Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

50. LÍQUIDO AMNIÓTICO (REVE LLYN)

 El bebé de Annie McGowan no quiere nacer aquí, se niega a salir y no atiende a razones. Este es un lugar como otro cualquiera, no hay olas ni tempestades, tan sólo débiles corrientes y la perpetua tiniebla que nos ayuda a sobrellevar la realidad, no vemos el óxido en las aristas del buque ni se saturan nuestras retinas de verde liquen.

 Desde que Marjorie se cansó de barrer la capa de fango que tapiza el suelo no bailamos para no hundirnos en ella, además, los músicos se quejan de tener los dedos entumecidos y su repertorio nos resulta ya monótono y repetitivo. Como era el único ejercicio que veníamos haciendo empezamos a tener una textura blanda y elástica, como de medusa. No está mal, tenemos menos sensibilidad pero no duele nada.

 Hemos sabido que a la familia de Harold, el quinto oficial a bordo, pretenden cobrarle el uniforme que perdió durante el hundimiento. El pobre hombre se ha echado a  llorar de pura rabia e impotencia. En eso va a llevar razón el bebé de Annie,  aquí las lágrimas no sirven de nada.

 

39 Respuestas

  1. Towanda

    Hola, Evelyn.

    Un micro con partes mágicas y reales mezcladas como en una coctelera.
    Estupenda historia y tan bien narrada que merecerá estar en el podio.
    Felicidades.

    Un abrazo.

    1. Reve Llyn

      Jajaja tampoco es para tanto, pero he de reconocer que este mes superado el “trago” de la parte negativa del tema, he disfrutado escribiéndolo.
      Gracias por tu comentario Towanda.

      Un abrazo de vuelta.

  2. Ángel Saiz Mora

    A esto se le llama adaptarse al medio. Si cuando estamos en el vientre convivimos en un medio líquido, por qué no también cuando estamos fuera, de ahí que no se comprenda que el bebé se resista a salir. A partir de un famoso naufragio has creado un mundo propio y un tanto inquietante, donde la sal de las lágrimas se confunden con la inmensidad marina.
    Suerte y un saludo

  3. Modes Lobato Marcos

    Y el Titanic se convirtió en la casa de los espíritus…
    Un lugar donde la vida real, o irreal (acaso importa?), sigue fluyendo con total normalidad dentro de la anormalidad.
    Relato onírico, repleto de un realismo mágico a lo García Márquez en un entorno subacuatico (Joe, que frase más chuli me acaba de salir).

    Un placer dejarse mecer por él.

    BUENISIMO.

    (Es un orgullo decirte que eres mi mejor amiga).

    1. Reve Llyn

      ¡Te ha pasado con tu comentario Modes! Solo mi mejor amigo me habría dicho eso de “a lo García Márquez” ¡¿Ah?! ¿qué lo has puesto por lo chuli que te quedaba en la frase? Te lo consiento por la amistad que nos une y no llena de orgullo ¿y satisfacción? (ya puestos quedémonos satisfechos).

  4. Ana Fúster

    Me gusta esa cotidianidad en el mundo de espectros que has creado conviviendo con imágenes oníricas como la de la textura de medusa. Besos y suerte, Evelyn.

    1. Reve Llyn

      Quería relatar esa cotidianidad, pero no de espectros, sino de personas, o lo que quiera que sean, seres con sus cosas y sus problemas como todos.

      Un besazo Ana.

  5. Salvador Esteve

    Evelyn, la vida surgió del mar, por lo tanto tu espléndido título está lleno de coherencia. Los protagonista han vuelto a la primigenia, esa entraña marítima de donde surgió todo. Muy bueno. Abrazos.

  6. En la primera lectura me resulta “raro”, no me entero. Veré la segunda: Vale, de fantasmas. Interpreto que las almas de los ahogados se están diluyendo en el vientre de la Tierra. Se lee muy bien, pero guarda aspectos que no descubro, me hundo.

    1. Reve Llyn

      Si me dices que lo has leído dos veces me doy por requetesatisfecha. Apenas puedo leer todos y tu te tomas la molestia de leer el mío una segunda vuelta.
      No pensaba en fantasmas cuando lo escribí, sino en seres viviendo sus vidas, con sus preocupaciones y sus cosas como todos. Quería huir un poco de la tragedia del tema del mes, dar a entender que nada pierde quién muere, nada gana quién se salva, y crear un mundo diferente dónde las cosas sean distintas, pero no tanto (¡por ambición que no quede!).

      Por cierto, cuidado con ese “me hundo” final que ya sabes dónde te pude llevar.
      Muchísimas gracias por comentar Javier.

  7. Me ha encantado la atmósfera que has creado en torno a esos seres que han logrado de alguna manera vivir bajo las aguas. Las lágrimas, si a veces en tierra son inútiles, en el mar, como bien dices, no sirven de nada. Me ha gustado la reflexión. El título, como ya te han dicho varios compañeros, muy acertado. Suerte y saludos

  8. Isabel

    Qué bien lo has contado Reve. Esa vida en tinieblas de los que perecieron. Y esos cuerpos hundidos, es muy fácil imaginarles, decadentes, amorfos…
    Me ha gustado la imagen de Marjorie barriendo el fango y rindiéndose a él.
    Estremecedor.

    1. Reve Llyn

      He de confesarte…que en ocasiones…soy Marjorie barriendo las migas de la cocina…¡nunca se acaban!

      Isabel, gracias por tu comentario y por esa última palabra.

  9. Mª Belén Mateos

    Un relato plagado de fantasmas, que conviven en el fondo del mar llevando una vida monótona y aburrida. Lo narras de una cierta manera poética que en vez de asustar te despiertan sentimientos de ternura y pena. Un resultado precioso.
    Un beso Reve

  10. Yo te voy. A dar mi interpretación que probablemente me haga naufragar por si acierto y te sirve de algo. Yo veo a gente en el bote salvavidas, un bebé que se niega a salir en ese dramático momento, y las vivencias que sufren a bordo de esos intempestivos botes con la terrible visión de fondo del Titanic. Será o no la correcta, pero a mí me ha dado esa idea tan original. Saludos y suerte, Reve.

  11. Siento simpatía por esa comunidad de fantasmas tan bien aclimatados a su nuevo medio, cansados ya de barrer el fango y aburridos del repertorio de los músicos, y que sin embargo, parece que reciben noticias del mundo de los vivos (se enteran de que a la familia de un oficial pretenden cobrarle el uniforme que perdió durante el hundimiento), lo que le da un aire de realidad (o realismo mágico si prefieres). Me ha parecido un relato tierno, mágico y muy bien narrado. Felicidades.
    Suerte y abrazos

  12. Reve Llyn

    Es cierto, pueden despertar simpatía. Sus “vidas” no son tan distintas a las de los vivos. A veces el surrealismo es más real que la realidad. Gracias por tu comentario Anna.

Dejar una respuesta