Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

15. ÁFRICA (Salvador Esteve)

Las luces dañan mis ojos, los gritos de júbilo y la música mis oídos, apenas me tengo en pie.  Comienza un año nuevo, para la mayoría lleno de esperanza, de ilusiones, pero para mí todo acabará.  En el anonimato de la alegría me habéis abrazado y besado, nada tengo contra vosotros, pero mi amor, mi conciencia y,  sí, tal vez la venganza, me ha obligado a realizar algo monstruoso.  Las campanadas empiezan a sonar.  Todos pedís deseos, el mío ya se ha cumplido.

 

Mi mujer e hijo han muerto, pronto me reuniré con ellos.  Me he empapado de su amor y absorbido sus fluidos.  He viajado sin descanso y ahora estoy aquí, en vuestras ciudades, recorro los parques, veo a vuestros hijos.  Ahora investigaréis, ahora buscaréis remedio para el ébola.  ¡Ahora sí!

 

49 Respuestas

    1. Salvador Esteve

      Manuel, lo que el protagonista ha hecho no tiene justificación, pero en su mente febril cree así ayudar a su gente. Muchas gracias por tu visita. Abrazos.

  1. Towanda

    Hola, Salvador.

    ¡Ostras! Me he quedado helada…

    Creo que es un micro para no olvidarnos de aquéllos que no van a sentarse en una mesa llena de langostinos, gambas, cordero, uvas, canapés… ¡Gracias, por lo reivindicativo de tu texto!
    Es hora de mirar un poco hacia nuestro alrededor y -en lugar de derrochar tanto- ayudar, investigar y evitar tantas muertes y tantos sufrimientos.

    Un besazo.

    1. Salvador Esteve

      Towanda, en estas fiestas que se avecinan se hace más visible la desigualdad de los diferentes mundos que habitan en este. Espero, sin mucha convicción, que esta distancia se acorte en el futuro. Muchas gracias por tus palabras. Abrazos.

  2. Ana Fúster

    Vaya segundo párrafo. Inesperado, impactante y con la contundencia de una pedrada en la frente de puro cierto. Parece que los males que afectan a África no son problema de la Humanidad, y sólo nos preocupamos cuando cruzan el charco hacia otras orillas. En este caso, el sentimiento de venganza es hasta comprensible. Besos y suerte.

    1. Salvador Esteve

      Ana, es tal como tú dices, solo nos preocupamos cuando miramos al diablo directamente a los ojos. Muchas por tu comentario. Abrazos y suerte a ti también.

  3. Ángel Saiz Mora

    Ya se ha dicho, la única manera de mirar hacia ese continente es que haya algo que nos interese o nos preocupe personalmente. En pocos días pondré también mi pequeña aportación al tema del mes, que también tendrá ecos africanos.
    Un abrazo y suerte

    1. Salvador Esteve

      Ángel, cierto, y ese interés y preocupación debiera ser por lo precario de unas vidas marcadas para el sufrimiento. Muchas gracias, como siempre, `por tu visita. Abrazos y suerte también para ti.

  4. Modes Lobato Marcos

    Bien. Lo leo. Me parece muy trabajado, con la sorpresa final impactante a todas luces y sombras.
    Creo que es un gran relato. No hay duda de que dominas el manejo de la escritura.
    Pero…
    El tema reivindicativo ( que sé que no lo tocas, pero subyace)…
    Vamos, que no me lío.
    Que lo que quiero decir es que en un rato saldremos a la calle, pagaremos la hipoteca, pensaremos en que ojalá nos toque la lotería, y en cuantos kilos de langostinos hay que comprar para esta Navidad, y en..
    Y África, y el Ebola, y los problemas ajenos, pues por lo general, serán historia.
    Y no sé si es justo o no, pero supongo que es la única forma de sobrevivir sin volvernos locos.

    Joe…se me ha ido la perola…

    Un abrazo gordo de parte de AMOR MIO ( Antes Modes, ese caballero gentil)

    1. Salvador Esteve

      Totalmente de acuerdo con lo que dices, Modes, tenemos que seguir con nuestras vidas, pero no tienen que caer en el olvido. Muchas gracias por tu visita. Por cierto, hemos pasado de la amistad al amor muy rápidamente. Esto promete. Abrazos.

  5. Antonia

    Jo, Salvador. Para ser navidad, que susto nos has dado. La verdad es que lo has llevado muy bien, pero tan triste y duro. Has unido amor y besos con venganza y denuncia.Dos caras de una realidad. Es difícil mezclar eso y salir airoso. Tu lo consigues.
    Te deseo suerte y feliz Navidad. Un abrazo.

    1. Salvador Esteve

      Antonia, es realmente triste, y solamente es una cruz de las muchas que soportan estas personas. Muchas gracias por tu vista y por tus palabras. Abrazos y felices fiestas.

  6. María Cotero

    Una medida drástica, pero la mejor para conseguir que los países ricos aúnen esfuerzos por conseguir un remedio eficaz.Buen relato sobre uno de los dramas actuales que está padeciendo el olvidado continente africano. Suerte. Un saludo.

