Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

36. Hoy sin falta (Jerónimo Hernández de Castro)

Los fondos municipales se agotaron y el descampado seguía cubierto por una flora desigual de escombros y chatarra, de la que parecían brotar unas paredes apuntaladas por los grafitis. Sobre los huecos de lo que un día fueron ventanas, se había construido un tejaroz inverosímil de palos y cartones, la única sombra de los alrededores.

Para variar ese día había comido. Un bocadillo reblandecido perfecto para sus escasos dientes y una birra tibia de marca blanca. Todo dispuesto sobre un calendario del año pasado que sólo conservaba la hoja de diciembre y hacía las veces de mantel.

Por un instante no parecía difícil pasar página y comenzar de nuevo como en una Nochevieja cualquiera, aunque no supiera muy bien en qué fecha de septiembre se encontraba y fueran casi las cinco de la tarde.

-¿Y por qué no? Golpeó doce veces la lata de cerveza con su cuchara de peltre, aún caliente con restos de heroína, dispuesto una vez más a cambiar el rumbo, en cuanto regresara de su viaje.

49 Respuestas

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Muchas gracias Manuel. Queda abierto desde luego. Al terrible final o al regreso para iniciar un año nuevo en septiembre… o no. Un fuerte abrazo.

  1. Ángel Saiz Mora

    El último párrafo me lleva a pensar que el protagonista cree, a su manera, en eso de “año nuevo, vida nueva”, aunque sean las cinco de la tarde de un mes de septiembre. En el fondo del relato parece que subyace una cierta intención de cambiar el rumbo, aunque una vez dentro de ese peculiar escenario, embarcado en tan peligroso viaje, no le va a resultar fácil hacerlo.
    Suerte, Jerónimo.
    Un saludo

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Creo que eso es lo principal que quería contar. Siempre es un buen momento para cambiar, aunque las dificultades estén presentes y no se sepa el resultado. Gracias por el comentario. Abrazos y suerte.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Así es M. Carmen. Quizá estos días, más que nunca, no debamos olvidarla para dar oportunidades a quienes quieren salir de situaciones como esta. Un abrazo

  2. Un deseo de vida nueva carente de brindis espumosos bajo el sonido de campanadas con sabor a moscatel. Me ha encantado tu relato. Crudo como la vida misma y amargo como el sabor de la birra tibia que golpea con su cuchara de peltre.

    Suerte.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Gracias Piluca. Cualquier momento es bueno para comenzar pero la vida golpea duramente a muchas personas que necesitan unas campanadas extra para empezar de nuevo. Un abrazo

  3. Ana Fúster

    Siempre es buen momento para intentar pasar página, pero como tú dices al protagonista de tu relato solo le queda una hoja en el calendario. Nos das una dosis muy amarga de realidad bien dosificada. Besos y suerte.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Muchas gracias Ana. Como decía antes es el meollo del relato nunca es tarde para pasar página y el año puede comenzar a mediados de septiembre pero hace a veces ayuda contra el olvido. Un abrazo y suerte

  4. En un pequeño relato has capturado una escena que podría darse en cualquier parte, cualquier día, de cualquier mes del año, Jerónimo, y que te ha quedado tan realista que se prende en la retina del lector. Tu protagonista quizá necesite una dosis de buena suerte, tú en este relato seguramente no, porque manejas bien las palabras, pero te la deseo igualmente. Y feliz año, en todos sus meses.

  5. Jerónimo Hernández de Castro

    Muchas gracias Manoli por tu comentario y tus buenos deseos. Todo lo mejor para ti y los tuyos estas Navidades y el año próximo. Un gran abrazo

  6. Mª Belén Mateos

    Dura escena, que relatas a la perfección.Espero que ese deseo de cambiar después de su “viaje” pueda hacerse posible. Aunque intuyo que no e la primera vez que se hace esa promesa.
    Un abrazo Jerónimo

  7. Maria Adela Sorzio

    Estimado Jero ,
    Riquísimo relato. En tan pocas palabras , pero se nota que tan cuidadosamente elegidas , logras que el lector “vea” todo aquél mundo material que rodea al personaje … El lugar en ruinas , el bocadillo y la birra … Solo por mencionar algunos de los detalles … Y siempre que veo gente en la calle en condiciones similares , como perdidos y sin hogar me pregunto quiénes habrán sido en otro momento , cómo llegaron a la situación en la que se encuentran , si acaso a las miles de personas que pasan a su lado les importa y si somos conscientes de que nos puede pasar a cualquiera de nosotros. ¡Ojalá tu personaje , al volver del viaje , encuentre una razón o un alma caritativa que lo ayude a dar vuelta la página! ¡Muy Felices Fiestas desde Argentina!

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Gracias por tu amable mensaje María Adela. Me alegra mucho que el relato te haya gustado. Felices Fiestas para ti y todos los amigos de Argentina.

  8. Begoña Duro

    Sabes, Jero, creo que además debemos ser nosotros, los de este lado menos salvaje, los que ayudemos a dar esas campanadas extras. Y hay muchas maneras de hacerlo. Felices Fiestas para tod@s y especialmente para ti.

