Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

23. Vino, la vi y la venci

 

También vino a visitarme.

En aquellos días un grave problema de salud atenazaba a mi familia y cuando yo empecé a tener molestias mi cabeza se disparó, un único pensamiento ocupaba mi mente, obviamente alguien iba a perder la partida y ésa iba a ser yo. De repente la mirada se me extravió, las ganas desaparecieron, mi corazón pugnaba por salir por la boca y mi interior era un volcán a punto de estallar, me sentía morir. La doctora que me atendió en urgencias me diagnosticó en un segundo: “Usted presenta un cuadro de ansiedad y depresión”.

¿Yo? No podía creerlo. Sólo fueron dos semanas de tirarme a la pastilla en cuanto me despertaba, aunque fueron días largos en los que la cabeza navegó por ideas oscuras.

Hoy reconozco en ti todos los síntomas sólo que tu llevas batallando mucho tiempo. Tras dos horas de conversación creo ver un hilo de brillo en unos ojos preocupantemente apagados. No puedes creer que yo, tan vitalista, tan segura de sí misma, hubiera caído ahí.

Pues sí recibí su visita, y tu deberías dejar de ponerle canapés, verás que pronto cambia tu desangelado aspecto en cuanto se marche.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    En una sociedad tan acelerada como la que nos ha tocado, competitiva, frenética, implacable, no es nada extraño caer en el pozo de la depresión y la ansiedad. Nadie está exento de ese peligro, tampoco tu personaje, a pesar de ser tan vitalista; bajo una apariencia festiva puede latir un pozo negro que acabe por imponer su oscuridad. La medicina ayuda y la propia voluntad también, pero posiblemente más aún la confianza de quien ha podido con ello, de quien se ha negado a caer bajo su yugo.
    Un relato de superación, que anima a no tirar nunca la toalla, a abrazar la esperanza.
    Un abrazo y suerte, Ana

    1. Ana Alcocer

      Alguna vez escuché a un especialista decir que aunque parezca contradictorio, las personas más vitalistas cuando caen lo hacen también de forma proporcional a su grado de optimismo…hacia lo más hondo, en fin lo importante es la superación como siempre.
      Gracias Ángel, un abrazo

  2. Me encanta que el micro empiece con una paráfrasis de la famosa frase de Julio César- ¿o era de Alejandro Magno?- «Veni, vidi, vici», no porque sea de él, o de ambos, sino porque muestra nítidamente la actitud que hay que tener frente a ella. No es fácil dejar de ponerle canapés a la depresión, pero cuando se logra dejar de hacer, a la persona se le cae el velo negro de los ojos y se da cuenta de toda la vida que perdió por atenderla, por no tomar las riendas y no haberla echado antes… Lo que más me gusta del micro es eso, que quien cuenta es alguien que ha logrado sacarla de su vida y por eso, porque la conoce bien, trata de que otros hagan lo mismo…

    Un micro hermoso y sanador el tuyo, Ana. Besotes😘😘😇😇

    1. Ana Alcocer

      Creo que se atribuye a Julio César pero como bien dices es la actitud que transmiten esas palabras lo importante y además es de obligado cumplimiento intentar ayudar a los que calzan ahora los mismos zapatos que tu llevaste un tiempo.
      Gracias por tu bonito comentario Mariángeles 😘

  3. Gloria Arcos Lado

    Muy buena la actitud de tu protagonista, la de ponerle todo tipo de trabas a esa depresión y ansiedad que intentan hacerse con su vidas y con su voluntad, a pesar de lo que cuesta hacerlo.
    Bello y positivo micro. Un abrazo. Gloria Arcos

  4. Ana Alcocer

    Gracias por tu comentario, Gloria.
    Ojalá todos aquellos que están pasando por ese trance o los que desafortunadamente en un futuro lo estén, tengan alguien cerquita que les inyecte en vena chorros de poditividad.
    Un abrazo

Dejar una respuesta