Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

8. ALFOMBRA MÁGICA (Mariángeles Abelli Bonardi)

Con gesto resignado, se pone el delantal y ata un pañuelo en su cabeza. Trapea los pisos de mármol del gran salón y pasado el mediodía frota, una a una, las lámparas que colecciona el sultán. Maravillosas para el sultán pero muchísimas para ella… ¿acaso terminará algún día?
Franela al hombro, con la manga, se seca el sudor. Abre la ventana en busca de aire y, mientras tanto, aprovecha a colgar el tapiz que retrata a un pez.
“Parece un leviatán a punto de engullirme”, piensa al tiempo que sacude.
Sacude y el pez avanza hasta que sólo le ve la cola. Una cola iridiscente que se mueve. Que ella mueve. Libera su cabeza del pañuelo, se saca el delantal. El tapiz queda colgado, ventana arriba. Y ella se va gozosa, corriente abajo.

20 Respuestas

  1. Barceló Martínez

    Hola Mariángeles. Leyendo tu relato no cuesta nada pensar que la foto pudo ser tomada en el momento intermedio entre la retirada del pañuelo; el abandono del delantal y la liberación de la protagonista dejándose ir corriente abajo.
    Me ha gustado tu interpretación, tiene un aire de frescura que se paladea a gusto y sienta muy bien. Felicitaciones.

    1. Totalmente de acuerdo contigo, BARCELÓ. Y me gusta que te agrade mi interpretación de la foto propuesta, que aparte de linda es de lo más intrigante…

      Me encanta que te resulte fresca la historia, porque así se sintió escribirla.

      Cariños,
      Mariángeles

  2. Eduardo Martín Zurita

    Hola, Mariángeles.
    Bueno, pues ya ves que no me he perdido. Y ello gracias al cariño que me demostrasteis algunos entecianos; un cariño que para mí significa mucho. Todo.
    Te prometo pasarme por tu blog a la menor oportunidad. Ya lo hice y no me defaudó, sino todo lo contraio. hay allí cosas muy hermosas y dignas de atención.
    La opresión despótica no puede durar eternamente. Tu texto es todo un canto a la liberación de la mujer oprimida, muchas veces en el trabajo también. Ya que ayer fue el día mundial de la mujer trabajadora, tu texto viene que ni pintado. Está fabulosamente bien escrito. Fluye como una corriente mágica, la misma que empuja a la alfombra, que se torna mágica. Basta ya de sultanes ¿verdad? Hora es ya de que se aprecie a la mujer en su justa medida y valor. Para mí, las mujeres sois superiores a los varones. Y no es una afirmación gratuita y por darte jaboncillo: en cuanto se os ha dejado un poco, ya ves tú: las mejores calificaciones en las universidades, las mejores en investigación puntera, y luego encima esposas y muchas veces madres. Desde el título hasta el punto final tu propuesta está como para comérsela.
    Mi mayor enhorabuena por todo ello. Y un beso, ya sabés vos, mi querida Mariángeles, transatlántico.

    1. Hola, MARTÍN. Es una alegría que no te hayas perdido y que estés de vuelta en ENTC. Y me gratifica enormemente que sean de tu agrado los textos que subo a mi blog.
      En cuanto al micro sobre la foto que nos ocupa, lo escribí promediando el 8 de marzo aquí en Argentina, cuando por allí en España ya se asomaba el 9, así que ha sido una “cuestión meridiana” que no coincidiera allí con el día de la mujer trabajadora.
      Me da gusto saber que el texto fluye y que evoca reflexiones tan ricas como las que hiciste porque mi objetivo era simple: escribir, sin mayores pretensiones, algo que supiera sacarle el jugo al efecto visual de la foto, que es maravilloso, y tu comentario prueba que lo pude lograr.

      Otro beso transatlántico para vos,
      Mariángeles

  3. Ángel Saiz Mora

    Tu protagonista vive condenada a una realidad que la oprime, hasta el último párrafo, en que, en un golpe de cuento de fantasía digno de “Las mil y una noches”, se transforma en quien siempre fue: un ser legendario, que merece vivir libre.
    Me alegra que hayamos coincidido en la esencia de la mujer, en cuanto persona que, por desgracia y en origen, vive en constante lucha, aún hoy, por ser liberada. Me ha gustado mucho el aire legendario primero, mágico después, que imprimes a tu relato. Leerte es un placer que, aun gratis, para mí tiene un valor enorme.
    Un abrazo grande, Mariángeles. Suerte

    1. El placer es mío, ÁNGEL, por el gozo de leerte y salir siempre enriquecida con tus análisis y reflexiones.
      Como siempre, has captado puntillosamente el trasfondo de la historia, en el que hemos coincidido los dos a la hora de narrar, cosa que me alegra, y mucho.

      Otro abrazo con suerte para vos,
      Mariángeles

  4. María José Sánchez

    Hola, Mariángeles. Me ha gustado muchísimo tu historia. Esa mujer encuentra la manera de irse a través del tapiz. Se libera de la cotidianidad de su trabajo que, además, es bastante agobiante por la cantidad de horas que debe echarle. No sabemos si se ha mimetizado con el pez y se han ido los dos juntos o bien la ha engullido de verdad. Pensaremos, puesto que hay magia de por medio, en la primera opción. En cualquier caso, me parece una interpretación perfecta de la foto. Le has sacado todo el jugo. Relato y foto parecen hechos para no separarse.
    Felicidades, guapísima.
    Muchos besitos.

    1. Hola, MARÍA JOSÉ. Así es: la protagonista encuentra la forma de escapar de esa situación que la oprime a través del tapiz.
      Yo también me quedo con tu primera interpretación; creo que hubiera sido trágico y muy poco esperanzador para nosotras, las mujeres, que la hubiera engullido el pez.
      Me encanta que te haya gustado muchísimo la historia. Y me encanta que foto y relato parezcan hechos para no separarse (creo que eso me salió de pura casualidad, jaja).

      Un beso y mucha suerte para vos,
      Mariángeles

  5. Salvador Esteve

    Cansada de abrillantar vidas ajenas, se enfunda su tapiz de magia y nada en el mar de sus sueños. Original y sugerente micro, Mariángeles. Abrazos y suerte.

  6. Blanca Oteiza

    Mariángeles, me encanta tu historia. En cierta forma similar a la mía. Aquí la mujer se libera yendo corriente abajo, en la mía se va corriente arriba.
    Suerte y beso

  7. ¡Qué gusto, BLANCA! Vengo de releerte y es cierto; noto esas similitudes que mencionas y que en cierta forma conectan y hermanan a nuestras protagonistas. Vayan corriente arriba o corriente abajo, yo las felicito; son mujeres valientes.

    Suerte y beso para vos,
    MAB

    1. ¡Muchas gracias, PATRICIA! Metafórico o real, pero grito de libertad al fin, que es lo importante.
      Me encanta que le encuentres visualidad a la escena; no podía desaprovechar ese detalle, dada la imagen propuesta.

      Suerte también para vos,
      Mariángeles

Dejar una respuesta