Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

35. ALIENACION

Daniel permanecía en bambalinas proyectando películas de cine de barrio. Soportaba el calor sofocante que desprendían las máquinas. Empalmaba  rollos de celuloide. Colocaba  bobinas en  placas de aluminio y obligaba a los fotogramas a deslizarse entre  rodillos. Acoplaba el rostro al ventanuco para ver espectadores hipnotizados por la pantalla atravesando sus ojos una fina niebla de nicotina que pululaba en el ambiente. Soñaba con ver su rostro en el toldo blanco. Algunas escenas podía doblarlas de tantas veces que las había visto.

Un viernes de estreno llegó a sus manos una nueva película: “Alien, el octavo pasajero”. El trailer prometía sobresaltos varios. Se dispuso a verla antes de mostrarla al público vespertino.

Durante los primeros quince minutos la trama ya le tenía atrapado. A medida que los protagonistas de la nave espacial iban siendo aniquilados, el miedo invadía sus entrañas. Cuando ya sólo quedaba Sigourney Weaver en la pantalla, de repente la proyección se atascó, sintió un aliento nauseabundo en la nuca, una garra le arrancó de la silla y la luz del proyector le quemó en la retina cuando fue subyugado por la lente.

Desde entonces vive su sueño atrapado en el reflector haciendo labores de actor de reparto.

8 Respuestas

  1. M Carmen Guzmán

    La intriga va en aumento y con una sorpresa de ciencia ficción. Me gustó mucho.
    Más de una vez he temido que me atraparan en una película.

  2. Ana Fúster

    Esti, el primer párrafo me ha recordado algo y me ha puesto una sonrisa…
    Debe de ser realmente terrorífico ver “Alien” a solas en una sala de cine, en especial si no sabes de qué va, así que en el penúltimo párrafo, aunque fantástico, me parece que subyace un poso de realidad: a veces una película te absorbe hasta el punto de que te hundes en ella, la sufres, la lloras, la respiras, la ríes, la vives. Eso es lo que hace que volvamos al cine una y otra vez (al menos en mi caso), buscando ese chispazo de magia que por desgracia no se da muy a menudo. Y tú lo has expresado muy bien en tu relato. Besos y suerte.

  3. Eduardo Iáñez

    Es que los relatos donde se impone la ficción me ponen… No puedo evitarlo. Y ‘Alien’, no te digo… En fin, Estíbaliz, que me has dado donde más me duele, y lo has hecho además rematadamente bien. Como ya han dicho otros entecianos, la progresión de intriga está muy conseguida, y el final –que yo creía llegado con ese “aliento nauseabundo”– nos instala magníficamente en ‘otra’ realidad: ¡y de actor de reparto, además!
    Me ha encantado, enhorabuena.

  4. Isabel

    Y yo que iba leyendo tu relato como si se tratase de Cinema Paradiso, menudo susto que me has dado. Por lo menos aquí su muerte es una una vida en celuloide.
    Muy original.

  5. Me parece una historia muy original con un final muy acertado. La película que has escogido genial acomodar el ambiente. Aunque creo que el relato quiere abarcar a todas esas películas de miedo de la época (género que entonces gozaba de otra salud). Un abrazo y suerte 🙂

Dejar una respuesta