Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

43. Y LLEGÓ EL DÍA.

 

Siempre fértil de intensas emociones, se había considerado un tipo afortunado en el arte de la felicidad, entendiendo como tal, la capacidad de coleccionar amantes de nacionalidad y gustos varios. Acostumbrado a satisfacer sus deseos (carnales y morales) hacía alarde de esos triunfos y ni se imaginaba que era cuestión de tiempo que se colaría todo ese gozo por el desagüe de la soledad y la indiferencia.

La llegada de un naufragio económico y la acumulación de años con achaques se escaparon por los poros de su piel y se embriagó de los aromas decadentes de una vida de conquistador conquistado por la vejez y la ruina de su imperio.

En un rincón de su alma, apela a la bondad desinteresada de aquellas interesadas para cubrir el vacío de su existencia. No quiere reconocer que hoy, no es ayer.

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Por lo general, nadie tiene deseos de irse, menos aún cuando se ha ido de mucho a mucho menos, física y materialmente. Ese día llega siempre, en ocasiones se le ve venir y otras aparece de improviso. Lo importante es haber aprovechado el tiempo, con errores y aciertos. Tu protagonista parece haberlo hecho, pero en su intensa existencia hubo una laguna importante: no querer detenerse nunca a pensar en el final inexorable, no prepararse para él, dejarse vencer, sin dignidad.
    Un saludo y suerte, Dolores

  2. Si cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana, cuando el amor es falso y basado en el deseo material, mucho antes saltará, incluso sin abrir la ventana. Sin el impulso extra que otorgaban la salud y el dinero, solo le queda esperar una caridad feliz por algún rincón. Qué intransigentes son el paso del tiempo y la realidad. Suerte y abrazos, Dolores.

Dejar una respuesta