Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

77. EN LOS ANDES (Petra Acero)

Hacía frío y olía… raro, como cuando de pequeña se escondía en la despensa de la abuela. Trató de abrir los ojos. Trató de retirarse el pelo de la cara, de restregarse los parpados, pero tenía los nudillos congelados, o eran los brazos…  Trató de gritar: “¡Dios mío, estoy ciega!”. Pensó en ese “Dios mío” misericordioso, benévolo, auxiliador; ese “Dios mío“ del que tantas veces  le hablaba la abuela… Su abuela era una mujer extraña, no se parecía a ninguna otra abuela. Su abuela predecía los relámpagos y los truenos, el nacimiento y la muerte del ganado. Su abuela curaba la tos, las picaduras de abejas y avispas, el mal de ojo… Su abuela era como “Dios”.

Nada, no veía nada. Dejó de sentir frío… Oyó voces. ¡Más supervivientes! Se acercaban. Quiso gritar: “¡A-quí… So-co-rroo… ¡Socorrooo! Estoy aquí”. Lo último que pensó, antes de dejar de pensar, fue que su abuela llevaba razón, que “Mientras hay vida, hay esperanza”…  Algunos supervivientes se acercaban hambrientos.

31 Respuestas

  1. Maria jesús Briones

    Como relato está muy bien construido, y la historia es bonita pero no sé a que pelicula te refieres, quizás mi coco esté un poco espeso.
    Saludos

      1. María Jesús Briones

        Aquí conocemos la “peli”, como “Viven”, que fue el título que se le dió por el libro.
        Gracias por aclararlo, ¡Ya decía yo que estaba un poco espesa!

  2. M Carmen Guzmán

    A mí me pareció un relato inquietante, pero muy bueno, y basado en la película “!Viven”! sobre unos pasajeros perdidos en los Andes por un accidente aéreo.

  3. Ana, estoy contigo. Es arriesgado emitir una opinión sobre un tema tan controvertido, tan arraigado con las creencias, con la religión, con ese “dios benévolo”… El instinto de supervivencia y el canibalismo… o todos muertos.
    Bueno, que cada uno que opine lo que quiera. De haber estado en aquella situación “terminal”, ¿a qué nos habríamos agarrado? ¿Qué sentimientos, creencias, necesidades nos hubieran guiado?

    Un abrazooooo grandeee, Anita.
    Muchas gracias

  4. Uf Amparo a mí el final no me hace presagiar nada bueno, yo creo que esos supervivientes tenían demasiado hambre, y ella como no consiguiera reaccionar a tiempo…
    Muy buena recreación de aquella peli que fue real y nos marcó un poquito a todos.
    Besitos

  5. aurora

    Ya desde el título se ve la peli (en mi caso “Viven”, no “supervivientes…”) y parece que “…bueno, va, venga… un relato triste y apocalíptico…”, pero… ¡ese final del relato!! Jajajaja, ¡me los he imaginado en plan Carpanta, con la servilleta atada al cuello y cuchillo y tenedor!!

    Este relato ¡si! ¡mejora la película! Que se lo apunten en “acampada libre”.

    Abrazo.

    1. aurora

      Bueno, claro, sin quitar dramatismo al asunto, que lo tuvo y mucho para los protagonistas de la historia real. Pasar por algo así te tiene que dejar marcado para siempre. Leí una entrevista a algún superviviente y se me encogía el alma.

  6. Hola, Amparo.

    Puf!, imagino el escenario y da mucha angustia. El final es tremendo, como la película; me impactó mucho en su momento. ¿Qué haríamos en una situación semejante? Pues solo quedarían dos cosas: comer o morir.

    Un abrazo y mucha suerte.

  7. Amparo, enLos Andes puede pasar cualquier cosa. Muy bien tu micro, basado wen aquella peñícula que a todos nos removió en las butacas. Felicidades y suerte.
    Besicos muchos.

  8. Mª Belén Mateos

    Buen relato con un final tremendo y nada esperanzador. Esos supervivientes hambrientos… Uff no se…
    Me ha gustado la evocación a su pasado, a su abuelita. unos pensamientos que parece que cobran vida.
    Un beso y suerte Amparo.

  9. Reve Llyn

    Tu relato transmite la misma angustia de la película. Eliges vivir, pero para hacerlo pierdes parte de tus creencias, parte de ti.
    Me dejas con el cuerpo revuelto, gracias por relatarlo tan bien.

  10. Es un poco raro, Amparo, con un inicio de angustia y luego esa digresión hacia la abuela (que me choca). El final es fuerte, descoloca un poco. Aunque el relato me gusta quizás no se entendiera fuera del tema del concurso. Un abrazo.

  11. A mí me parece ¡genial! Qué bien has expresado la angustia, el miedo, esa llamada de auxilio a la abuela que todo lo podía. Y el final es fantástico. Pero es que yo soy un poco gore.
    Para mí, de los mejores de este mes.
    Besos.

  12. Izaskun

    Uf, qué angustia e inquietud. Frente a la necesidad y la decisión de vivir, el grupo de supervivientes que se acercan hambrientos…Muy bien traídas las distintas sensaciones. Enhorabuena.
    Abrazos

  13. Hola Petra. Creo que el relato tiene una composición peculiar. A mí me ha ayudado a situarme en un momento extremo en el que seguramente los pensamientos van y vienen con cierto grado de anarquía ante la situación extrema de enfrentarse a la propia muerte. Has metido el dedo en el tema religioso sembrando dudas (que tire la primera piedra la religión que no las suscite) y al final has girado a los salvadores para que sean perdición. No creo que nada de esto sea fruto de la casualidad, y a mí me da la sensación después de haberlo leído de estar ante una partitura completa a la que se le encuentra el sentido en cuanto se interpreta en la clave en la que tú la has afinado. Suerte y un abrazo 🙂

  14. Modes Lobato Marcos

    Eres buena gente, es evidente.
    Permites que el protagonista palme antes de ser zampado (genial la frase “lo último que pensó, antes de dejar de pensar”)
    En mi caso, posiblemente seguiría vivo mientras los otros juegan a las cocinitas con sus vísceras.

    Me Gusta el estallido de recuerdos en su mente, esas conexiones neuronales trabajando vertiginosamente antes de apagarse para siempre (Dios, su abuela, recuerdos,…).

    Y asimismo, el hecho de ponerte en el papel de la víctima permite no plantear ningún tipo de discusión moral acerca del canibalismo en esas circunstancias.

    Simplemente llegan, como una amenaza invisible, justo cuando el relato expia.

    Me temo que necesitarán Almax…

    Un besazo de admiración sincera para vos, milady.

  15. MUCHAS GRACIAS A TODOS!!!! Por pasar leer y comentar. Estamos faltos de tiempo y no llegamos a leer todos los micros, pero siempre es un placer y un ejercicio de reflexión leer vuestros trabajos y comentarios.

    Un abrazoooo a todos.
    Voy pasando a leer, disfrutar y aprender por los vuestros!!!!

Dejar una respuesta