Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

13º Microscopio : Por quién tañen las campanas

Traemos al microscopio un texto con redoble de campanas que como siempre nos ha encontrado nuestra amiga Ginette Gilart

¿Y qué decir de está magnífica fotografía de Modes Lobato?

13_cementerio

POR QUIÉN TAÑEN LAS CAMPANAS

No tenía noción del tiempo que había estado durmiendo. Al despertar, recuerda que se había acostado después de comer -no sabe si ayer u hoy mismo- al encontrarse algo indispuesto. Se levanta y no encuentra a nadie en casa. Escucha campanadas a muerto. Se pregunta por quién podían tañer; repasa mentalmente las poco más de cincuenta familias del pueblo y no recuerda a nadie moribundo. Decide ir a la iglesia a dar el pésame a la familia, sea la que sea. En la calle se cruza con el municipal, que no le devuelve el saludo. Tampoco el corrillo de vecinas, que encuentra a un lado de la plaza, parecen reparar en él. Al llegar al templo, ve en la puerta la esquela; se acerca y lee su propio nombre. Dos vecinos que le traspasan al entrar comentan “parece ser que fue un corte de digestión”.

Letra_X

Empiezo por el título, me gusta, creo que es muy adecuado. Es atrayente y sonoro y le va muy bien a lo que cuenta el microrrelato.

He leído varias veces el micro en distintos días buscándole pegas, no tengo casi ninguna. Es un texto correcto y bien escrito. Va avanzando a través de las escenas hasta llevarnos al final, que en mi caso no es sorpresivo, puesto que de alguna forma a través de lo que va contando nos da pistas sobre lo que vamos a encontrar.

Con palabras sencillas nos va haciendo ver la situación.  La extrañeza de no encontrar a nadie en casa. Esas campanas a muerto sin conseguir saber quién es. Es fácil ver la escena del municipal y la de las vecinas en la plaza, hasta llegar al momento en que lee el nombre de la esquela y escucha a los dos vecinos sobre la causa de su muerte. Todo como muy cotidiano, ¡pero no!

El único “pero” que encuentro:  me sobra la última frase, la de los vecinos que le traspasan, no sé, creo que queda más impactante si acaba en el momento de leer su propio nombre. Es mi gusto ¡claro! También puede ser que quizás el autor al aclarar el motivo de la muerte pretende darle un tono más ligero o jocoso. Si no es ese el caso sobra la frase, no la necesito para aclararme que el tipo de quien se habla ya es un fantasma.

Para terminar repito lo dicho me parece una buena historia, bien contada, como lectora lo he disfrutado.

Letra_Y

TÍTULO:

(+) Nos da pistas sobre el relato, aunque esto también podría ser negativo si lo que se pretende es sorprender al lector.

(-) Irremediablemente me recuerda el título de la novela de Hemingway y no creo que sea lo que el autor/a pretendía. Propongo buscar otro título en la misma línea de evocación de las campanas pero evitando dar pistas sobre el desenlace y huyendo del obvio parecido; a ver qué te parece “Tocan a muerto”

EL TEMA

(+) La muerte es un tema que da mucho juego. Me gusta el tratamiento en primera persona, que nos hace plantearnos cómo será estar muerto, asistir a nuestro propio entierro…  Me parece un acierto la enumeración de lo que hace y lo que piensa el protagonista, es algo así como ir entrando poco a poco en situación, aumentando la intensidad hasta el desenlace. Sin embargo echo en falta algún sentimiento más profundo o inquietante; algo cómo no sentir dolor, intentar hablar por teléfono y que su interlocutor no le escuche…

(-) Quizás por ser un tema sobre el que se ha escrito tanto no le encuentro nada novedoso y la única posible sorpresa ya venía insinuada en el título.

LA FORMA

(+) Ya he dicho que el uso de la primera persona me parece un acierto. Aquí añadiría que el acierto es doble si lo haces en presente, pero tu relato alterna entre el presente y el pasado de un modo un tanto confuso.

(-) Hay alguna confusión con los tiempos verbales en las primeras líneas: empieza en pasado “No tenía noción…” y continúa en presente “Al despertar recuerda…”, “Se levanta…”, “escucha…”, hasta llegar a la frase “Se pregunta por quién podían tañer” en la que aparece de nuevo el pasado .

(-) También hay un error de concordancia en “el corrillo de vecinas,…, parecen reparar en él”. El sujeto es singular aunque se refiera a un colectivo y el verbo se debe conjugar en singular.

