Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUL37. LA PRIMERA VEZ, de María Elena Sánchez Álvarez

Recuerdo aquel día, cómo se mofaban exaltadamente de mi inexperiencia. Llevaban meses preparando la cita. ¡Malditos bellacos!
Aún escucho sus palabras al unísono, repitiéndome, que aquella iba a ser buena y cómo sus miradas esperaban respuesta. Entonces, los nervios me sobrecogieron, hubiera preferido no hacerlo.
–Tranquilo, –gritaban– la primera vez ya se sabe… a todos nos ha pasado. Verás como repites. Tú, relájate. Déjate llevar. Sobre todo, disfruta. Sentirás que las manos te tiemblan. Una sensación especial recorrerá tu cuerpo desde la cabeza a los pies, que te enmudecerá. Nada que no puedas soportar.
Minutos más tarde, después de despedirme lacónicamente, comenzó la aventura. Mi corazón bombeaba estrepitosamente, mi mente se desataba. La sensación fue contradictoria: por un lado, sentí un placer desconocido, donde la excitación no encontraba hueco, por otro, el desasosiego de mi insipiencia.
El viaje fue fugaz, pero intenso. Los vaivenes espectaculares, casi me hicieron perder la cabeza, pero no hasta el punto de no alcanzar el éxtasis de la primicia.
Cuando pisé tierra, he de decir que cierto regusto enardeció la hombría de mis genitales. Ya, sin las ataduras de los correajes y mirando hacia el puente, supe que mi vida no corría peligro.

24 Respuestas

  1. Ummm, se ve que muchas primeras veces se parecen en la expectación que crean, y esta es de las mas fuertes, yo jamás lo haría, y de hecho no lo haré..
    Saludos. Asun.

  2. María Elena, me gusta tu relato porque además de estar bien escrito, enseña. De entrada me chirrió la palabra “insipiencia” y luego te vas a las fuentes y te enteras que es el antónimo de sapiencia. Yo no lo hubiera dicho.
    Del puenting, solo de imaginarme el arnés en mis zonas pudendas se pone el ….. como escarpia.
    Un beso

  3. Este relato me ha tocado la patata, como suele decirse.
    Aparte de la perfecta narración, el constante fluir de sensaciones te lo hace vivir en primera persona.
    Tiempo atrás tuve mi primer salto en paracaídas, y antes del momento crucial, lo que vivía esa muy similar a lo que narra tu protagonista.
    Eso si, yo no tuve ningún problema testicular. Ventajas de haberlos trasladado a la garganta…
    Un saludo afectuoso y mucha suerte.

  4. Has narrado con bastante exactitud de “sentires” esa primera vez, que bien podía ser un polvo o tirarse por el tobogán en el parque infantil. En fin, que en la segunda lectura se disfruta con el “engaño”

  5. Hola, Elena!

    Me ha gustado mucho tanto la narración en sí del hecho (no desvelado hasta el final) como la expectación que transmites al plantear una historia que se desde el principio se presenta bajo dos lecturas.

    Muy logrado!!!

    Te deseo mucha suerteee!!
    Un abrazo
    Marta

Dejar una respuesta