    1. Salvador Esteve

      María, la medida es drástica y ciertamente desproporcionada, pero está claro que algo tiene que cambiar. Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  7. Sería terrible si se hiciese realidad, Salvador; pero es verdad que hasta que el ébola no afectó al blanco, para nosotros era como si no existiese. Un relato para tomar conciencia y, en la medida que podamos, obrar en consecuencia. Muy interesante y, como acostumbras, muy bien contado. Suerte y abrazo.

    1. Salvador Esteve

      Juana, también como siempre acostumbras, un comentario acertado y amable. Esperemos que en un futuro próximo estos temas no sean inspiración para escribir. Abrazos y muchas suerte a ti también.

  8. La segunda párrafo es estremecedora. No crees que estés lejos de la realidad. Leí en Grecia cuando empezó el sida una mujer guapísima para vengarse se acostaba con todo el mundo sin condón. Impactante micro que tiene por desgracia mucha realidad. Felices fiestas, amigo, un fuerte abrazo, Sotirios.

    1. Salvador Esteve

      Sotirios, como se suele decir, la realidad siempre supera la ficción. Me alegra mucho tu visita y te deseo igualmente unas Felices Fiestas. Abrazos.

  9. Hay una frase que corre por ahí de una película de las últimas de Batman : “… Hay hombres que no buscan nada tan lógico como dinero. No puedes comprarlos, intimidarlos, convencerlos ni negociar con ellos. Hay hombres que sólo quieren ver arder el mundo…” (sacado de net, no sé si es la correcta). En tu caso has enviado al baúl a todos los rebeldes sin causa, a todos los paladines del mundo y nos has presentado a uno de los peores monstruos: el justiciero, el que no tiene nada que perder porque se lo han quitado todo, el que cobra y paga con una única moneda: el odio. No hay mejor semilla para que un personaje crezca y se haga grande en una novela que lo que has plasmado tú en pocas líneas. Además, aliñado con una mirada crítica hacia donde nadie suele mirar. Enhorabuena y mucha suerte. 🙂

    1. Salvador Esteve

      Juan Antonio, en el protagonista ciertamente hay odio, y mucho, pero no contra las personas que teóricamente contagio (“nada tengo contra vosotros”), sino contra el sistema que aniquila sus esperanzas de progreso. Muchas gracias por tus siempre amables y precisas palabras. Abrazos y suerte a ti también.

    1. Salvador Esteve

      Lorenzo, cuando los problemas no salen en los noticiarios parece que ya se han resuelto. Evidentemente, como tú bien dices, nada más lejos de la realidad, pero, seamos francos, ello nos viene bien para amortiguar nuestras conciencias. Muchas gracias por tu visita y por tus siempre bienvenidas palabras. Abrazos.

  10. Ton Pedraz

    Crudo dibujo de la realidad, que no deja indiferente.
    Tu granito de arena a la visibilidad de algo que sentimos demasiado lejano. ¡Y no lo está tanto!
    FELICIDADES Salvador, por cómo lo relatas.

  11. Jerónimo Hernández de Castro

    Muy bueno Salvador. Me esperaba un suicida con explosivos y el giro pro la enfermedad terrible es impactante. Enhorabuena y suerte

  12. Isabel

    Me has sorprendido mucho Salvador, camino la desesperanza de tu protogonista, según avanzo en la lectura, sin saber el motivo de su tragedia y cuando lo destapas…Es cierto que tiene un buen motivo personal que justifica su cruzada. Sin embargo…
    Es brutal que la única arma de un ser humano para encontrar justicia pase por una decisión así.
    Aún tengo esperanza, esperanza de que llegue el día en que el dinero no cree diferencias entre hombres.
    Besos

  13. Una realidad que los del “primer mundo” no queremos ver, hasta que nos alcanza de cerca. Ojalá sepamos dedicar un minuto a reflexionar sobre la vida de derroche que llevamos.
    Un abrazo

  14. Gloria Arcos Lado

    Impactante tu micro. Pone luz a una injusta realidad en la que se muestran de nuevo las terribles desigualdades. Esperemos que esta relato no se cumpla nunca, aunque sería comprensible para quién ya no tiene nada que perder. Pese a ello, feliz Navidad.

  15. Creo que todos hemos pensado que esta escena sería posible, e incluso necesaria. Todos sabemos que la manera de que se destinen los medios necesarios es que el primer mundo se vea amenazado. De ahí a que alguien decida introducir el virus en Europa o en EEUU para favorecer las investigaciones, no hay más que un paso lógico.
    Un disparo certero, Salvador.
    Suerte y Felices Fiestas

  16. Salvador Esteve

    Ton, Amparo, Edita, Juan, Jerónimo, Isabel, Asun, Gloria, Concha, María, Anna y Beto, os pido disculpas por no haberos respondido individualmente, pero la vorágine de estas fechas ha podido conmigo. Os agradezco vuestra visita y vuestras palabras, y os deseo a todos un recién estrenado 2015 lleno de alegrías. Un abrazo a todos.

Dejar una respuesta