Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

45. CUESTIÓN DE NÚMEROS (Concha García Ros)

Cien veces al día me repetía que no podía seguir así, pero aguantaba. Diez años tristes que se escurren por el sumidero. Tan sólo cinco minutos para largarme, para dar el portazo definitivo.

Sé que es el momento preciso, no en vano dejo atrás la 115 de este miserable motel. Titanic,  ¿qué se puede esperar con un nombre así?

Sonrío, voy a ser una de las supervivientes.

47 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    Impepinablemente que no se puede esperar nada bueno. Pero de la superviviente sí. Como tú, C o n c h a A m i g a : ¡¡¡Sobresaliente por tu contundencia, celeridad y claridad!!! ¡¡¡¡Abajo el 115!!!!
    Muy bien. Post Scriptum : ¡Buena línea clara la tuya! J u a n .

  2. Ana Fúster

    Desde luego, quien le ponga “Titanic” a un motel tiene poco sentido comercial. Muy original tu propuesta, que se escapa del transatlántico del mes, del 115 y, sobre todo, de esos diez años tristes. Enhorabuena a los supervivientes, y a ti suerte y un abrazo que espero darte pronto en persona.

    1. jaja, es verdad, Ana, nula visión comercial y macabra forma de entender el negocio. Escapando del Titanic, del 115, del desastre… eso es lo positivo, comenzando de nuevo tras ese portazo. Un abrazo también para ti. Nos vemos pronto.

  3. Cari

    Original como siempre, Conchi, muy ágil ese recorrido temporal y buena la solución “superviviente” aunque haya tardado en llegar. Hay lugares que son en sí mismos premonitorios..
    Enhorabuena!
    Besos

  4. Ángel Saiz Mora

    Al final, una existencia puede reducirse a una suma de números, algunos son largos y tristes, pero se puede sobrevivir a ellos y comenzar una cuenta nueva. A veces no hay nada como un buen portazo.
    Suerte y un saludo, Concha

  5. Salvador Esteve

    Concha, se puede ir a la deriva de muchas formas. Tu protagonista aprovecha el motel con nombre de tragedia para empezar su viaje hacia una nueva vida. Muy bueno. Abrazos.

  6. Modes Lobato Marcos

    Joe, un mes que me da a mí por agotar las 200 palabras, llegas tú y, en un pim pam pum de los que me gustan, completas una historia que nos deja boquiabiertos por la velocidad, el sentido del ritmo, el encaje portentoso entre piezas y lo mejor, por ese luminoso final lleno de esperanza.
    A ver si aprendo de mi mejor amiga, carajo.

  7. Raúl

    Me ha gustado cuatro de las tres veces que lo he leído. Por el principio, por la decisión, por el final. Tres motivos para una mujer. Dos veces interesante.

  8. Isabel

    Bravo!
    No importa todas las veces que se lo repita, ni el tiempo que lleve haciéndolo.
    Lo importante son esos 5 minutos en los que una decisión pone un diez a la vida.
    Ahora puede empezar a repetir, todo el tiempo que quiera que tiene un montón de minutos para elegir ser feliz.
    Bravo!

  9. Con lo mal que pensaba de tu protagonista, por esa indolencia ante los que se quedaban por el camino, en una segunda lectura entiendo que no hablas del Titánic…. barco, ¡sino de un Hotel!… ¡Que simple hubiera sido lo primero y que latigazo me has dado después! Estupendo, Concha

  10. Reve Llyn

    Buenísimo Concha, no sabes la envidia que me dais los que con cuatro palabras (palabra arriba o abajo) sois capaces de contar una historia completita y encima os salís por la tangente del tema del mes.
    Me consuela que los hay más torpes que yo y le ponen Titanic a un hotel.
    Felicidades a ti… y a tu prota.

Dejar una respuesta