  9. Ton Pedraz

    Antes de nada, enhorabuena.
    Me lo he leído varias veces y tras cada lectura, más sobrecogedor me parece el tipo de vida al que se ha visto relegada esta gente. Seres humanos como cualquiera de nosotros, que lo tienen complicado para salir de esa ruleta rusa.
    Es importante visibilizarlo. Suerte Jerónimo.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Muchas gracias Ton. Me alegra que el relato te haya transmitido esas sensaciones. Son situaciones de marginación de las que ninguno estamos a salvo y no demasiado lejanas. Un abrazo y suerte

  10. Esther

    Nunca me ha gustado eso de año nuevo vida nueva… O sí, pero no solo para el 31 de diciembre… Cada noche hay que dormirse con la ilusión de que al amanecer comienza un nuevo “año”, que debemos y podemos dirigir nuestras vidas.
    Me parece un relato positivo, porque a pesar de la crudeza de la vida del personaje, deja abierta la puerta de la esperanza… ¡No perdamos nunca la ilusión!

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Gracias Esther por tu comentario. Coincido contigo -y ese es el fondo del relato- en que en cualquier momento o circunstancia se puede intentar cambiar el rumbo. El cambio de año es la fiesta en que más lo repetimos pero cualquier día de septiembre puede ser el principio de nuestro año nuevo. Felices fiestas y un fuerte abrazo

  11. Maria José

    Durisimo el relato, pero es una realidad que tristemente existe. Lo positivo, el querer pasar página, siempre se esta a tiempo. Felicidades Jero, me gustan mucho estos relatos cortos. Feliz navidad

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Gracias María José. Quizá estos micros sean el género literario de nuestros tiempos que aporta nuevas perspectivas. Quién sabe. Me alegra que te haya gustado el relato. Todo lo mejor para estas fiestas y feliz Navidad!

  12. Salvador Esteve

    Jerónimo, duro relato. Para intentar cambiar de vida no hace falta que sea principios de año. Un deseo que depende únicamente de él, de su fuerza. Me ha gustado mucho. Abrazos.

  13. Me parece una situación tremendamente bien contada y perfectamente ambientada. Se ve manejo generoso del léxico y muchas tablas. Un relato redondo que te llega por mensaje, forma y fondo. Enhorabuena. Aprovecho para felicitarte por tus últimos éxitos. Mucha suerte y un abrazo.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Igualmente Juan Antonio! Enhorabuena a ti por Wonderland y otros! A veces no puedo enviar tantos mensajes como me gustaría pero me alegro mucho de veros en el palmarés de tantos certámenes. Un fuerte abrazo, suerte y muy feliz Navidad.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Es verdad Isabel. Yo creo que todos tenemos estas realidades cerca, así que estas campanadas de septiembre nos convocan a todos a cambiar de vida. Un beso muy grande y feliz Navidad.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Gracias Concha. Ojalá sea así para el protagonista y que nos inspire a todos nosotros. Feliz Navidad y Año Nuevo y un fuerte abrazo

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Quizá Miguel Ángel pero a veces viene bien recordar que hay mucho que cambiar. Muchísimas gracias por el comentario, un enorme abrazo y feliz Navidad!

  14. Excelente relato y magnífica historia. Admirable como lo vas construyendo a base de detalles, como esas “paredes apuntaladas por los grafitis”, como nos vas descubriendo al personaje a través de su entorno. Una muestra de genialidad con un final digno de podio.
    Felicidades y suerte (no creo que la necesites, pero yo te la deseo igual).
    Felices Fiestas

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Anna me dejas sin palabras. Te agradezco mucho tu comentario y me alegra que te haya gustado. Yo creo que la suerte los novatos como yo la necesitamos siempre. Para ti y los tuyos todo lo mejor para 2015 y felices días.

  15. Towanda

    Hola, Jero.

    Un relato duro, pero real y con algo de esperanza de un hombre que quiere cambiar el rumbo de su vida. Ojalá lo consiga y también todos los que están en la misma situación que él, aunque sea septiembre.
    Un abrazo y enhorabuena por el premio porque es un micro excelente.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Igualmente Towanda Un gran abrazo para tí. Me ha encantado tu mago, y cómo necesita que le arropen con ilusión para poder dormir

  16. Silvia García

    JERO QUERIDO: ANTE TODO MIS CONGRATULACIONES POR TANTOS ÉXITOS ALCANZADOS. LO QUE HAS RETRATADO EN TU RELATO, SUPERA LA REALIDAD QUE VIERON MIS OJOS DURANTE LOS MÁS DE VEINTE AÑOS DE TRABAJO VOLUNTARIO EN LAS -ACÁ (EN ARGENTINA)- LLAMADAS VILLAS MISERIAS.
    ESE PROTAGONISTA PARA MÍ TIENE CARA Y NOMBRE Y TU LE HAS PUESTO TODA LA ESCENOGRAFÍA PERFECTA Y LA HISTORIA MIL VECES REPETIDA PERO NUNCA TAN MAGISTRALMENTE CONTADA. DENTRO DE LO DOLOROSA ES ESPERANZADORA.
    UN ABRAZO GIGANTE COMO LA DISTANCIA QUE NOS SEPARA

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Muchísimas gracias Silvia por tu correo. Es aún más valioso por venir de alguien que conoce esa realidad mucho mejor que yo. Un abrazo enorme

Dejar una respuesta