Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

80. La venganza de las especias (María Rojas)

Arquimio el Sordo, era un tirano cruel de ojos colorados y saltones. Su lacayo, un tal Mormesino, era quien se encargaba de llevarle y traerle los chismes que andaban por el reino y más allá de los mares.
Un día, el tirano se llenó de ira y dio la orden de matar a cinco de sus mejores navegantes por controvertir sus órdenes en cuanto al rumbo de navegación. Los hombres de mar, en esos momentos, ajenos a su suerte, buscaban con afán en los profundos y encrespados océanos, la Isla de la Especiería. Al cabo de dos meses regresaron los expedicionarios marinos, alegres, por haber conseguido el difícil propósito.
Arquimio el Sordo, de inmediato, los mandó llamar; quería, antes de asesinarlos, conocer la ruta a seguir para hallar tan codiciada Isla. Cargados con sacos repletos de especias se presentaron ante el tirano, y le contaron, que habían conocido a una seductora y sabia reina, que tomaba chocolate perfumado con vainilla y coloreado con achiote y ajíes, especias que le concebían saber y sensualidad. No acabando de decir esto, Arquimio el Sordo pidió que le prepararan tan exótica bebida. Cayó fulminado, sin decir ni mu… los navegantes también tenían su Mormesino.

27 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    Microrrelato de viajes, al estilo antiguo, casi como si formara parte de Calila E Dimna-legendario y a la vez pedagógico-. Es una composición muy sensitiva(por las especias) y llena de color. Los nombres propios son un acierto sensacional y exótico. Leo y padezco ansiedad porque también deseo saber el derrotero a tu ínsula. Pero lo mejor es que me imagino a La Reina porque mi mente es muy calenturienta, más bella que un amanecer, y aún a sabiendas del riesgo, deseo libar del bebedizo patrañero que urden para su defensa, porque el chocolate lo es todo, y la vainilla …ni te cuento; pero si además tiene su punto fogoso por el picante…¡Apaga Y Vámonos!
    Eres una escritora sugerente y plena de vida y matices.¡¡¡¡Qué Buen Vino eres O h M a r í a!!!
    S o b r e s a l i e n t e Y M o d e r n i s t a (al estilo también de Salvador Rueda)
    ¡Buen Estío por esos mares tuyos!

    J u a n ;
    E l G r u m e t e E b r i o D e P ó c i m a s.

    1. María Rojas

      Aprovecho la cálida mañana para darte las gracias, una vez más, por ser tan maravilloso en tus comentarios y dar animo a los que nos atrevemos a garabatear letras.

      Del poeta Rueda:

      “Aprendí administración de las hormigas; música, oyendo los aguaceros; escultura buscando parecido a los seres en las líneas de las rocas; color, en la luz; poesía, en toda la naturaleza”.

      Abrazos y besos de domingo por la mañana.

  2. martinzurita2000@yahoo.es

    Hola, María. Soy Eduardo Martín Zurita. Lo digo por sí sale el correo, que se me ha pedido para poder realizar el comentario. Coincido plenamente con tus comentaristas precedentes. Veo en tu texto un micro contado a la antigua usanza. Destila sensualidad a la par que nos deja una concusión nada despreciable: donde las dan las toman. Los tiranos la pagan hasta en los cuentos. Me gusta tu propuesta. Un beso y suerte.

  3. Ton

    Hola María.
    Precioso cuento de las mil y una noche. Creo que se lo voy a contar yo, esta noche, a mis sobrinitas. Lo disfrutaran, seguro.
    Enhorabuena,
    Ton.

  4. Ángel Saiz Mora

    No contaba el tirano, que se creía poseedor en exclusiva de información privilegiada, conque los canales divulgativos de Mormesino podían ser muy alargados y alcanzar hasta al último de sus súbditos.
    Un relato con sabor clásico. Dan ganas de probar ese chocolate, seguro que exquisito y sensual, aunque mejor que no, por sus fatales consecuencias.
    Un abrazo y suerte, María

    1. María Rojas

      Gracias, tocaya, tan gentil como buena escritora de micros.
      Para que no salga tu correo, pincha en como quieres aparecer.

      Abrazos fuertes.

  5. Hola, María.

    A modo de cuento antiguo nos pones sobre la mesa un relato de aventuras con sus intrigas, sus reinas hermosas y el asesinato del tirano. Gran idea, por la que te felicito.
    Me gustan esos nombres de tus protagonistas e imagino ese chocolate avainillado y ñam ñam…
    Un abrazo muy grande y muchísima suerte.

  6. Marta López Cuartero

    Me ha encantado María. He viajado, he olido las especias, he visto a la reina, y al final… pues también he intuido ese brebaje de la ambición que lo ha fulminado.
    Mucha suerte con tu propuesta.
    Un abrazo fuerte.

  7. María Rojas

    El último día del mes: Marta, Carles, Xavier y Ana, les estoy muy agradecida por los comentarios al relato del tirano y las especias.
    No le contesto a cada uno para poder comentar los de otros compañeros. El tiempo…

    Un abrazo de verano para los cuatro.

  8. Aunque muy tarde (como bien dices el tiempo…) comentarte que me ha encantado tu relato con sabor a cuento de los de verdad y además aromatizado de especias. Arquimio el Sordo se encontró con la horma de su zapato, cosa que nos llena de alivio. ¡Cómo nos gusta que los malos cobren su merecido en los cuentos! Lástima que en la realidad muchos de ellos se vayan de rositas. Felicidades, María, y muchísima suerte.

Dejar una respuesta