Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Fin de R3 : Au revoir Gula

Poneos a dieta concursantes del Monstruoscopio, doña Gula ya se ha ido. Ahora os toca votad en los encuentros y al jurado celebrar un gran ágape para deliberar y tener mañana los resultados de esta ronda.

R3_Gula

Eso sí, doña Gula nos ha dejado este mensaje para vosotros.

 

Queridos amigos:

Os felicito por esos relatos donde habéis intentado retratarme. Pero de ellos deduzco que todos –sin excepción– sois gulímicos principiantes. Quizás deberíamos empezar desmontando una serie de mitos y bulos muy extendidos:

  1. La Gula NO es del norte. Esa empresa que usa mi nombre ilegalmente ha provocado muchos malentendidos. Así que quede claro: la Gula -o sea, yo- no se rige por puntos cardinales. Soy de donde haya un banquete, un festín, un convite, un ágape, una orgía de manjares, un derroche de platos (aunque admito que esos chicos del norte, los vascos, andan haciendo méritos).
  2. NUNCA se puede comer o beber en exceso. Vuestro cuerpo es una máquina perfecta: después de que vuestra lengua y paladar se deleiten con los sabores de la desmesura, todo va a la caja de ácido, que corroe la comida y la desaloja hacia vuestro maravilloso sistema de evacuación para que podáis seguir gozando. Si alguna vez el sistema se ralentiza, unas cosquillas en la garganta y ¡voilà! (ahhhh, cómo echo de menos aquellas bacanales, los romanos sí que me conocían bien…).
  3. Una vaca NO es un animal, sino un montículo móvil de filetes terminado en un surtidor de leche. En la Antigüedad, cuando aún miraban el mundo con ojos inocentes, lo vieron muy claro y por eso las llamaron vacas (vagoneta de carne).  En la sociedad actual, sólo McDonald´s parece haber mantenido esa mirada cándida.
  4. La gula bien entendida… Un momento, ¿es ya esta hora? Tengo que irme a Asturias, me reclaman en una espicha, que, aunque parezca algo más propio de mi hermana la Lujuria, es el sitio perfecto para hacer un master práctico en gula. ¿Me acompañáis?

 

 

 

 

1 Respuesta

Dejar una respuesta