Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC04. NAVIDADES EN AZUL, de Aurora Royo Cañadas

Rojo, amarillo y ¡azul!. El semáforo de la Navidad acaba de instalarse en las calles.

Alcaldes de todos los colores han acudido a las plazas de villas y ciudades para asistir al encendido de las guirnaldas luminosas que dan comienzo al ritual de las compras navideñas, precisamente el día al que se define con el curioso nombre de “viernes negro”.

El azul de las luminarias no consume apenas, pero anima al consumidor e incentiva el consumo, que buena falta nos hace. No se trata de bombillas, sino de leds, que casi no contaminan y reducen el gasto energético, explican los que dicen saber.

La factura no importa; la seguiremos pagando hasta que se encienda la próxima Navidad.

17 Respuestas

  1. Esas luces no alumbran, al contrario, deslumbran, y por eso seguimos nuestra relaxing marcha hacia el black friday, que nos llevará a un black monday tras un bloody sunday…
    Hay que dar caña, Aurora, me sumo.
    Un saludo
    JM

  2. Ay, Aurora, nos has vuelto a la realidad, en un mundo que sólo describe una palabra, SUFRIMIENTO, pero yo sigo imaginando y creyendo en mejores días. En unos días colgaré el mío y enseñaré con pelos y señales como vivir 300 años. Pero a pensarlo en frio quién coño quiere vivir en un mundo así 300 años. Te deseo feliz Navidad amiga, Sotirios.

  3. La verdad es que, para el pistoletazo de salida, hemos importado un nombrecito que se las trae. Claro que puede ser el más adecuado visto lo visto. Ojalá sólo sea negro ese viernes y no el resto de días.
    Buena crítica.
    Un abrazo.

  4. Nos has contado muy bien, con dos pinceladas, el principo y fin de las Navidades. Me quedo con de lo incentivar el consumo y lo de seguir pagando la factura: mientras podamos quizá sea buena señal.
    Suerte y saludos.

  5. Bueno Aurora, Bilbao está precioso todo de azul (llenarlo de luces rojas hubiese sido poco apropiado diría). Bonito símil de colores para encendernos la bombilla de la sensibilidad nante la cruda realidad consumista etc etc. Aplausos en todo el arco iris,

  6. Hola, Aurora.

    Así, en parte, lo veo yo también… Añadiría que todo el mundo se desea felicidad, amor y paz (en estos días) y cuando pasan, cada cual vuelve por sus fueros.
    Navidad y consumo van unidos. Me ha gustado esa reflexión al pago de la factura.
    Muy bueno, Auro.
    Un beso muy grande.

  7. Ya sé que te gusta la navidad, Aurora, y por eso voy a respetar la lectura positiva de tu relato, el salir a la calle a pasarlo bien y que todo esté iluminado por bombillas de colorines. Me desahogaré en otro micro.
    Un abrazo.

  8. Si, debe ser por lo que dice Susana, por eso de la emoción y de lo bien que me lo paso en estas fechas que se me olvidan hasta las políticas de igualdad de género.

    Donde dice alcaldes, deberia poner ediles y dónde los que dicen saber debería poner quienes dicen saber.

    Ya es tarde para la enmienda, pero entono el mía culpa. Y pido disculpas.

    Será que estoy deslumbrada por las bombillitas!! 🙂

    Gracias por los comentarios y disculpadme, pero estoy ¿cómo es la onomatopeya para hasta los “mísmísmos” pelos de tanto despropósito?

    Un abrazo a todos/as.

Dejar una respuesta