(=) Los errores mencionados se deben seguramente a una falta de revisión posterior del escrito. Mi humilde recomendación es la lectura en voz alta de lo que se acaba de escribir. Corregir, releer, dejar en reposo un par de días, volver a leer y volver a corregir. Es increíble lo que se nos escapa cuando, llevados del entusiasmo de la historia recién capturada, releemos lo escrito: parece que recordáramos lo que quisimos escribir en lugar de leer realmente lo escrito.

SUGERENCIAS

Esto no son palabras mías, es lo que tantas veces nos han dicho y repetido aquí y en otros lugares: “en un microrrelato no hace falta explicarlo todo, hay algunas cosas que el lector ya entiende por el contexto y por lo tanto, sobran. No es que estén mal, es simplemente que no son necesarias”. A mi entender en este relato sobran:

– la frase “Se pregunta por quien podían tañer”: si lo lees sin ella verás que también tiene sentido

– el fragmento de la frase “y lee su propio nombre”: ya hace rato que el lector sospecha que el protagonista está muerto. Yo lo cambiaría por “Se acerca y lee”

-me chirría un poco la frase final “Dos vecinos que le traspasan al entrar…”: entiendo lo que quieres decir pero yo buscaría otra manera de expresar esa imagen.

– Creo que al título le faltan los signos de interrogación, aunque cómo ya hemos quedado en cambiarlo…  😉   Asimismo me sobra alguna coma y hay frases que yo las hubiera puntuado diferente. Pero la puntuación es mi asignatura pendiente así que lo dejo para algún comentarista más ducho en la materia.

EN RESUMEN

Una buena idea y un buen desarrollo, pendientes de una revisión más exhaustiva.

Letra_Z

(+) Me gusta el comienzo con la negativa, es una debilidad personal y literariamente muy usada por el maestro J.Marias en más de una novela. La negación te lleva al otro lado de manera inmediata.

(-)La confusión del estado del personaje pierde fuerza. No es relevante y además resulta un recurso fácil hablar de acostarse y despertarse de manera tan antagónica sin enriquecer la situación. Baja el tono potente del inicio. Si hubiera añadido más frases negativas, categóricas que evidencien un estado determinado, hubiera tomado más fuerza.

No me aporta  mucho el recuerdo de la exactitud podía saltar directamente al “Se levanta y no encuentra a nadie”.

(+) Continúa en presente y eso le da fuerza trae al lector al primer plano como si lo viera en su propia mirada.

(-) La entrada en el presente hace que no cuadre en el organigrama de tiempo el imperfecto inicial “No tenía”. Si lo cambia a presente toma mucha más fuerza dese la primera frase y te mete en el bolsillo.

(-)A partir de “Escucha campanadas de muerto” es totalmente previsible por culpa de la confusión inicial sugerida al principio, ya huele a muerto el personaje dese antes de seguir contando.

(-)Una vez que ya sabes que está muerto que es un espíritu andante pierde mucho interés, y solo mantienes la expectativa de un giro final que sorprenda y que no llega.

Escenarios y juegos estereotipados, seres que le traspasan, la iglesia, las campana, ¿el municipal???? (Horror). Intenta el costumbrismo pero se queda en una sencilla e inopinada enumeración de seres que no dicen nada.

En resumen no es de mi gusto, no me llega ni me descubre, ni me ilumina.

Las campanas no me suenan.

(-) Tampoco me gusta el título emulando al maestro  Ernest Hemingway y su reconocida novela.

Mi sincera y humilde opinión es que le hubiera dado otra vuelta.

 

18 Respuestas

  1. Paloma Casado Marco

    Creo que es más adecuado utilizar el verbo “doblar” que el “tañer”. Doblar significa que las campanas tocan a difunto. Fuera de esta consideración, el texto me parece correcto aunque, como han comentado, hay cierta confusión con los tiempos verbales. Quizá porque en el género micro se ha utilizado con profusión el tema de los muertos conscientes, enseguida imaginamos quién es el fallecido. Echo de menos algún detalle que me haga identificarme con el protagonista, por su confusión y/o su espanto cuando se da cuenta de la realidad. El texto no me emociona.
    Tampoco me gusta el párrafo final del comentario de los vecinos, creo que le quita dramatismo y no concuerda con el tono del resto del cuento.

