Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

13. 52% (Salvador Esteve)

Trescientas regresaron con el fruto de la noche en sus entrañas.

Ciento cuarenta y cuatro nacieron para perpetuar su estirpe.

Ciento cincuenta y seis pequeñas lápidas anuncian su nombre:

ISLA MISANDRIA”.

 

61 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Cuánto has contado con pocas palabras. Muy sugerente ese regreso con el fruto de la noche en sus entrañas. De esos trescientos intentos, unas nacen y otros se malogran, pero han logrado perpetuar la estirpe de una isla de mujeres que sólo utilizan a los varones como un mal necesario para asegurarse su continuidad, sólo parecen necesitarlos para eso, ellas son felices en su isla. Esta es mi interpretación. Ya me dirás si me he acercado.
    Suerte y un saludo.

    1. Salvador Esteve

      Ángel, no solo te has acercado sino que te has quemado, perfecto análisis. Solo enfatizar un dato, las cifras no son aleatorias, estadísticamente el 52% de los nacimientos son varones. Tal vez la palabra malograr queda un poco “blandita” para lo que realmente hacían a los nacidos varones. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  2. Espeluznante historia, con pocas palabras y muy bien contada. Yo interpreto que se asesina a los bebés varones. En una auténtico odio hacia el hombre, ¿no? De ahí el nombre de la isla. Suerte y un abrazo

    1. Salvador Esteve

      Concha, lo has interpretado perfectamente, las pequeñas lápidas dan fe. También has acertado lo del nombre de la isla. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  3. Virtudes Torres

    Muy explicito el nombre de la isla.
    Pero no por eso las amazonas dejan de aparearse. Los necesitan. Esa es su maldición.
    Suerte. Saludos.

    1. Salvador Esteve

      Virtudes, tienes razón, es una maldición, pero la naturaleza es sabia y nos ha hecho dependientes en ese aspecto. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  4. Impactante micro, amigo Salvador. Puede que ellas odian a los hombres, pero a la hora de la verdad les necesitan para procrear. Pocas palabras para decir mucho. Un fuerte abrazo, amigo, Sotirios.

    1. Salvador Esteve

      Sotirios, a parte de reflejar la espeluznante muerte de los nacidos varones, he intentado plasmar lo que tu has comentado. Muchas gracias, amigo, por tu comentario. Abrazos.

  5. Hola Salvador. En términos de producción animal parece suficiente para perpetuar la especie… Bueno, evidentemente es ficción, aunque lo contrario exista en ciertos países… Suerte y un abrazo.

    1. Salvador Esteve

      Eva, tienes razón , sin ser tan brutal, en muchos países el simple hecho de nacer mujer es una losa de discriminación. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  6. Eduardo Iáñez

    Inquietante, muy inquietante. Tres párrafos de una línea, una coda a modo de conclusión (que, si me permites una sugerencia, yo habría puesto como título), y todo un hálito sugerente que queda flotando ante el lector. Muy interesante y bien conseguido.
    Saludos.

    1. Salvador Esteve

      No solo te lo permito, sino que acepto de buen grado tus sugerencias. La verdad es que barajé esa posibilidad, pero al final opté por un número frío y estadístico para el título, y dejé que las lápidas apuntalaran la barbarie con el nombre de la isla. Muchas gracias Eduardo por tu comentario. Abrazos.

    1. Salvador Esteve

      Edita, me alegra que hayas hecho los deberes, jajaja. Era mi intención que, después del frío cálculo matemático, nos diéramos cuenta de las vidas segadas por el solo hecho de nacer varón. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  7. Poco hemos evolucionado, seguimos naciendo más varones, son más las viudas, nos van malogrando poco a poco y encima ya casi no nos usan para nada de nada.
    Salvador, nos tienen en un sin vivir, pero por lo menos antes nos usaban ¿Quién no ha soñado alguna vez, ser el semental de una tribu de Amazonas? Yo si. Ahora me da una pereza enorme.
    Un abrazo

    1. Salvador Esteve

      Epi, ten en cuenta que todo animal que no es necesario, u órgano que no se usa, por propia evolución se extingue o desaparece, jajaja. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  8. Rafa Heredero

    Parece muy duro cuando son los niños/hombres los sacrificados. Y sin embargo todos sabemos que es justo al contrario. Nunca deberíamos olvidar ni resignarnos a tantos crímenes impunes como se siguen cometiendo en la actualidad contra las niñas y mujeres. Valioso toque de atención.
    Suerte y saludos.

    1. Salvador Esteve

      Rafa, tienes toda la razón. En este mundo que es el nuestro, niñas y mujeres están más expuestas a estos crímenes muchas veces impunes, barbarie a la que hacemos oídos sordos, esa es nuestra culpa. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  9. Hola, Salvador.

    Creo que es un micro redondo. Sugieres tanto sin decir apenas nada…
    Has hecho una composición brillante, fruto del talento, sí señor.
    Felicidades y mucha suerte.
    Un abrazo.

