Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

72. El tiempo perdido

Era como si hubieran nacido viudas y tras parirlas las hubieran arropado en negro. Bueno, a ellas y a mi, porque cuando compraban la tela aprovechaban para coserme también a mi los vestidos, aunque a veces me trajeran lazos de colores como un gran tesoro.

Tantos años viviendo con las tres, mi madre y sus hermanas,  sin que jamás un hombre pisara la casa, me confirmaba en mis pensamientos: Un estigma familiar.

Yo pensaba que ese era mi destino y que ya había enviudado, por eso nunca iba con chicos ni dejaba que se me acercaran por temor a envenenarlos con un simple contacto o con algún beso, como hacían las más descaradas.

Transcurrieron algunos años hasta que empecé a cuestionar en voz alta y consideraron que ya podía recibir respuestas.

Y así fue como conocí la historia que me cambió la vida y me transformó en una descocada militante: Mi tía Julia, la cual no sabía que había existido, fue la única que en lugar de quedarse en el pueblo como las demás, se fue con los maquis, y los mangas verdes bajaron su cuerpo del monte meses antes que el de Ernesto, su marido.

 

 

 

9 Respuestas

    1. Javier Palanca

      Gracias Juan Antonio. Me apetecia que se visualizara algo el ambiente, por eso me agrada tu comentario, y que el lector se implique es perfecto.

      Un abrazo

Dejar una respuesta