gluten, un señor con bigote…
      Virtudes, muchas gracias por detenerte en mi texto. Y un orgullo haberte sacado una sonrisa 😊
      Abrazo fuerte para ti

Dejar una respuesta