Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

70. Frenesí

Le había conocido en una película de los años setenta; cuando el ataúd se hundió en el lodo, una sonrisa escapó de sus labios rojos, mientras palpaba el dolorido brazo.

9 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    ¡ M a r í a ! : Como estoy chiflado perdido y “de atar”, creo que no lo he interpretado según Hitchcock; lo he disfrutado en clave de vampirismo, que de otro lado, es lo mío: El brazo dañado de tanto darle a la estaca -como manda la tradición- sobre el corazón centenario del reviniente o vampiro en su ataúd, engullido por las arenas movedizas. Y está claro, sonríe porque su esfuerzo a culminado con un “Liba Crúor” menos.
    Post Scriptum : No te de apuro si me tienes que corregir,casi al 110×100 que me equivoco, pero unas líneas tuyas y me voy por mis derroteros.
    ¡Gracias por resultar entretenida! J u a n .

  2. María Estévez

    Pues por ahí va la cosa más o menos. En verdad está fatal, no me gusta, pero bueno, ahí lo he dejado.

    Gracias siempre Juan (eres único)

  3. Reve Llyn

    ¡Anda que no tendría ganas de acabar con “el inmortal”!
    Admiro a quienes sois capaces de contarnos una historia con un par de frases, bueno y conciso.

  4. Isabel

    Pues te aseguro que tus líneas son suficientes para imaginar historias pero a mi me entra avidez de saber más y más y más. Y esos labios rojos….., capaces de sonreír a un ataúd que se hunde en el fango. Más y más y más.

Dejar una respuesta