Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

88. La pastora del Monte Corona (María José Escudero)

La tía Silvana olía como el bosque en primavera y cuando bajaba a la fuente con el botijo de barro y las albarcas tostadas, la seguían por el prado dos perros pastores y una nube de mariposas blancas. Siendo casi una niña, la acorraló en Rioturbio el infame ingeniero francés que dirigía la mina, pero la casaron con un mozo bueno y distraído que sufría prontos de amargura y que un día desapareció en la playa de Comillas.

Enlutada y firme, se hizo cargo de la tierra y de las vacas. Y, como no tuvo hijos, veló por los de sus hermanas. Y así se mantuvo cuerda. Con un abrazo, ajo y perejil nos curaba todos los males;  y  las noches de tormenta y aguacero, con leche caliente y cuentos, nos distraía el hambre y nos  espantaba el miedo.

Ahora tiene la piel reseca como las paredes de su casa y,  junto a un cesto de recuerdos y secretos enredados, sólo espera que la vida se detenga. En un viejo arcón aguarda impaciente su  mortaja: una bata de alivio y un pañueluco de lana, regalo del maqui asturiano que, escondido entre sus sábanas, la enseñó a leer mientras la abrazaba.

 

 

 

 

 

Publicado en estanochetecuento.com el  13 de octubre de 2016

 

8 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    En pocas palabras, nos muestras la vida de una mujer laboriosa y, como tantas, protectora con los suyos, aguardando, junto a su memoria y secretos, el final. Leyéndo en voz alta tu hermoso relato es como mejor podemos disfrutar de su musicalidad y carga poética. Enhorabuena y suerte. Saludos.

  2. Ángel Saiz Mora

    Una mujer que ha pasado por todo tipo de avatares, generosa con su familia, que conoció a tres hombres dispares; el mejor, él último, que le enseñó a leer y con cuya prenda quiere irse de este mundo cuando le toque. Una pastora con historia, una resistente a su manera, no puede ser de otra forma siendo de esa tierra.
    Un abrazo y suerte, María José

  3. Begoña O. Cotero

    Un relato que me ha recordado el maravilloso día que pasé, hará siete años, cuando subí al Monte Corona acompañada de buenos amigos.
    La última parte, la que hace referencia al maqui, me ha gustado mucho.
    Un abrazo, María José.

  4. María Jesús Briones

    El personaje de Silvina, es todo un personaje, con muchos toques de humanidad que hacen de ella una realidad.
    Suerte y un besito virtual, María José

Dejar una respuesta