Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

19. CAZA MAYOR

Iba tras su rastro en la nieve, no se me iba a escapar, le daría caza. Por la profundidad de las huellas era adulto. La nieve seguía cayendo, conejos y cervatillos, ignorantes de que la fiesta no iba con ellos, se escondían temerosos. Lo presentía cercano y aceleré el ritmo, a cincuenta metros avisté su silueta, ralenticé mis movimientos y lo rodeé… !Ahora! Cuando me vio intentó abatirme con su arma “Browing” telescópica de largo alcance. Ya era tarde, mi zarpa desgarró su pecho y mis colmillos se hundieron en su garganta, su cara reflejaba sorpresa, terror y despedida. La vida del hombre se diluía en la nieve. Tendría comida para tres días.

35 Respuestas

    1. Salvador Esteve

      Lorenzo, no quise ser más explícito, cabe todo, yeti, oso, suegra con mala leche… Muchas gracias por tu comentario. Abrazos.

  1. aurora royo

    Halaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!! Cómo me has engañado!!!!!!
    Ahora, me parece que la mira telescópica no era de tan largo alcance, o estaba empañada!!

    Abrazo.

  2. Izaskun

    Muy descriptivo Salvador. Me ha gustado el ambiente que has creado y me ha encantado que hayas jugado con el giro final imprevisto.
    Un abrazo

  3. Hola, Salvador.
    Me gusta ese punto de vista, el de la supuesta víctima del cazador, que termina por vencer. Será porque estoy en contra de la caza… No se le estuvo mal, olé por la bestia (o lo que sea).

    Un giro final que me ha encantado.
    Felicidades y besos.

  4. El Vidente Entre Oropel

    ¡Alístame a tu batida por el bosque de Tus Letras y el cinegético! Entre los sucedidos que describes, yo te voy siguiendo a Tí. Abrazos Ciclópeos de El Asilvestrado Juan. ¡¡¡¡¡¡¡ Sí !!!!!!!

  5. Belén Rodríguez

    Por desgracia tengo un marido cazador y muchas veces le he planteado la cuestión de que alguna vez se cambiaran las tornas y fuesen los animalillos los ganadores de la contienda.
    Ahora, con tu relato, se ha hecho realidad mi deseo.
    Me ha gustado un montón.
    Un abrazo.

  6. Salvador Esteve

    Belén, cuando la caza deja de ser una necesidad deja de tener sentido, por lo menos para mi. Espero que tu marido no se encuentre con la fiera del relato, jaja. Gracias por tu comentario. Abrazos.

Dejar una respuesta