Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

114. Desahogo emocional, Rosy Val

Después del ansiado toque de campana camina abúlico, con pies pastosos y arrastrando su mochila. Se topa con una formación de hormigas, las observa desganado. Finalmente resopla, y les habla, como confesándose…

“La culpa es de mi madre, y ese maldito mantel que me ha dejado sin propina, ¡con lo bien que salía el colacao en el de los chinos! Luego, con Susana en el bus, ¡se creerá, la muy tonta, que me importa que se siente con el imbécil ese del pelo rojo! Más tarde, la seño, histérica perdida… “a copiar cien veces, ¡las papeleras no se caen sin querer por la ventana!”. Y para rematar, en el recreo, con el  gilipollas gordinflón del Miguelón… “no puedo evitarlo, niñato, me pirran los bocatas de tu madre”.

Observa un cielo inquieto por la ventana de su habitación. Los truenos le aterran. Se quita las zapatillas del 37 y con una retorcida sonrisa mira sus suelas pringosas… “que se enteren todos de una puta vez quién es el más atrevido y el más fuerte”, masculla antes de caer rendido debajo de la cama.

22 Respuestas

  1. calamanda

    Rosy, en el fondo no es el león como lo pintan, dicen, bien descritos esos pensamientos y las situaciones por las que se desenvuelve el crio. Suerte y saludos

  2. Ese niño Rosy, tiene un encanto especial. Me gusta como se convence a só mismo y se trnaquiliza al mismo tiempo. Suerte guapa y enhorabuena.
    Besicos muchos.

  3. Este niño está necesitando urgentemente terapia psicológica, alguien no le está prestando la atención debida. Rosy, me gusta este relato en el que nos muestra a ese niño que hace en su imaginación todo lo que no se atreve en la realidad. ¡Suerte!

    Saludos.

  4. Hola, Rosy.
    A mí también me ha enamorado ese brabucón que realiza tantas hazañas, pero solo con su imaginación. Me parece que algo de pelusilla tiene de sus hermanos y creo que se siente poco querido… Igual es el momento de tomarlo en brazos, por mucho 37 que use, y darle un millón de besos.

    Es precioso, Rosy.
    Me encanta tu protagonista y cómo lo presentas.
    Enhorabuenísima y un montón de abrazos y besabrazos.
    Suerte!!

  5. Salvador Esteve

    Rosy, el chaval me ha producido mucha ternura. Sus bravuconadas fantasiosas no son más que el caparazón para ocultar sus miedos. Muy bueno. Abrazos.

  6. Juan Antonio

    Hola Rosy. Me ha parecido una historia con una gran profundidad. De esas que te hacen pensar. Está muy bien labrado desde el principio hasta el final. Me ha gustado mucho. Mucha suerte.

  7. Hummm, no llego del todo. Hay mezcla de acciones “malotas” (mantel, tirar la papelera) con otras “débiles” (niña del autobús, quitan el bocadillo) Es decir, no veo claro cómo es el niño. Quizás sea eso, unas veces bueno otras malo. No queda claro el pringue de las zapatillas, parece que ha aplastado a las hormigas, y a pesar de frase final está claro que le aterran las tormentas. Por todo ello define a un niño por hacer. En fin, relato que me hace pensar, y eso está bien. (No llego a entender lo del colacao en el de los chinos)

    1. Hola Ximens, con este micro pretendía plasmar la valentía de un niño con alguien (las hormigas) más débil que él. Cuando se encuentra con ellas, les cuenta el día tan nefasto que ha tenido, mientras, las pisotea. Cuando llega a casa recuerda su hazaña pero lo hace desde debajo de la cama, es un miedoso.
      El mantel que tenían antes, posiblemente era de plástico, en el nuevo el colacao no se quita tan bien.

      Ya sabes cuánto agradezco tus comentarios, siempre aprendo algo de ellos.
      Un abrazo.

  8. María Elena Sánchez Álvarez

    Rosy, este muchacho necesita ayuda, eso de tirar papeleras por la ventana mal asunto. Demasiados conflictos en su cabeza, debería desahogarse con alguien que le escuchara atentamente.
    De todos modos niños y mayores, ¿quién no ha sido brabucón en su imaginación alguna vez?
    Me ha gustado mucho, Rosy.
    Un abrazo y mucha suerte.

  9. Rosy, ese sutil “debajo de la cama” que dejas caer como que no quiere la cosa me ha gustado mucho. Las tormentas es lo que tienen que asusta a los más valientes (aunque sólo lo sean en su imaginación).
    Suerte!!
    😉

  10. Rafa Heredero

    Hola, Rosy. Parece que los cobardes siempre encontrarán a alguien más débil para sentirse orgullosos. Has escrito un relato que te deja un amago de tristeza por ese niño, y por esas situaciones que se dan en la vida.
    Suerte y saludos.

Dejar una respuesta