    1. Salvador Esteve

      Towanda, tus palabras me halagan, muchas gracias por este regalo de comentario. Abrazos y felicidad y suerte también para ti.

  10. María Elena Sánchez Álvarez

    Salvador este mes has escrito un relato preciso y contundente que demuestra las contradicciones en las que caemos los humanos, y de lo que somos capaces de hacer consiguiendo unos resultados nefastos.
    Mayoritariamente la mujer ha sido infravalorada, pero también al hombre se le ataca por parte de diferentes sectores.
    Debería haber un equilibrio entre ambos y no luchar unos contra otros sino juntos.
    Te felicito Salvador y te deseo suerte.
    Abrazos

    1. Salvador Esteve

      María Elena, tienes razón. Los extremismos tienen consecuencias nefastas, evidentemente el relato sería un caso extremo, pero en el mundo existen estas salvajadas sobre todo con las mujeres. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

    1. Salvador Esteve

      Lorenzo, el 52% es una cifra estadística real que hace referencia no a la población mundial de hombres, sino al porcentaje de nacimientos varones. Por lo que de trescientos embarazos, aproximadamente 156 serían varones. Nuestras “amazonas” llevaban al extremo su obsesión. Muchas gracias por pasarte y comentar. Abrazos.

  11. J u a n P é r e z

    ¡ S a l v a d o r ! : Un texto épico, armado de manera contundente; sabor apocalíptico de antiguas leyendas. ¡¡Realmente es como retar al mismísimo Indiana Jones para abrirle el apetito de civilizaciones perdidas! Impecable lo de Isla Misandria. Es una brevedad de texto que seleccionaría impepinablemente. ¡¡No necesitas machete para abrirte paso desde la línea de costa al interior isleño!!
    Con Mi Admiración, J u a n P é r e z . ¡¡Buenas Tardes!!

    1. Salvador Esteve

      Juan, encantado como siempre por tus palabras. Me alegra mucho que el texto te haya gustado. La admiración es mutua. Abrazos.

  12. Una historia en la que la minoría, (48%) determina la suerte de la mayoría (52%), muy bueno, la realidad nos muestra que cada día la mujer va adquiriendo más espacios y superando en muchos campos a los hombres. Suerte con tu relato este mes.
    Saludos.

    1. Salvador Esteve

      Beto, en este caso la suerte de los varones la imponen con su extremismo las mujeres de la isla. Tienes razón en lo que dices, la mujer va adquiriendo espacios que por derecho le corresponden. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  13. Originalísimo relato, en el que se cuenta todo a través de unas frías estadísticas.
    No se si estas sociedades de mujeres son leyenda o han existido realmente, pero a mi me dan escalofríos solo de pensarlo. (y eso que soy mujer)
    Besos

    1. Salvador Esteve

      Asun, realmente tampoco sé si son leyenda o no, pero al final, el mensaje que intentaba transmitir es que todo extremismo es una sinrazón y no tiene cabida en una sociedad. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  14. Ines Z. López

    Original, corto y de los que te hacen pensar. Se vislumbra una especie de odio hacia aquello que necesitan.
    Enhorabuena, me gusta mucho.
    Abrazos.

    1. Salvador Esteve

      Inés, un odio tan arraigado que sacrificaban a todo varón nacido, su estigma era que tenían que recurrir a ellos necesariamente. Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias y abrazos.

  15. Esther Gomez

    Numeros y letras para componer un relato que nos lleva a una islaLas e donde los varones no salen muy bien parados. Felicitarte por tu relato, menos es más. Me gusto “Isla Misandria”.
    Un beso

  16. Modes Lobato Marcos

    Relato contundente y especialmente frio.
    Como frías son las simples estadísticas.
    Como frías son las cifras.
    Un 52 por ciento,…y?

    Pero llegar a esa isla, y ver 156 lápidas…

    Aterrador.

    A veces no es necesario extenderse más. Y en este caso la brevedad es un plus.
    Joder, que bueno.

    1. Salvador Esteve

      Modes, pretendía que la fría estadística contrastara con la barbarie del sacrificio de los varones, me alegra mucho si mínimamente lo he conseguido. Muchas gracias por pasarte y comentar. Abrazos.

  17. Conciso pero contundente en su mensaje. A pesar de la frialdad de las cifras, su lectura deja una marca candente que invita a la reflexión. No es fácil lo que has conseguido, Salvador. Un saludo afectuoso y suerte.

    1. Salvador Esteve

      Ximens, como tú bien dices, es cuestión de tiempo que la ciencia nos haga prescindibles, y entonces miedo me da, jajaja. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  18. Antonia

    Muy breve y explícito, pero impactante y muy bueno. Además unes literatura y matemáticas, muy completito en eso.
    Te deseo suerte. Un abrazo.

Dejar una respuesta