Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ENCUENTRO 2 1 8. SEGUNDA RONDA

PALABRAS

CARLES QUILEZ / MARÍA ROJAS

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes de las 14 horas (hora local española) del JUEVES 28 DE ENERO y cuya única condición será que incluya estas tres palabras en cualquier tiempo, género o número:

LEJANO /ENCERRAR / CIEGO

Una vez publicado no habrá posibilidad de corregir ni reeditar.

Tras la publicación de los dos relatos publicaremos en cada entrada un formulario para la Votación Popular que permanecerá abierto hasta el viernes 29 DE ENERO a las 14 horas.

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección EnoTiCias.

PODÉIS VOTAR EN ESTE ENLACE

10 Respuestas

  1. EL BIBLIOTECARIO FELIX (RECUENTOS POPULARES VOL. III)

    Como una marea negra, la diabetes le arrebató la visión y los pies. Pero incluso así, amputado y ciego, se negaba a quedarse encerrado en casa y se propuso seguir yendo cada día a la biblioteca municipal.

    Oh, por supuesto ya no podría leer, ni catalogar, pero sentía que le quedaban muchísimos libros por recomendar: Aventuras en reinos lejanos, tragedias griegas, antologías de microrelatos…

    Así que cada tarde se situaba junto a su viejo mostrador y sugería el libro más apropiado a todo aquel que se lo solicitara. A cambio, sólo pedía que le leyeran algún poema de Oscar Wilde.

  2. María Rojas

    Rituales
    Vivía en una casa lejana de techo pajizo que da al monte. Su nombre, nunca lo supimos; la llamábamos «la Cieguita». Se pasaba horas en el vano de la ventana que da al patio trasero, acariciando un libro enorme y voluminoso. En el crepúsculo, la voz se le quebraba de dicha, el corazón se le deshacía en transparencias y el libro engrosaba.
    El día de su muerte el libro se desparramó y los vocablos encerrados brincaron ávidos de albor. Ese día, en nuestro pueblo, nació el diccionario de las palabras sombreadas, aquellas que habitan entre la luz detenida.

Dejar una respuesta