Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

49. DIONI & CLARI (Isidro Moreno)

—Al aeropuerto. ¡Rápido por favor!  —Dijo con la voz entrecortada por la excitación nerviosa.

Con máscaras de Dalí, a golpe de pistola, habían atracado la sucursal bancaria.

Al cabo de tres horas, la pareja de enamorados permanecían en la terminal de llegadas del aeropuerto ante la cinta de equipajes y rodeados de policías con perros.

A ambos no les cabía más tormento en sus cabezas ni palpitaciones en el corazón. El atraco al banco, la policía vigilando, las maletas que tardan, los perros olisqueando, los amigos de la partida que empezarían a echarles en falta… La maleta que por fin se divisa al inicio de la cinta; el disimulo ante policías y perros. Ya sólo un taxi más hasta la estación de trenes.

Al subir al vagón, la pareja de octogenarios fugados por amor en busca de una nueva vida, apreciaron gran alivio que duró hasta comprobar que la maleta no era la suya. Esta solo contenía ropa deportiva. En su maleta viajaban sus escasas ropas, sus muchas esperanzas, sus sueños y el botín del atraco.

Con el traqueteo del tren ambos empezaron a enumerar lo que aún poseían:

Ya sólo se tenían el uno al otro.

Y se durmieron.

 

IsidroMoreno

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Este amor peculiar podría recordar un poco a Bonnie and Clyde, si no fuese porque se trata de una pareja de ancianos. Lejos de contentarse con ver, sentados, pasar sus días bajo el signo de la rutina, en un resignado “esperar a la muerte”, deciden, en un golpe de audacia sorprendente (y hasta admirable) en alguien de su edad, planear un atraco y fugarse de la residencia, con la excitación que ello supone. El hecho de que en el aeropuerto se extraviase la maleta con el botín les hace plantearse que el verdadero tesoro lo tenían ya, sin necesidad de buscarlo.
    Un relato escrito con ternura. Una buena historia con emoción y giros inesperados, que sirven para que los protagonistas valoren lo que tienen, lo que realmente importa. Las caretas de Dalí parecen la firma del artista que lo ha escrito.
    Un abrazo y suerte, Isidro.

  2. Como siempre, has dado en el clavo, querido amigo. Efectivamente la pareja parece una pareja joven, de las que se fraguan, por imperiosa necesidad de cariño, en las residencias de ancianos. Ese “nuevo” amor les lleva a cometer locuras propias de jovencitos enamorados en busca de nuevas experiencias y, en este caso, al estilo Bonnie & Clyde (Como sus propios nombres indican, jeje!) Tras su arriesgada y fantasiosa operación de atraco con toques peliculeros y casi profesionales (como las famosas máscaras dalinianas), el peso de la cruda realidad les aborda y casi los mata de un “infarto en el aeropuerto” (bonito título). Más tarde, tras el fragor de la fuga y con la monótona música de las vías, bajan de la nube y llegan a la conclusión que la riqueza y la felicidad a veces la podemos encontrar a nuestro lado.
    Y se durmieron.

    Un millón de gracias, amigo Ángel, por tu generoso comentario. Un fuerte abrazaco.

Dejar una respuesta