  2. Confieso que en una primera lectura no había captado la intención del relato, que me resultaba algo confuso. Ha sido leyendo a los opinadores cuando he descubierto el sentido pretendido. Pero admito que me ha permitido descubrir el verbo «tañer», que no recuerdo haberlo leído o escuchado antes. Muy adecuada la música elegida por Ginette, y la foto de Modes, además de apropiada, todo un derroche de dominio técnico (¿este chico hace algo mal?).

  3. Es un relato que tiene una lectura muy fácil y que se agradece. Es un buen relato que encantará a personas poco habituadas a los micros, pero que a yo (y esto ya es problema mío, no del autor) le encuentro muy llano, sin tensión, sin asombro.
    (=) Por la secuencia cronológica de los asuntos narrados está claro que el autor no pretende sorprendernos pues cuando “escucha campanadas a muerto” el lector ya sospecha que es el protagonista “indispuesto”. Estamos ante el caso en el que el lector sabe más que el protagonista y por lo tanto pasamos a ser observadores de sus reacciones.
    (=) Quizás sobre la aclaración “se acerca y lee su propio nombre”, en cuyo caso se devolvería la incertidumbre al lector sabelotodo. ¿Es él? ¿No lo es? Claro que le “traspasen” lo deja todo claro.
    (=) La frase final es casi reiterativa, pero claro, va dirigida al protagonista.
    (-?) Cositas: Primera frase en pasado y resto en presente, no sé.
    (-) Sobra la primera frase pues lo deja claro en la segunda.
    Resumen, un buen micro para acercar a los lectores al género.
    Y ahora voy a leer los comentarios que han realizado los compañeros que me enseñan a ver lo que yo no he visto.

  4. Para mí es un relato correcto. No le pongo pegas formales, pero no me emociona porque adivino el final desde el principio.

    El título lo encuentro demasiado explícito. No me molesta el verbo “tañer” porque, aunque es cierto que “doblar” sería más preciso, el primero también se refiere a tocar las campanas, en sentido general, a vivo o a muerto, según yo lo entiendo.

    Tampoco veo mal el cambio de tiempo verbal de pasado a presente. Creo que ha sido adrede para diferenciar lo ocurrido antes de levantarse y después.

    Estupendas la música y la fotografía.

  5. En este micro cambiaría sin contemplaciones dos cosas:
    Primero, y fundamental, los tiempos verbales. O todo en pasado o todo en presente. Para mi gusto, mejor el pasado, por cómo empieza la trama y cómo termina. Pero lo más importante: pondría al narrador en primera persona. El lector está ante un tema de género fantástico, ante un personaje muerto; y lo que me resulta inverosímil no es eso, sino que haya un “testigo” viéndolo todo y metido en su cabeza recordando cosas, escuchando, preguntándose por el sonido de las campanas… No me parece compatible.
    Por lo demás, es un texto bien organizado en cuanto a la información y bien escrito (sobra “su propio” delante de nombre), pero a falta de un hervor en cuanto al interés que debería despertar. La última frase cojea. Me habría encantado, para cerrar, algo de lo que se arrepintiera de no haber hecho en vida, ahora que ya sabe que es un fiambre.
    Un abrazo grande para el autor. Un micro de los de mi gusto.

  6. Como ya es hora, me descubro como autor, al tiempo que agradezco las opiniones vertidas por X, Y y Z, incluso las favorables. Y comento sobre vuestros comentarios:
    Título: Estuve barajando distintos. Durante bastante tiempo iba a titularse Campanadas a Muerto, quizás hubiera sido más del gusto de algún opinador, aunque también se podría pensar que se lo había robado a Serrat. Cuando lo cambié era consciente de su similitud con el de Hemingway, pero me atrajo el verbo diferencial. Sí, tañer es un verbo que me gusta, quizás por esa eñe tan española.
    Final: No buscaba acabar en tono jocoso; si da esa apariencia, fracaso total. Lo que intentaba al mencionar el motivo de la muerte, era cuadrarlo con la frase inicial en la que se dice que se acostó algo indispuesto. De otra forma, esta resultaría gratuita y claramente prescindible.
    Forma: La falta de concordancia del corrillo con el verbo, imperdonable. Y no es por falta de revisión. Antes de publicar cualquier texto, lo leo, lo releo, lo dejo reposar, lo vuelvo a leer… y casi siempre descubriendo algo mejorable y cambiando palabras o expresiones. ¡Cómo no lo iba a hacer en esta ocasión, que iba a ser sometido a vuestra lupa! Bueno, pues ni aún así. Emoticono de sonrojo.
    No estoy seguro de que el uso de tiempos verbales distintos sea literaria y gramaticalmente incorrecto, pero me quedo con la observación para fijarme en próximas lecturas.
    También retengo vuestras valiosas opiniones sobre gustos y preferencias en estructura, enfoque, etc. Gracias sinceras.
    Reitero mi felicitación -ahora como Titular, no como espectador- a Ginette y Modes (no me digas que te hice visitar un cementerio para la ocasión) por sus aportaciones tan acertadas.
    También agradecimiento a los comentarios de Paloma, Ximens, Edita, Ana y Susana. Por cierto que Ximens ha respondido, sin saberlo, a una de las cuestiones que me planteaba al leer las opiniones. ¿Uno debe escribir para lectores avezados -tanto que incluso se atreven también a escribir- y que son mucho más exigentes, o para el común de los lectores que puede no haberse encontrado nunca con un relato sobre un tema determinado?
    ¡Ah! también gratitud a mi clon, travieso e inculto, que comentó en mi nombre.
    Y a Mel y Paloma, que son las que me meten en este pim, pam pum.

