Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUL35. CERDO BANQUERO, de Ricardo R. González Ramos

Cogí el martillo pero quedé paralizado al verle.
¿Y si pierdo algo con ello?
¿No será muy arriesgado?
Busqué por todos los cajones de la casa. Sé que después del crudo invierno de hace dos años tengo unos guantes.
¡Claro! En el armario de la habitación, donde guarda sus cosas.
Y así es. Ahí están.
Con esto si podré. Me protegerán.
Preferiría no hacerlo.
Después de tanto tiempo, viéndonos todos los días. Acabas cogiéndole cariño, pero…
¡Lo destrozaré de un solo golpe!
Necesito su dinero.
¿Suyo?
¡No! ¡Siempre fue mi dinero!
No puedo esperar más si quiero saldar mi deuda. Si no es así seré yo el odiado deudor.
Inerte, ¡como pesa!
Un solo golpe, certero.
Contar el dinero, pagar y todo se acabó.
461 monedas de 2€ había ahorrado. Me sobraba para cenar con ella.
¡Pobre hucha!

7 Respuestas

  1. Ay!! creía que te cargabas al banquero, al señor del banco, vaya.
    Pero el final resulta ser tan tierno, y desde luego hay para mas de una cena.
    Felicidades por este bonito relato.
    ASun

  2. Ricardo, “cerdo banquero”, ni siquiera hubieras necesitado de poner hucha, lo habrías dejado abierto y con la única neurona que me queda y con el título y a la segunda lectura, ¡voilà!, ¡eureka!.
    Un abrazo

  3. Ricardo,me ha gustado muchísimo cómo has “secuenciado” el proceso que describes, con una inteligencia analítica que queda fuera de toda duda. Es un texto inteligente, original y cómodo que resulta amable al lector porque no busca pretensiones. Y por si fuera poco, sueltas nuestra carcajada ante un final que hábilmente se ha logrado estirar hasta el máximo de lo posible. Un abrazo!

Dejar una respuesta