Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

126. Legítimo Bastardo (Montesinadas)

Pasó la primera luna llena y nada, la segunda y tampoco hubo mancha. Dos faltas seguidas y la reina, pese a los fracasados intentos anteriores, albergaba una nueva esperanza. Todos los cuidados eran pocos,  la alimentación supervisada minuciosamente, eruditos de todos los confines del reino estudiando el comportamiento de las hormonas  buscaban la armonía entre todas ellas, cosa imprescindible para que el nuevo ser se aferrara al lecho maternal y el vientre de su majestad no fuera, de nuevo, un cascarón deshabitado.

Se le evitaron cuitas amargas que pudieran minar su ánimo y pasados unos meses, el reino tenía un legítimo heredero con una media luna dibujada en su mejilla. La fecundación por cánula del físico judío había sido un éxito a los ojos del hombre,  pero también un posible pecado a los ojos de Dios.

La corona eliminó a todos los testigos, el esclavo donante conocido por su vigor y hombría fue devuelto al calabozo incumpliéndose todas las promesas, se le cortó la lengua y se le abrasó la cara con ácido para borrarle la media luna de su cara, pero no se le tocó el sexo imaginando que tuvieran que requerirlo de nuevo.

30 Respuestas

  1. Hubo un tiempo en que las campanas de toda Europa sonaban al mismo tiempo pero algunos badajos alternaban la impotencia con la ceguera. ¡Ah! ¿no es la crónica de un hecho histórico? En fin, también hay lunas sin monstruos, sin hadas… Original, natural y fluido. Un relato extraordinario para no variar.
    Gracias, Montesinos.

  2. Mª Belén Mateos

    Genial Montesinos !!! Has creado un ambiente histórico tan creíble, que te hace pensar cuanto de realidad tiene el relato.
    Pobre esclavo, desde luego lo han dejado hecho una piltrafa, eso si, listo para otra faena.
    Un abrazo.

  3. Gran historia maestro, suena tan real que se diría que ha sucedido.
    Por momentos la poesía no conduce al sueño de ser madre para luego convertirse en el horror de ese esclavo portador de la medialuna.
    Me descubro ante usted maestro.
    Un abrazo y suerte.

  4. Maestro Montesinos. No sé yo si habrá mejor manera de cerrar el mes que acudiendo a sus letras. El descanso te ha sentado bien y yo que me alegro de que regreses para obsequiarnos con estas pequeñas maravillas. Yo de mayor quiero escribir como tú, Montesinos. Un abrazo y mucha suerte 🙂

  5. De todo lo malo se le quedó la … intacta. Pobre hombre, siempre tiene que pagar lo de pajas clases. Impactante relato, maestro. Un fuerte abrazo, Sotirios. (He sido finalista en un concurso que se llama “MADRID HISTORIAS BREVES” El ganador lo anunciarán el día 20 de septiembre. Está en mi blog)

Dejar una respuesta