    1. Rafa, en mi opinión uno debe escribir para quien le de la gana, sobre todo para sí mismo. Puedes sacar relatos más crípticos, más complejos, con más elipsis o por el contrario relatos muy claros y llanitos. Si queremos acercar los micros al lector novel debe ser vía sencillez, sorpresa, etc. Si queremos que el lector le de al tarro, los primeros. Lo importante es tu mismo. Pero claro, después de haber leído ¿mil? ¿dos mil? micros ya hay cosas que “me aburren”, por ejemplo las sirenas, el maltrato de género masculino, los abuelos muertos que se quedan en el comedor, por eso debe ser muy muy espectacular (en mi perfección) para que me gusten. Pero vamos, que nunca me verás criticar a los lectores de las 50 sombras, sobre todo si ese ha sido su primer acercamiento a los libros, seguro que vendrán más.

    2. Modes Lobato Marcos

      Por supuesto que fui al cementerio de mi pueblo para hacer la foto.
      Como dicen por aquí…No temas a los muertos, solo a los vivos.

        1. Antonia

          Gràcies o mercès a tu.
          Como veo que te gusta la cuestión idiomática, en lo poquito que yo sé, te digo, que la cedilla (c trancada) en catalán, se usa con las vocales fuertes A – O , para que suene s, de lo contrario seria sonido k , como en castellano.
          Ejemplo: cançó-barça-esforç- vençut
          En sincer-recent-precís, ya suena como s, sin necesidad de Ç.

          Te pongo esta dirección por si te apetece echarle un vistazo.Espero que te parezca útil.

          http://www.linguasport.com/languages/indo-european/indo-european/romance/Catalan.htm

          Abrazo o abraçada 🙂

  7. Hola Rafa,
    me descubro, yo soy “Y”.
    He participado por primera vez en esta sección y nunca hice nada más difícil que leer un relato con el objetivo de hacer una crítica. Intentar que esta fuera exhaustiva a la vez que respetuosa es un trabajo agotador. Espero que no te haya molestado ninguna de mis apreciaciones y que te hayan resultado útiles mis comentarios (incluso los favorables).
    Ximens, tienes toda la razón; el relato está en tercera persona de principio a fin. Hasta los comentarios requieren revisión y está claro que la mía(qué también la hice) no fue muy acertada.
    En cuanto a la pregunta ¿para quién escribimos?, ¿para lectores corrientes, para otros escritores, para un jurado,…? Coincido con vuestra opinión: hay que escribir las historias que a uno le gustaría leer y esperar que al otro lado haya alguien a quien interese.
    Mis felicitaciones a los colaboradores de la sección: Modes y Ginette, y también a Mel y Paloma por su dedicación.
    Abrazos

  8. Hola Rafa
    Soy X, un poco tarde, lo sé, pero no quería dejar de identificarme. Esto de hacer comentarios sobre un texto ajeno es díficil, he intentado dar mi opinión y tratando de ayudar en lo posible. No sé si lo he conseguido. Espero que no te haya molestado mi “pero”
    Gracias por ofrecer tu texto para ser analizado.
    Y gracias también a Modes y Ginette así como a esas dos “currantas” que son Mel y Paloma.

    Besitos

Dejar una respuesta